updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Monstruo marino fosilizado estaba embarazado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Polycotylus latippinus, plesiosaurio dando a luz - recreación artística

Un plesiosaurio apodado Poli tenía un feto desarrollado en sus dos terceras partes

El fósil de 78 millones de años de un adulto y su embrión proveen evidencia de primer nacimiento en vivo

Cuando paleontólogos desenterraron los restos fósiles de un plesiosaurio apodado Poli en un rancho de Kansas en 1987, sabían que habían descubierto algo extraño. Esta reliquia de la era de los dinosaurios parecían dos animales: un plesiosaurio - un gran reptil feroz siilar a un cruce entre un dinosaurio de cuello largo y una foca - y mezclado entre los huesos otro mucho más pequeño. Ahora, los investigadores han identificado a la criatura misteriosa: Poly el plesiosaurio estaba embarazada.

El artículo se ha publicado hoy 12 de agosto de 2011 en la revista Science.

excavación de un fósilReptiles marinos embarazados no son muy inusuales, dice Xiao-Chun Wu, paleontólogo del Museo Canadiense de la Naturaleza en Ottawa, que no participó en este estudio. Los dinosaurios que vivieron en tierra pueden haber preferido poner huevos, pero sus parientes acuáticos, más estrechamente relacionados con los lagartos modernos que con el Tyrannosaurus rex, habían renunciado a la vida terrestre. Las aletas de los plesiosaurios, de hecho, parecían incapaces de transportarles fuera del agua para encontrar un lugar en la tierra donde es mucho más seguro poner un huevo. Los investigadores habían descubierto una manada de otros reptiles marinos embarazados, incluyendo los ictiosaurios tunalike con más de una docena de fetos. Pero aún tenían que encontrar un plesiosaurio mamá y sólo podían especular sobre cómo se reproducían estos depredadores que dominaban el mar hace más de 200 millones de años.

Ese fósil era conocido desde hace tiempo. Más de dos décadas después del descubrimiento de Poly, los conservadores han reconstruido su esqueleto, que pertenecía a una especie llamada Polycotylus latippinus, para una exposición que abrió el mes pasado en el Museo de Historia Natural de Los Angeles en California. Entonces se hizo evidente que esta madre dino de 5 metros de largo tenía un animal de dientes afilados, no una comida, en su interior, dice Robin F. O'Keefe, un paleontólogo de la Universidad de Marshall en Huntington, West Virginia.

fósil de plesiosaurio embarazado

Para empezar, el plesiosaurio más pequeño con sus extremidades cortas y cabeza grande parecía un feto, informó el equipo. La columna vertebral de la criatura, que en un menor de edad ya maduro sería probablemente de trozos sólidos, estaba separada todavía en pequeños pedazos, dice. El pequeño reptil estaba también en el interior de su madre cuando llegaron a su fin, una fina capa de roca había fundido la pelvis del bebé en el interior de la lámina del hombro de su madre, algo que no sería posible si los dos hubieran muerto uno al lado del otro. O'Keefe calcula que el joven dino de agua estaba sólo alrededor de dos tercios desarrollado. "No estaba listo para ver la luz", dice.

Luis ChiapeSin embargo, no era de poca monta. Cuando el bebé plesiosaurio llegara a término fácilmente alcanzaría 1,5 metros de longitud, o el 35% de la longitud total de su madre, sospecha O'Keefe. Una cría grande cada vez no es muy de reptiles, añade. Lagartos más conocidos, serpientes, e incluso los ictiosaurios paren a muchos, incluso decenas de bebés a la vez. Los mamíferos marinos como las orcas, en cambio, tienen menos jóvenes, pero también tienden a ser padres más diligentes, lo que sugiere que el feroz plesiosaurio puede haber sido un cuidador.

Los plesiosaurios no son orcas, pero algunos reptiles también participan al estilo de los mamíferos en las decisiones y la crianza del bebé, dijo O'Keefe. Algunas especies de eslizones de Australia, por ejemplo, viven en madrigueras con nada menos que 17 familiares. Su status familiar estable hace que el cuidado infantil sea compartido. Una laguna salobre donde se encontró a Poly se extendió a lo largo de lo que ahora es el río Mississippi en Kansas, y podría haber sido igual de tranquila, dice: "Es posible que los plesiosaurios hayan vivido en algunos entornos bastante estables del que no se movían demasiado".

fósil de plesiosaurio embarazado, detalleKenneth Carpenter, un paleontólogo de la Universidad Estatal de Utah, sin embargo, no cree que Poli deba recibir por el momento la concesión del premio a la madre del año. No se encuentran unos pocos huesos del pequeños reptil en el abdomen, y sospecha que Poly les cortó cuando empezó a tragarlo. Muchos reptiles hoy en día se alimentan de manera similar de los menores, incluso de la misma especie: "Este es un caso más claro de canibalismo que de un plesiosaurio embarazado".

Digerido o en gestación, Poly está ahora en exhibición en Los Ángeles para que todos lo admiren.

Enlace: Natural History Museum of Los Angeles County

Crédito imágenes: Credit: Illustration by S. Abramowicz; both images © Natural History Museum of Los Angeles County