Este trilobite tenía el tridente de Neptuno por nariz

trilobite Walliserops trifurcatus
Walliserops trifurcatus era un trilobite con un tridente. Los científicos han debatido durante mucho tiempo el propósito de la herramienta. Crédito: Alan D. Gishlick

Puede ser el ejemplo más antiguo conocido de combate sexual especializado en el reino animal

Walliserops trifurcatus no era como los otros trilobites. Claro, tenía un cuerpo como un cruce entre una cochinilla y un cangrejo de herradura. Pero también empuñaba un inmenso tridente de hoja plana, que sobresalía de su frente como un adorno de capó de gran tamaño y recordaba la herramienta de tres puntas del dios griego Poseidón (conocido por los romanos como Neptuno).

En una investigación publicada el lunes, dos científicos argumentan que el tridente de la criatura de tres pulgadas de largo sirvió como arma para combates con machos rivales hace unos 400 millones de años, en quizás el ejemplo más antiguo conocido de combate sexual especializado.

"Cuando vemos algo como el 'tenedor' en el Walliserops, sugiere selección sexual porque es realmente extremo", dijo Alan Gishlick, paleontólogo de la Universidad Bloomsburg de Pensilvania y autor del estudio. "Es solo una cuestión de cómo lo analizas".

La selección sexual, rasgos anatómicos que surgen a través de milenios de acumulación de caprichos románticos de una especie, produce algunas de las características más extrañas en los animales de hoy, dijo el Dr. Gishlick. A veces, son decoraciones para atraer la atención de una hembra, como las plumas de la cola de un pavo real o los vibrantes colores en el vientre de un lagarto. Ocasionalmente, son para el combate, ya que los machos luchan entre sí por el acceso a las hembras, como en el caso de los cuernos de venado.

"Los métodos de combate sexual probablemente se remontan a que existen organismos complejos que tienen relaciones sexuales", dijo el Dr. Gishlick. Pero es más complicado identificar rasgos seleccionados sexualmente en animales extintos, en parte porque es imposible observar su comportamiento social. Eso ha llevado a algunos investigadores a pecar de precavidos y buscar explicaciones prácticas alternativas para las crestas, las espinas o los tridentes.

trilobite Walliserops trifurcatus

Imagen: El trilobite W. trifurcatus en el centro con un escarabajo actaeón en la parte superior y un escarabajo rinoceronte japonés en la parte inferior. Los investigadores compararon a los trilobites con criaturas vivas que utilizan esos apéndices para el combate sexual. Alan D. Gishlick

Desde su descripción en 2001 tras su descubrimiento en Marruecos, algunos investigadores de trilobites han sugerido que el tenedor de tres palas de Walliserops era un arma defensiva. Otros han conjeturado que podría servir como herramienta de alimentación. Pero el Dr. Gishlick y su colega Richard Fortey, paleontólogo del Museo de Historia Natural de Londres, descartaron ambas posibilidades: El largo y rígido tridente no es lo suficientemente móvil para una defensa eficaz, y es demasiado largo y tiene un ángulo extraño para buscar comida.

El equipo introdujo otra línea de evidencia: un espécimen de Walliserops en exhibición en el Museo de Ciencias Naturales de Houston, que creció hasta la madurez con un tridente deformado. Los animales salvajes con graves deformidades en sus mecanismos de alimentación o defensivos generalmente no sobreviven hasta la edad adulta, dijo el Dr. Gishlick.

Pero las estructuras de selección sexual malformadas son diferentes. "En realidad, no obstaculizan la supervivencia", dijo. "Un pavo real con un montón de plumas cortas y opacas podría incluso vivir más tiempo. Simplemente no te ayudan a aparearte".

Los científicos midieron los tridentes de varios especímenes de Walliserops y los compararon con los de los escarabajos rinoceronte vivos, que tienen un elaborado casco que los machos usan para luchar entre sí. Algunos, como el escarabajo rinoceronte calibrador, cercan con puntas largas y rectas. Otros intentan luchar y hacer palanca.

Descubrieron que el arma del Walliserops se parece más al escarabajo rinoceronte japonés, que usa su cuerno en forma de rastrillo para voltear a los pretendientes rivales. El fangoso lecho marino del Marruecos prehistórico puede haber sido escenario de pequeños combates, con trilobites tridentes maniobrando para posicionarse, antes de que un repentino movimiento convulsivo de uno de ellos dejara al perdedor volcado y tambaleándose en la columna de agua.

trilobite Walliserops trifurcatus

Imagen: El escarabajo rinoceronte japonés, en la parte trasera, usa su cuerno para voltear a los pretendientes rivales, y los investigadores plantean la hipótesis de que el trilobite W. trifurcatus hizo algo similar. Alan D. Gishlick

Este tipo de armas seleccionadas sexualmente tienden a estar presentes solo en los machos, dijo Robert J. Knell, paleontólogo de la Universidad de Hull en Inglaterra que no participó en el estudio. Las diferencias sexuales son difíciles de identificar en el registro fósil. Hasta el momento, dijo el Dr. Knell, no se ha identificado de manera concluyente a ningún Walliserops hembra, aunque es posible que W. tridens, una especie contemporánea con un tridente mucho más corto, pueda cumplir los requisitos.

El armamento sexual también tiende a crecer significativamente en relación con el tamaño del cuerpo de un animal, dijo el Dr. Knell, y no está convencido de que eso esté sucediendo en el Walliserops. Pero reconoce que la mayoría de los signos que usan los investigadores para identificar tales rasgos se desarrollaron al observar animales terrestres. Para los animales acuáticos, tales órganos pueden desarrollarse de manera diferente.

"No estoy convencido de que ahí haya una prueba irrefutable", dijo el Dr. Knell. "Pero creo que han hecho un buen trabajo al excluir otras explicaciones".

La investigación se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Science: Trilobite tridents demonstrate sexual combat at 400 Mya

Etiquetas: TrilobiteTridenteCombate sexual

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo