updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Se encuentra cráneo de nueva especie de cocodrilo jurásico

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cráneo de cocodrilo marino del Jurásico

El Goniopholis kiplingi se alimentaba de peces, tortugas y otras criaturas de lagunas y pantanos cálidos

La criatura prehistórica - un precursor de los modernos cocodrilos de agua salada - pudo haber medido 3,5 metros desde la nariz hasta la cola

El cráneo fosilizado es de un antiguo animal que convivió con los dinosaurios de los pantanos de Swanage y pertenece a una especie de cocodrilo de agua salada previamente desconocida.

Un experto encontró el cráneo bien conservado - de 130 millones de años en una piedra caliza - cuando fue expuesto por un desprendimiento de rocas en la costa de Dorset en 2007. En los cinco años transcurridos desde entonces, los investigadores de la Universidad de Bristol han estudiado minuciosamente la muestra y la compararon con otros fósiles antes que finalmente se declara a la criatura una nueva especie para la ciencia.

mapa del sitio encontrado cráneo cocodrilo JurásicoEl cráneo de un metro de largo fue la peligrosa parte delantera de un precursor de los modernos cocodrilos de agua salada que medía 3,5 metros desde la nariz hasta la cola. El reptil se alimentaba de peces, tortugas y otras criaturas de lagunas y pantanos cálidos que salpicaban los bosques tropicales habitados por los dinosaurios.

"Fue una increíble buena suerte. La caída de la roca debe haber ocurrido a menos de una semana de haber llegado yo", dijo Richard Edmonds, director de ciencia en el sitio Jurassic Coast, quien hizo el descubrimiento durante un control rutinario de la erosión costera. "La mitad del cráneo fue recuperado de un bloque de roca que se rompió en la playa cerca de Swanage, y el resto fue excavado por tres personas en la pared del acantilado en una operación después de concedido al equipo el permiso de los propietarios.

Una vez que la muestra hubo sido limpiada, Edmonds enseñó los restos al paleontólogo Mike Benton de la Universidad de Bristol y su ex estudiante de doctorado, Marco Brandalise de Andrade, que midieron y analizan el cráneo y comprobaron que no se encontraba entre los descubrimientos anteriores.

acantilado donde fue encontrado cráneo cocodrilo marino del Jurásico"Esta es una muestra bastante notable. No está aplastada, está en buenas condiciones y es una nueva especie", dijo Benton. "Esto sólo sirve para demostrar los beneficios de la eterna vigilancia, incluso en estas peligrosas áreas de acantilados".

Los investigadores llamaron a la criatura Goniopholis kiplingi, Goniopholis que significa "escala de ángulo" en griego y kiplingi en honor a Rudyard Kipling, autor de El libro de la selva.

Los cazadores de fósiles habían descubierto otros ejemplares de Goniopholis en Inglaterra más de un siglo atrás. La última criatura se distingue por los huesos largos en partes del cráneo y las diferencias sutiles en el hueso de la mandíbula superior. Los detalles del descubrimiento se publicaron en el Zoological Journal of the Linnean Society - PDF 21,46Mb.

"Lo emocionante es que el registro fósil está lejos de ser completo. Sabemos mucho acerca de los fósiles más comunes, pero muy poco de los animales que han existido y se fosilizan, siempre hay la posibilidad de encontrar nuevas especies", dijo Edmonds, quien tiene una pequeña langosta extinta que lleva su nombre.

cráneo cocodrilo marino del Jurásico Goniopholis kiplingi

"Trepar por los acantilados no es una buena idea y golpear al azar en el acantilado no tiene sentido, pero las playas son los lugares más seguros y mejores para buscar fósiles", dijo. "Los acantilados son increíblemente frágiles y se producen deslizamientos de tierra por la erosión a un ritmo muy rápido, así que podemos encontrar hermosos fósiles que yacen en la playa. Incluso dentro de 200 años la gente todavía hará nuevos descubrimientos, probablemente en la misma proporción que hoy en día".