updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Cicatrices de batalla descubiertas en fósil de monstruo marino

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ictiosaurio, reconstrucción

Las heridas por la mordedura probablemente hechas por un miembro de la misma especie, un ictiosaurio

Benjamin Kear La vida en al antigua era de los dinosaurios en los océanos polares debe haber sido difícil, ya que los científicos han descubierto múltiples cicatrices de batalla sobre los restos de un enorme reptil marino dentudo de 120 millones de años.

El descubrimiento, que se publica en Acta Palaeontologica Polonica, sugiere que las peleas por la comida, los compañeros y el territorio eran comunes en los océanos durante el tiempo en que los dinosaurios fueron los habitantes dominantes de la Tierra.

Los investigadores hicieron la determinación después de estudiar los restos fosilizados del reptil marino, que era un ictiosaurio. Los ictiosaurios se asemejan a los delfines, de nado rápido eran depredadores que cazaban peces y calamares. Los adultos tenían alrededor de 20 pies de longitud (unos seis metros) y poseían 100 dientes puntiagudos como los cocodrilos.

Benjamin Kear, uno de los autores del estudio y profesor adjunto en el Programa de Paleobiología de la Universidad de Uppsala, y sus colegas, detectaron cicatrices en la mandíbula del ictiosaurio fosilizado durante su limpieza.

fósil de ictiosaurio, marcas de mordeduras

Kear y su equipo creen que las heridas por la mordedura se curaron, probablemente hechas por un miembro de la misma especie. Las marcas de los dientes concuerdan con las de un ictiosaurio y no se asemejan a la picadura de presas u otros depredadores  que vivian en la época.

No sabemos mucho sobre el comportamiento social de los animales prehistóricos, por lo que este tipo de descubrimiento ofrece importantes pistas.

ichthyosaur

El fósil con las cicatrices del ictiosaurio fue descubierto en un remoto desierto cerca de la ciudad de Marree en el norte de Australia del Sur. Ahora un lugar seco y sin agua, fue sorprendente una vez parte de un mar lleno de vida.

Cuando el ictiosaurio estaba vivo, el continente australiano todavía estaba unido a la Antártida y habría estado situado mucho más al sur de donde está hoy en día. Lo que ahora son áridas praderas entonces era el fondo de un vasto mar interior en el que se experimentaban temperaturas de congelación del agua e incluso icebergs de temporada.

fósil de ictiosaurio, marcas de mordeduras

El ictiosaurios tenía que haber sido muy fuerte para haber sobrevivido a sus heridas. Los científicos señalaron que la curación avanzada se llevó a cabo, por lo que el gran reptil vivió durante bastante tiempo después de lo que debe haber sido una pelea bastante sorprendente.

fósil de ictiosaurio, marcas de mordeduras en el morro

"Rastros patológicos en los antiguos huesos y los dientes fosilizados dan información única sobre la vida y los comportamientos sociales de los animales extintos", dijo Kear en un comunicado de prensa de Uppsala. "Tales hallazgos han sido raramente reportados antes en ictiosaurios".

Enlaces: UPPSALA UNIVERSITET, Paleobiologi | South Australian Museum

Artículo en Acta Palaeontologica Polonica "Healed bite marks on a Cretaceous ichthyosaur"