Se descubre en Panamá un manglar petrificado de 23 millones de años escondido a plena vista

manglar petrificado en Panamá
Una muestra de madera fosilizada descubierta en la isla de Barro Colorado en Panamá. (Crédito de la imagen: Christian Ziegler)

Los fósiles sugieren que el centro de Panamá alguna vez fue el hogar de un vasto bosque de manglares

Un antiguo bosque de manglares con árboles que se elevaban hasta 130 pies de altura (40 metros) fue descubierto más de 20 millones de años después que un flujo de lodo volcánico lo cubriera en lo que hoy es Panamá, revela un nuevo estudio.

Los investigadores descubrieron los fósiles por primera vez en 2018 durante una expedición geológica en la isla de Barro Colorado (BCI, por sus singlas en inglés). La isla se encuentra en el lago artificial Gatún de Panamá, que miles de barcos cruzan cada año mientras navegan por el Canal de Panamá.

BCI alguna vez formó parte de un paisaje montañoso que quedó parcialmente sumergido en 1913, cuando los ingenieros construyeron una represa en el río Chagres para construir el canal, y fue reservado como reserva natural en 1923. Hoy en día, los bosques tropicales de BCI se encuentran entre los más estudiados del mundo.

isla de Barro ColoradoImagen derecha: Monumento Natural Barro Colorado

"Nunca imaginamos que habría madera fósil en BCI", dados los numerosos científicos que han estudiado la isla durante el siglo pasado; "nadie los había informado", dijo el coautor del estudio Carlos Jaramillo, geólogo del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales en Panamá. Los fósiles "son difíciles de distinguir de cualquier otro árbol en descomposición del bosque", porque parecen tocones podridos, dijo Jaramillo.

A pesar de su apariencia, los fósiles de manglares en realidad están increíblemente conservados, dijo Jaramillo. Esto se debe a que una erupción volcánica enterró los árboles hace unos 23 millones de años durante la época del Mioceno temprano (hace 23 millones a 5,3 millones de años), lo que ralentizó la descomposición y congeló el paisaje en el tiempo.

"Las muestras de madera fósil, también conocida como madera petrificada, almacenan una gran cantidad de información", dijo la autora principal del estudio, Camila Martínez Aguillón, paleoecóloga de la Universidad EAFIT de Colombia. La estructura celular se mineraliza a lo largo de los eones y se conserva intacta, lo que ofrece a los investigadores "una gran y rara oportunidad de viajar al pasado", dijo Martínez Aguillón.

manglar petrificado en Panamá

Imagen: La investigadora Karen Cárdenas sentada junto a un manglar fósil en la isla de Barro Colorado. (Crédito de la imagen: Christian Ziegler)

Los investigadores examinaron 121 muestras de madera fosilizada que yacían expuestas en un pequeño arroyo en la BCI y encontraron que 50 de ellas pertenecían a una especie previamente desconocida, a la que llamaron Sonneratioxylon barrocoloradoensis. Las especies fósiles recién descubiertas se parecen a los manglares que crecen en el sudeste asiático; Australasia, región que incluye Australia, Nueva Zelanda y algunas islas circundantes; y partes del África tropical actual, dijo Martínez Aguillón.

Pero el bosque antiguo era mucho más alto que los manglares modernos, según el estudio.

Mientras que las copas de la mayoría de los manglares vivos alcanzan alrededor de 13 metros (43 pies) de altura, S. barrocoloradoensis crecía hasta alrededor de 25 m (82 pies) y podía elevarse hasta 40 m (130 pies).

manglar moderno

Imagen: Las especies de manglares fósiles recién descubiertas crecieron más que los manglares que crecen hoy en el sudeste asiático (en la foto). (Crédito de la imagen: Reinhard Dirscherl)

Los árboles antiguos probablemente desarrollaron las mismas estrategias de supervivencia que usan los manglares hoy en día, prefiriendo las aguas salobres a las aguas oceánicas altamente salinas, dijo Jaramillo. El bosque bordeaba una estrecha península que conectaba el actual centro de Panamá con América del Norte antes de que se formara el Istmo de PanamáIstmo de Panamá, hace entre 23 y 3 millones de años.

Todos los fósiles de manglares se encontraban en un estado de conservación similar, lo que llevó a los investigadores a pensar que el bosque fue arrasado por una única erupción volcánica que inundó de barro el paisaje.

Desde que los investigadores descubrieron por primera vez fósiles de madera en la isla de Barro Colorado, "la gente ha estado encontrando muchos más por toda la isla", dijo Jaramillo.

El estudio se ha publicado en la edición de marzo de 2024 de la revista Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology: An early Miocene (Aquitanian) mangrove fossil forest buried by a volcanic lahar at Barro Colorado Island, Panama

Etiquetas: ManglarPetrificadoFósilPanamá

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo