Desenterrado nuevo monstruo marino 'serpiente cara de cocodrilo'

plesiosaurio Serpentisuchops pfisterae
Interpretación artística de cómo pudo haber sido el plesiosaurio hace millones de años. (Crédito de la imagen: Nathan Rogers)

Nombrado Serpentisuchops pfisterae, usó su largo cuello y su enorme mandíbula para atrapar peces

Hace millones de años, un enorme reptil marino de cuello largo se deslizaba a través de las aguas de una antigua vía marítima en lo que ahora es Wyoming, Estados Unidos, agitando de un lado a otro su serpentino cuello y usando sus mandíbulas parecidas a las de un cocodrilo para atrapar peces y otras pequeñas criaturas marinas.

Los paleontólogos descubrieron en 1995 los fósiles de este sinuoso monstruo marino durante una excavación en la parte superior mínimamente explorada de Pierre Shale, una formación geológica que data del período Cretácico Superior (hace aproximadamente 101 millones a 66 millones de años). Y a diferencia de otros plesiosaurios, este animal tenía características físicas que lo diferenciaban de otros miembros de este extinto grupo de reptiles marinos.

"Los plesiosaurios normalmente vienen en dos variedades o tipos morfológicos distintos y tienen un largo cuello parecido a una serpiente con una cabeza pequeña, o un cuello corto y una mandíbula larga parecida a la de un cocodrilo", dijo Walter Scott Persons IV, paleontólogo del Colegio de Charleston en South Carolina y autor principal del estudio. "En este caso, esta extraña y única criatura es un cruce entre los dos".

Los paleontólogos llamaron al animal Serpentisuchops pfisterae, que se traduce como "serpiente cara de cocodrilo". Los restos de esta criatura de 23 pies de largo (7 metros) han estado en exhibición en el Museo Paleontológico Glenrock cerca de Casper, Wyoming, desde que los fósiles fueron desenterrados hace más de 25 años.

"La primera vez que vi al Serpentisuchops pfisterae", dijo Persons, "todavía estaba en la escuela primaria".

Persons con fósiles de Serpentisuchops pfisterae

Imagen: El paleontólogo Walter Scott Persons IV sostiene un fragmento del cráneo de Serpentisuchops pfisterae, una nueva especie descubierta en Wyoming. (Crédito de la imagen: Amanda Kelley)

En las décadas posteriores, los paleontólogos han realizado detallados estudios de los restos del animal, que representan alrededor del 35% del cuerpo e incluyen su "mandíbula inferior bellamente conservada, una cantidad considerable de su cráneo, su cuello completo, vértebras, la mayor parte de su cola y unas costillas, dijo Persons.

"Las únicas piezas que nos faltan son elementos de sus extremidades o aletas", que usaba para nadar, agregó.

También se encontraron en el sitio rico en esquisto, descrito por Persons como parecido a "la superficie de la luna" o "un viaje a Mordor", 19 dientes; solo uno estaba todavía en su lugar en la mandíbula del espécimen, mientras que el resto estaba esparcido entre los restos. Sin embargo, según el estudio, la presencia de raíces en la mandíbula confirmó que los dientes eran de este espécimen en particular y no de otro plesiosaurio.

huesos fósiles del Serpentisuchops pfisterae

Imagen: Fósiles de Serpentisuchops pfisterae

"Los dientes altos y cónicos son lisos y no dentados con un borde cortante, por lo que este animal no habría podido morder huesos gruesos", dijo. "Los dientes tenían una sola función, que era hacer un muy buen trabajo apuñalando y ensartando presas. Probablemente perseguían escurridizas presas que no darían mucha pelea, como pequeños peces o abundantes cefalópodos".

Este nuevo hallazgo "revela un ecotipo completamente nuevo, un animal que está especializado de una manera diferente a todos los demás plesiosaurios que existían al mismo tiempo, con adaptaciones para hacer algo diferente y ser bueno para ganarse la vida entre los otros animales que compartían su entorno", dijo.

Los investigadores revelaron sus hallazgos sobre esta nueva especie en un estudio publicado en línea el 26 de septiembre en la revista iScience: A long-snouted and long-necked polycotylid plesiosaur from the Late Cretaceous of North Americ

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: