Plesiosaurios, pliosaurios, hibodontos: una mirada retrospectiva a tres depredadores de los mares jurásicos

pliosaurio Liopleurodon

Al igual que los ictiosaurios, los plesiosaurios dieron a luz crías vivas

Los restos fosilizados de un ictiosaurio gigante, coloquialmente conocido como "dragón marino", fueron descubiertos recientemente en la Reserva Natural Rutland Water en el Reino Unido. Con una longitud de al menos diez metros y un cráneo que pesa aproximadamente una tonelada, es el ictiosaurio más grande y completo de su tipo encontrado hasta la fecha en Gran Bretaña.

El esqueleto fue descubierto en febrero de 2021 por Joe Davis de Leicestershire and Rutland Wildlife Trust. Fue cuidadosamente excavado en agosto y septiembre de 2021 por un equipo de paleontólogos reunidos en todo el Reino Unido, dirigido por el experto en ictiosaurios Dr. Dean Lomax y el conservador paleontológico Nigel Larkin.

Con base en el análisis de fósiles microscópicos del sedimento circundante, se pudo determinar que el ictiosaurio de Rutland tiene aproximadamente entre 181,5 y 182 millones de años. La anatomía de la criatura sugiere que lo más probable es que pertenezca a la especie Temnodontosaurus trigonodon. Esto lo convertiría en la primera aparición de esta especie de ictiosaurio en el Reino Unido.

Es un error común pensar que los ictiosaurios eran "dinosaurios nadadores". Pero en realidad eran un grupo de reptiles marinos que vivieron durante la era Mesozoica (hace entre 66 y 252 millones de años). Como grandes depredadores exitosos, fueron fundamentales para los ecosistemas marinos mesozoicos.

El número de especies de ictiosaurios alcanzó su punto máximo durante el período Triásico (hace entre 250 y 201 millones de años) y especialmente el período Jurásico (hace 201 a 145 millones de años). Pero estos no fueron los únicos depredadores que patrullaban los mares prehistóricos. Sumerjámonos y echemos un vistazo a otras tres criaturas marinas extintas que dominaron los océanos del Jurásico.

ictiosaurio Temnodontosaurus trigonodon

Imagen: Una reconstrucción del ictiosaurio de Rutland Temnodontosaurus trigonodon

Plesiosaurios

Los plesiosaurios (que significa "cerca del lagarto") eran un grupo de grandes reptiles marinos de cuello largo que pertenecen al orden Plesiosauria. Estos animales aparecieron en el período Triásico Tardío y se hicieron especialmente frecuentes durante el período Jurásico. Prosperaron hasta su desaparición en el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno, hace aproximadamente 66 millones de años. Los plesiosaurios existieron en los océanos de todo el mundo: en los mares europeos y alrededor del Océano Pacífico, incluidos Australia, América del Norte y Asia.

Los plesiosaurios variaban en longitud desde menos de 2 metros hasta más de 17 metros [PDF]. Algunas especies tenían cuellos increíblemente largos, casi el doble que el resto de su cuerpo.

Los plesiosaurios tenían un cuerpo ancho y plano, cola corta y cuatro largas aletas que hacían de este animal un fuerte nadador. También tenían una cabeza pequeña, pero estaban llenos de afilados y puntiagudos dientes para facilitar su dieta carnívora de peces y moluscos antiguos parecidos a calamares. Al igual que los ictiosaurios, los plesiosaurios dieron a luz crías vivas. El primer esqueleto casi completo de Plesiosaurus fue descubierto en 1823 en Lyme Regis, Dorset en el Reino Unido por la paleontóloga pionera Mary Anning.

Pliosaurios

Los pliosaurios (que significa "más lagarto") son otro grupo de reptiles marinos del Jurásico que pertenecen al orden Plesiosauria. Pero a diferencia de sus primos plesiosaurios de cuello largo, estos animales tenían cuellos cortos con una cabeza grande y alargada similar a los cocodrilos. Los pliosaurios variaban entre cuatro y diez metros de largo, pero podían medir hasta 15 metros. Los pliosaurios también tenían dos pares de poderosas paletas y una cola relativamente corta.

plesiosaurio

Imagen: Los Plesiosaurios vivieron durante el período Jurásico.

Durante ciertas partes del período Jurásico, fueron los principales depredadores del océano. Las poderosas mandíbulas de la criatura contenían dientes afilados y cónicos que usaban para alimentarse de peces, tiburones, ictiosaurios y otros plesiosaurios.

Este género está representado por cuatro especies (R. cramptoni, R. propinquus, R. thorntoni y R. zetlandicus) y todos los especímenes conocidos actualmente se han descubierto en Yorkshire y Northamptonshire en el Reino Unido. Al igual que los plesiosaurios, los pliosaurios se extinguieron en el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno hace 66 millones de años.

Tiburones hibodontos

Hybodus (que significa "diente jorobado") fue un extinto género de tiburón que aparece por primera vez hacia el final del período Pérmico (hace 260 millones de años). Tuvo un gran éxito en los mares jurásicos poco profundos, lejos de las aguas profundas que habitaban los plesiosaurios y los pliosaurios.

fósil de tiburón Hybodus fraasi

Imagen: Un fósil de Hybodus fraasi de Alemania. Crédito: Wikimedia commons, CC BY

Este género poseía cuerpos fusiformes aerodinámicos (en forma de huso, alargados y afilados en ambos extremos) que les permitían moverse rápidamente a través del agua. También tenían dos aletas en el lomo que les habrían ayudado a conducir con precisión. Estos oportunistas depredadores crecían típicamente hasta aproximadamente dos metros de largo.

Hybodus consumía una gran variedad de presas gracias a sus dientes, que estaban dispuestos en dos grupos. En la parte delantera había afilados y puntiagudos dientes que eran útiles para agarrar presas, incluidos peces y calamares; mientras que los dientes posteriores eran redondeados y más adecuados para triturar las conchas de los crustáceos.

De hecho, se encontró un espécimen de Hybodus perteneciente a la especie H. hauffianus de Holzmaden en Alemania relleno de belemnites (moluscos cefalópodos extintos), lo que sugiere que esta criatura murió después de abusar de demasiadas rostra de belemnite (conchas).

Los hibodontos se extinguieron hacia el final del período Cretácico superior, hace unos 66 millones de años. Los primeros dientes fosilizados de Hybodus se encontraron en el Reino Unido a mediados del siglo XIX, pero ahora se han recuperado restos que incluyen esqueletos, dientes aislados y espinas de cabeza y aletas en Asia, Europa, África y América del Norte.

Imagen de cabecera: El Liopleurodon era un pliosaurio del período Jurásico.

Etiquetas: PlesiosaurioPliosaurioHibodontoJurásico

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: