updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Especies invasoras pueden desencadenar extinciones masivas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

vida marina en el Devónico

Un estudio muestra cómo especies invasoras detuvieron nuevas formas de vida en el Devónico

Encontrada la clave del colapso de la vida marina de la Tierra hace 378 a 375 millones de años

Alycia Stigall, Universidad de Ohio La llegada de especies invasoras pueden detener el proceso natural dominante de la formación de nuevas especies y provocar eventos masivos de extinción, de acuerdo a los resultados de la investigación publicada ayer en la revista PLoS ONE.

El estudio del colapso de la vida marina de la Tierra hace 378 hasta 375 millones años sugiere que los ecosistemas actuales del planeta, que están luchando contra la pérdida de biodiversidad, podrían tener un destino similar.

A pesar de que la Tierra ha experimentado cinco grandes eventos de extinción masiva, la crisis del medio ambiente durante el Devónico tardío se diferencia de cualquier otra en la historia del planeta.

El número real de extinciones no fue superior a la tasa natural de pérdida de especies, pero surgieron muy pocas nuevas especies.

"Nos referimos al Devónico tardío como una extinción en masa, pero en realidad fue una crisis de la biodiversidad", dijo Alycia Stigall (imagen arriba a la derecha), una científico de la Universidad de Ohio y autora del artículo en PLoS ONE.

océanos del Devónico "Esta investigación contribuye de manera significativa a nuestra comprensión de las invasiones de especies desde una perspectiva profunda de tiempo", dijo Lisa Boush, directora del programa de la National Science Foundation (NSF) de la División de Ciencias de la Tierra, que financió la investigación.

"El conocimiento es fundamental para determinar la causa y el alcance de las extinciones en masa a través del tiempo, sobre todo las cinco grandes crisis de la biodiversidad en la historia de la vida en la Tierra.

Proporciona una perspectiva importante para nuestra crisis actual de la biodiversidad", añadió Boush.

La investigación sugiere que el método típico por el cual se originan las nuevas especies - vicarianza - estuvo ausente durante esta fase antigua de la historia de la Tierra, y podría ser el culpable de la extinción en masa.

La Vicarianza se produce cuando una población se divide geográficamente por un evento natural, a largo plazo, tales como la formación de una cordillera o un nuevo cauce del río, y se desarrolla en diferentes especies.

Una nueva especie también puede originarse a través de la dispersión, que ocurre cuando un subconjunto de la población se traslada a una nueva ubicación.

En una salida de estudios previos, Stigall utilizó el análisis filogenético, que se basa en la comprensión del árbol de las relaciones evolutivas para examinar cómo ocurrieron los eventos individuales de especiación.

fósiles de bivalbos, braquiópodos y crustáceos

Se centró en un bivalvo, Leptodesma (Leiopteria), dos braquiópodos, Floweria y Schizophoria (Schizophoria), así como un crustáceo depredador, Archaeostraca.

Estos pequeños animales de concha marina fueron algunos de los habitantes más comunes de los océanos del Devónico tardío, que tenía el sistema de arrecifes más extenso en la historia de la Tierra.

dunkleosteus El mar estaba lleno de grandes peces depredadores como el Dunkleosteus (imagen a la derecha), y formas de vida más pequeñas, tales como trilobites y crinoideos (lirios de mar).

Los primeros bosques y los ecosistemas terrestres aparecieron durante este tiempo, los anfibios comenzaron a caminar sobre la tierra.

El nivel del mar subió y cerró los continentes para formar masas de tierra relacionadas, entonces algunas especies tuvieron acceso a entornos en los que no habían habitado antes.

La más resistentes de estas especies invasoras que pudieron prosperar en una variedad de fuentes de alimentos y en los nuevos climas, se convirtieron en dominantes acabando con las especies más adaptadas localmente.

Las especies invasoras eran tan prolíficas en este momento que se hizo difícil que surgieran muchas especies nuevas.

"El principal modo de especiación que se produce en el registro geológico se cierra durante el Devónico", dijo Stigall. "Se detiene en seco".

De las especies estudiadas por Stigall, la mayoría perdió la diversidad sustancial durante el Devónico tardío, y una, Floweria, se extinguió.

Todo el ecosistema marino sufrió un enorme colapso. Arrecifes de corales que formaban arrecifes fueron diezmados y no aparecieron en la Tierra hasta más de 100 millones de años.

Peces gigantes, trilobites, esponjas y braquiópodos también disminuyeron drásticamente, mientras que los organismos en la tierra han tenido unas tasas de supervivencia.

lirios de mar en el Devónico

El estudio es relevante para la crisis actual de la biodiversidad, dijo Stigall, porque la actividad humana ha introducido de nuevo un gran número de especies invasoras en los ecosistemas.

Además, la tasa de extinción moderna excede a la tasa de eventos de extinción antiguos, incluyendo el caso que acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años.

"Incluso si se pudiese detener la pérdida de hábitat, el hecho de que hemos movido todas estas especies invasoras en todo el planeta va a tomar mucho tiempo para recuperarse, porque el alto nivel de las invasiones ha suprimido la tasa de especiación sustancialmente", dijo Stigall.

El mantenimiento de los ecosistemas de la Tierra, sugiere ella, se vería favorecido concentrando los esfuerzos y recursos en materia de protección de la generación de nuevas especies.

"Cuanto más sepamos acerca de este proceso", dijo Stigall, "mejor se entenderá cómo preservar la biodiversidad".

La investigación fue financiada también por la American Chemical Society y la Universidad de Ohio.

Enlace: National Science Foundation (NSF)

Crédito imágenes: University of Michigan Museum of Paleontology | Alycia Stigall | Ohio University