Científicos identifican en Etiopia una nutria fósil del tamaño de un león

nutria gigante del género Enhydriodon

Con un peso estimado de 200 kg, es la nutria más grande jamás descrita

Los científicos han identificado en Etiopía una nueva especie de nutria extinta hace mucho tiempo que era del tamaño de un león moderno. Con un peso estimado de 200 kilogramos, es la nutria más grande jamás descrita; se habría codeado, y posiblemente competido por la comida, con nuestros ancestros mucho más pequeños cuando vivió junto a ellos hace 3,5 millones a 2,5 millones de años.

"Lo peculiar, además de su enorme tamaño, es que los isótopos en sus dientes sugieren que no era acuática, como todas las nutrias modernas", dijo el coautor del estudio Kevin Uno, geoquímico del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Escuela del Clima de Columbia. "Descubrimos que tenía una dieta de animales terrestres, que también difiere de las nutrias modernas".

Las nutrias actuales pesan de 4 a 13 libras para la nutria asiática de garras pequeñas, hasta alrededor de 70 libras para la nutria gigante sudamericana y 100 libras para la nutria marina del Pacífico Norte. Se sabe que varias nutrias gigantes han poblado Eurasia y África desde hace unos 6 millones a 2 millones de años.

Entre estos, el extinto género Enhydriodon es el más conocido porque sus restos, aunque fragmentarios, se han encontrado en muchos lugares, particularmente en el este de África. La especie recién descrita ha sido nombrada Enhydriodon omoensis, en honor al valle del Bajo Omo en el suroeste de Etiopía, donde fue descubierta.

nutria gigante Enhydriodon omoensis

Imagen: Reconstrucción de la nutria Enhydriodon omoensis (al fondo), comparada con tres especies actuales, de izquierda a derecha: la nutria gigante sudamericana; la nutria marina; y una nutria africana. E. omoensis ocupó el valle del Bajo Omo de Etiopía al mismo tiempo que los ancestros humanos conocidos como australopitecinos (aquí se muestra para comparar el tamaño con un humano moderno). El fémur de la nutria y los restos dentales se muestran en recuadros. (© Sabine Riffaut, Camille Grohé / Palevoprim / CNRS – Universidad de Poitiers)

Los fósiles fueron descubiertos por varios equipos de excavación internacionales a lo largo de los años. Los autores del nuevo estudio, dirigido por Camille Grohé de la Universidad de Poitiers, basaron sus estimaciones de masa corporal en las dimensiones de los dientes y el fémur de los animales.

Tradicionalmente, las nutrias del género Enhydriodon se han considerado semiacuáticas y se alimentan de moluscos, tortugas, cocodrilos y bagres, todos comunes en los ambientes de agua dulce de África. Uno testeo esta idea analizando isótopos estables de oxígeno y carbono en el esmalte dental de Enhydriodon omoensis.

Los valores relativos de los isótopos estables de oxígeno pueden dar una indicación del hábitat que ocupa un animal. Presumiblemente, los valores en la nutria fósil deberían haber sido cercanos a los de los hipopótamos fósiles u otros animales semiacuáticos. En cambio, la nutria gigante de Omo tenía valores similares a los de los mamíferos terrestres, en particular los grandes felinos y las hienas de los depósitos de fósiles de Omo.

dientes de nutria gigante        fémur de nutria gigante

Los isótopos de carbono en los dientes pueden proporcionar información sobre el tipo de presa que consume una criatura. Estos revelaron que Enhydriodon omoensis era capaz de cazar presas que consumían una amplia variedad de plantas terrestres, desde pastos tropicales hasta vegetación de árboles.

Los autores planean tomar más ampliamente muestras de fósiles de nutrias africanas para realizar estudios del esmalte dental y la forma y estructura de los huesos largos, con el fin de comprender qué lugar ocuparon estas nutrias gigantes en ecosistemas pasados y las causas de su extinción, hace unos 2 millones de años.

Un artículo que describe al animal acaba de aparecer en la revista científica francesa Comptes Rendus Palevol: Lutrinae Bonaparte, 1838 (Carnivora, Mustelidae) from the Plio-Pleistocene of the Lower Omo Valley, southwestern Ethiopia: systematics and new insights into the paleoecology and paleobio­geography of the Turkana otters

Etiquetas: NutriaGiganteLeónEtiopia

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: