Científicos descubren cocodrilo que coexistió con los dinosaurios

Titanochampsa iorii
Reconstrucción de Titanochampsa iorii. Crédito de la imagen: Julia d'Oliveira.

Durante mucho tiempo se pensó que el cráneo de Titanochampsa iorii pertenecía a un dinosaurio

Investigadores de la Universidad de São Paulo descubrieron una nueva especie de cocodrilo que vivía junto a los dinosaurios. Estos cocodrilos gigantes vivieron hace entre 72 y 66 millones de años en el actual Brasil.

Llamado "Titanochampsa iorii", el cocodrilo medía entre 10 y 20 pies de largo (3 a 6 metros) y tenía una mordida muy fuerte, según la declaración de los investigadores.

El fósil, que se compone principalmente de un techo de cráneo parcialmente intacto y la mayor parte del lado derecho del reptil, fue descubierto en 1987 en el distrito de Monte Alto del estado brasileño de São Paulo. Sin embargo, debido a la estructura fragmentaria del cocodrilo, durante mucho tiempo se pensó que era un cráneo de dinosaurio.

Gracias a estudios posteriores, el cráneo fue reconocido como un "cráneo crocodiliforme fragmentario".

El cocodrilo jurásico probablemente pertenece al grupo Neosuchia, que también contiene todos los cocodrilos vivos en la actualidad y sus parientes fósiles más cercanos.

"Tanto el gran tamaño de Titanochampsa iorii como su inferida fuerte mordida son compatibles con un estilo de vida anfibio, incluido el comportamiento de emboscada, como se ve en la mayoría de los cocodrilos hoy en día y coincide con su posible afinidad con Eusuchia", escribieron los científicos en el estudio.

"Hay señales obvias de abrasión en la superficie del techo, pero aún se puede observar la ornamentación, principalmente en el escamoso, en la esquina lateral del cráneo", mencionan también en el estudio.

Hoyos espaciados y tenues surcos

Además de todos los hallazgos realizados por los investigadores, se dijo en el trabajo de investigación que la especie de cocodrilo recién definida tenía en su cráneo hoyos espaciados y tenues surcos.

cráneo de Titanochampsa iorii

"Finalmente, el gran tamaño estimado para el espécimen, que oscila entre 2,98 y 5,88 metros, junto con su posible afinidad neosuquiana, sugiere un posible comportamiento semiacuático", escribieron los investigadores en el estudio.

"Titanochampsa iorii contribuye a una mejor comprensión de los aspectos evolutivos de los cocodrilos y por qué Neosuchia (todos los cocodrilos modernos existentes y sus parientes fósiles más cercanos) tuvo éxito, mientras que la gran mayoría de los crocodiliformes se extinguieron al final del período Cretácico”, dijo el paleontólogo y coautor del estudio Thiago Fachini.

El estudio fue publicado en Historical Biology: A large-sized mesoeucrocodylian from the Late Cretaceous of Brazil with possible neosuchian affinities

Etiquetas: CocodriloDinosaurio

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo