updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Encuentran la mandíbula de ballena más antigua del mundo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

mandíbula de antigua ballena encontrada en la Antártida

El fósil "Arqueoceto Antártico" fue encontrado en la Antártida por paleontólogos argentinos y suecos

La quijada de una antigua ballena encontrada en la Antártida puede ser la más antigua de una ballena completamente acuática descubierta hasta ahora, dijeron el martes científicos argentinos.

El hallazgo del "Arqueoceto Antártico", un pariente lejano de las ballenas, fue hecho al noreste de la Península Antártica, cerca del mar de Weddell.

Un científico no involucrado en el hallazgo dijo que podría sugerir que las ballenas evolucionaron mucho más rápidamente de sus precursores anfibios de lo que se pensaba.

El paleontólogo argentino Marcelo Reguero, quien dirigió un equipo conjunto argentino-sueco, dijo que el hueso de la mandíbula, fosilizada de archaeocete,  de unos 60 centímetros, hallada en febrero data de 49 millones años. En términos evolutivos, no está lejos de los fósiles aún más antiguos de las proto-ballenas de 53 millones de años que se han encontrado en el sur de Asia y otras latitudes más cálidas.

Los proto-ballenas primitivas eran anfibios, capaces de vivir en la tierra, así como del mar. Este hueso de la mandíbula, en cambio, pertenece al grupo de ballenas Basilosauridae totalmente acuáticas, dijo Reguero, que encabeza la investigación para el Instituto Antártico Argentino.

"La relevancia de este descubrimiento es que es la ballena más antigua conocida totalmente acuática que se ha encontrado hasta la fecha", dijo Reguero, que compartió el descubrimiento con la paleontóloga argentina Claudia Tambussi y los paleontólogos suecos Thomas Mörs y Jonas Hagström del Museo de Historia Natural en Estocolmo.

Arqueoceto Antártico, reconstrucción artística

Tambussi, que al igual que Reguero trabaja en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), comentó que este fósil de ballena es el primero que se localiza en la Antártida Argentina.

La científica argentina sostuvo que su trabajo consiste en la búsqueda de vertebrados marinos y de tierra, pero destacó que hay "infinidad de invertebrados" en el continente blanco.

"Cada resto que encontramos es incunable porque son sedimentos de la época en que el continente antártico no estaba englaciado y había bosques y animales", explicó.

La Dirección Nacional del Antártico también informó de que otro grupo de paleontólogos logró extraer en la isla James Ross restos de un dinosaurio sauropodomorfo, un dinosaurio ankylosaurio, reptiles marinos (plesiosaurios) y peces óseos.

También se colectaron muestras de dientes de tiburones y un esqueleto casi completo de un pingüino gigante (medía entre 1,50 y 1,60 metros de altura), datado en aproximadamente 34 millones de años.

"Lo importante es la ubicación", dijo Reguero. "Encontrar un fósil en la Antártida es muy interesante".

Enlaces: Naturhistoriska riksmuseet | Dirección Nacional del Antártico de Argentina