updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Misterioso fósil de 'monstruo marino' desconcierta a los científicos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

fósil de misterioso monstruo marino hallado en Kentucky

Godzillus, era parecido a un cactus saguaro y tenía tres metros de alto

Sugieren que era un tipo de enorme alga, una capa microbiana o incluso un miembro de la familia de los cnidarios, que incluye a las medusas

Hace alrededor de 450 millones de años mares poco profundos cubrían la región de Cincinnati, EE.UU., y albergaron un organismo muy grande y misterioso. A pesar de su tamaño, nadie ha encontrado un fósil de este "monstruo" hasta que fue descubierto por un paleontólogo aficionado el año pasado.

El espécimen fosilizado, de una forma más o menos elíptica, con múltiples lóbulos y un total de casi siete pies (2,13 metros) de longitud, se dio a conocer el 24 de abril en la 46ª Reunión Anual de la Sociedad Geológica de América, en Dayton, Ohio. En la presentación participaron el paleontólogo amateur Ron Fine de Dayton, que en un principio encontró el espécimen, Carlton E. Brett y David L. Meyer, del Departamento de Geología de la Universidad de Cincinnati, y Benjamín Dattilo de la Universidad de Indiana Purdue University Fort Wayne, Facultad ciencias de la Tierra.

Fine es un miembro de Dry Dredgers, una asociación de paleontólogos aficionados con sede en la Universidad de Cincinnati. El club, que celebra su 70 aniversario este mes, tiene una larga historia de colaboración con los paleontólogos académicos.

fósil de misterioso monstruo marino hallado en Kentucky"Supe de inmediato que había encontrado un fósil poco común", dijo Fine. "Imagina un cactus saguaro con ramas aplanadas y las rayas horizontales en lugar de las habituales rayas verticales. Esa es la mejor descripción que puedo dar".

La capa de roca en la que encontró la muestra cerca de Covington, Kentucky, es conocida por producir una gran cantidad de nódulos o concreciones en una arcilla rocosa conocida como pizarra.

"A pesar de que los nódulos puede tomar algunas formas fascinantes, esculpidas, me di cuenta al instante que éste no era uno de ellos", dijo Fine. "Hubo una forma 'orgánica' asociada a esta roca. Estaba racionalizada".

Fine se acordó de formas aerodinámicas de corales, esponjas y algas marinas presentes en corrientes de agua.

"Y luego estaba esa textura de la superficie", dijo Fine. "Los nódulos no tiene textura en la superficie. Son lisos. Este fósil tenía una textura inusual en toda la superficie".

Desde hace más de 200 años, las rocas de la región de Cincinnati han estado entre las más estudiadas en toda la paleontología, y el descubrimiento de un gran y desconocido fósil tiene a los paleontólogos profesionales rascándose la cabeza.

"Definitivamente es un nuevo descubrimiento", dijo Meyer. "Y estamos seguros de que es biológico. Simplemente no sabemos todavía qué es exactamente".

Para responder a esta pregunta clave, Meyer dijo que él, Brett, y Dattilo estaban trabajando con Fine para reconstruir una línea de tiempo de su posible modo de vida hacia atrás desde el fósil, a través de su preservación, entierro y muerte.

"¿Qué cosas tenían que suceder y en qué orden?", preguntó Meyer. "Algo causó un patrón direccional. ¿Cómo funciona? Estaba allí originalmente o es post-mortem? ¿Cuál fue el caso de entierro? ¿Cómo entró en el sedimento? Esos son los tipos de preguntas que tenemos".

Me ha ayudado, dijo Meyer, que Fine haya rearmado pacientemente el fósil entero. Esta es una tarea de enormes proporciones, ya que el gran ejemplar se encuentra en cientos de pedazos.

fósil de misterioso monstruo marino hallado en Kentucky"He estado recogiendo fósiles durante 39 años y nunca tuve la necesidad de excavar. Pero este fósil seguía apareciendo una y otra vez", dijo Fine. "Tuve que hacer 12 viajes, a lo largo del verano, para excavar más material antes de que finalmente encontré el final del mismo".

Incluso entonces aún tenía que adivinar cuanto era su tamaño completo, ya que el ponerlo todo de nuevo junto requiere muchas horas de limpieza y reconstrucción.

"Cuando por fin terminé, tenía de tres pies y medio de ancho por seis pies y medio de largo", dijo Fine. "¡Para el mundo de los fósiles el tamaño de este es gigantesco!"

Meyer, co-autor de "A Sea without Fish: Life in the Ordovician Sea of the Cincinnati Region", convino en que podría ser el fósil más grande recuperado en el área de Cincinnati.

"Mi teoría personal es que vivía en posición vertical, con ramas que llegan en todas direcciones similares a un arbusto", dijo Fine. "Si estoy en lo cierto, entonces la rama superior más alta se habría elebado a nueve pies de altura".

Cuando Meyer, Brett y Dattilo ayudaban a Fine en el estudio de la muestra, encontraron pistas de otro fósil. El misterioso fósil tiene adheridos a la superficie inferior varios pequeños animales divididos en segmentos, conocidos como los trilobites primaspid. Estos pequeños trilobites se encuentran a veces en la parte inferior de otros animales fosilizados, donde fueron, probablemente en busca de refugio.

"Una mejor comprensión del comportamiento de esos trilobites nos ayudará a entender mejor este nuevo fósil", dijo Fine.
Aunque el equipo ha consultado a otros especialistas, nadie ha sido capaz de encontrar ninguna evidencia de algo similar después de haber sido encontrado. El misteriso "monstruo" parece desafiar todos los grupos conocidos de organismos, dijo Fine, y las descripciones, incluso las imágenes, dejan a la gente con más preguntas que respuestas.

Mientras tanto, el equipo está jugando con los posibles nombres. Ellos se están inclinando hacia "Godzillus".

Crédito imágenes: University of Cincinnati