updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Sorpresa: Encuentran pequeñas estructuras pigmentadas en el ojo de un pez fosilizado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
melanina en el ojo de un pez fosilizado

La melanina aporta la evidencia de zonas oscuras

La presencia de manchas oscuras pueden proporcionar evidencia de camuflaje

Pequeñas estructuras que se han encontrado en el ojo de un pez fosilizado de 54 millones de años contienen el pigmento natural de la melanina, revela un estudio.

Estructuras similares aparecen con regularidad en plumas fosilizadas, pelo y ojos y, en los últimos años, algunos científicos habían sospechado que contenían melanina, un pigmento oscuro que se encuentra en el cabello, la piel y los ojos de los seres humanos y animales.

Este estudio, el primer análisis químico completo de estas estructuras microscópicas, abre la puerta a una mejor comprensión de la apariencia y el comportamiento de los animales muertos hace mucho tiempo, dijo el investigador Johan Lindgren de la Universidad de Lund en Suecia.

Johan LindgrenLa presencia de melanina por sí sola no revela el color de un animal, determinado también por otros factores, ya que otras características microscópicas también puede determinar el color. Sin embargo, la melanina aporta la evidencia de zonas oscuras, como las franjas en las plumas, y las formas de los melanosomas pueden corresponder a algunos tonos básicos, como el gris, negro o marrón, según Lindgren.

La presencia de manchas oscuras pueden proporcionar evidencia de camuflaje, señalización social u otras pistas en el comportamiento del animal, dijo.

Las pequeñas estructuras que estudiaron Lindgren y sus colegas procedían de la retina fosilizada, en la parte posterior del ojo, que pertenece a un pez óseo encontrado en Dinamarca. Este es un primer paso, dijo.

"Ahora, con suerte, seremos capaces de hacerlo con otras muchas especies, y ser capaces de distinguir entre diferentes tipos de melanina, así como otros pigmentos", dijo.

Los científicos han sabido desde hace mucho tiempo de estas diminutas estructuras, pero creían que eran restos de bacterias que habían colonizado el cuerpo del animal después de su muerte.

En 2008, un grupo de investigadores liderado por Jakob Vinther, ahora un estudiante postdoctoral en la Universidad de Texas en Austin, llegó a la conclusión de que las pequeñas estructuras orgánicas como estas, que se encuentran en organismos fosilizados, en realidad han conservado las estructuras celulares que contienen melanina, llamadas  melanosomas.

Este estudio más reciente se suma a la evidencia de que estas diminutas estructuras no fueron dejadas por bacterias, sino que provenían de los cuerpos de los animales, ahora fósiles, dijo Vinther.

"Esto demuestra claramente la evidencia convincente de que los melanosomas en que hemos estado trabajando durante los últimos cuatro años contienen melanina, como hemos argumentado antes".

Lindgren y sus colegas utilizaron una variedad de técnicas para analizar la composición de las microscópicas estructuras redondeadas. Luego compararon los resultados con los de la melanina moderna de las películas creadas por las bacterias y otros compuestos comunes en los sedimentos, y tenían una estructura molecular similar en la melanina.

Los resultados del ojo de pez fósil eran indistinguibles de los de la melanina moderna, lo que indica que la química original del ojo del pez se había preservado durante 54 millones de años.

Mientras que las bacterias pueden producir melanina, las estructuras oscuras de la retina en la parte posterior del ojo del pez fosilizado se encuentran justo donde uno esperaría encontrar el pigmento en un animal vivo, haciendo de ésta la explicación más probable, dijo.

Artículo científico: Molecular preservation of the pigment melanin in fossil melanosomes

Crédito imágenes: Johan Lindgren/Peter Sjövall, Lund University