Peces podridos ayudan a resolver el misterio de cómo se forman los fósiles de tejidos blandos

Pez fósil

La química específica del tejido determina su probabilidad de convertirse en fósil

Una nueva investigación en la Universidad de Leicester ha transformado la comprensión de los científicos sobre cómo se forman espectaculares fósiles con delicados tejidos blandos.

Si bien la mayoría de los fósiles son tejidos "duros", como huesos, conchas o dientes, algunos raros sitios en todo el mundo tenían condiciones únicas que permitieron que los minerales fosilizaran partes blandas como la piel, los músculos y otros órganos, incluso los frágiles globos oculares de algunas antiguas criaturas.

Pero un aspecto de esta rara preservación que ha preocupado a los científicos es por qué algunos órganos internos parecen fosilizarse más comúnmente que otros.

Investigadores del Centro de Paleobiología de Leicester desarrollaron un experimento para estudiar la química dentro de un pez en descomposición y mapear los niveles de pH de sus órganos internos en el transcurso de la descomposición del cadáver durante dos meses y medio.

Sus hallazgos muestran que la química específica del tejido de cada órgano gobierna su probabilidad de ser reemplazado por minerales.

Este resultado explica por qué algunos tejidos se convierten más fácilmente en fósiles de fosfato de calcio que capturan detalles de alta resolución del material más frágil de una criatura, mientras que otros órganos aparentemente se pierden en el tiempo.

fosfatización

Imagen: Dos hipótesis sobre el control de la fosfatización interna selectiva de los tejidos blandos.

El Dr. Thomas Clements, ahora de la Universidad de Birmingham, dirigió el estudio durante su tiempo como investigador de doctorado en Leicester. Dice que "una de las mejores maneras en que los tejidos blandos pueden convertirse en roca es cuando son reemplazados por un mineral llamado fosfato de calcio (a veces llamado apatita). Los científicos han estado estudiando el fosfato de calcio durante décadas tratando de comprender cómo ocurre este proceso, pero una pregunta que simplemente no entendemos es por qué algunos órganos internos parecen más propensos a conservarse que otros".

"Diseñamos un experimento observando pescado podrido, que era repugnante y maloliente, pero hicimos un descubrimiento interesante".

"Los órganos no generan microambientes especiales: todos se pudren juntos en una especie de 'sopa'. Esto significa que es la química específica del tejido de los órganos lo que determina su probabilidad de convertirse en fósiles".

Para que un tejido se fosfatice, su pH debe caer por debajo de pH 6,4. A esta acidez, si el fósil se entierra rápidamente, el fosfato de calcio y otros minerales pueden iniciar el proceso de fosilización que conserva el exquisito detalle de algunos tejidos blandos.

Uno de los mejores ejemplos de tales fósiles incluye un pulpo de la era Cretácica del extinto género Keuppia desenterrado en el Líbano, que se estima que tiene al menos 94 millones de años.

pulpo Keuppia

Imagen: Los restos fosilizados de Keuppia, un género extinto de pulpo (Crédito: Jonathan Jackson/NHMUK) junto con la impresión de un artista de cómo podría haber sido el animal (Crédito: Smokeybjb, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia).

Sarah Gabbott es profesora de paleobiología y coautora del artículo. El profesor Gabbott agregó que "ver y registrar (y oler) cómo se pudre un pescado puede no ser la idea científica de la mayoría de las personas, pero para los paleontólogos es crucial comprender el proceso de descomposición para revelar qué características anatómicas de un animal probablemente se convertirán en un fósil y cómo se verán".

"Estamos realmente satisfechos con los resultados porque ahora podemos explicar, por ejemplo, por qué los fósiles a menudo conservan el intestino de un animal pero nunca conservan su hígado".

La investigación se he publicado ayer lunes en Paleontology: Experimental analysis of organ decay and pH gradients within a carcass and the implications for phosphatization of soft tissues

Etiquetas: FormaciónFósilTejido blando

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: