updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Los primeros animales terrestres se arrastraban por el suelo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Ichthyostega de Pierce

El Ichthyostega, al contrario que se pensaba, no caminaba a un paso convencional

La transición de la natación al caminar implicó algunos torpes primeros pasos, según un nuevo estudio que recrea cómo se movió uno de los primeros animales que dejaron el mar por la tierra.

El estudio encontró que el pez de cuatro extremidades, animal conocido como Ichthyostega, usaba sus extremidades delanteras como muletas, empujando su cuerpo hacia arriba y hacia adelante sobre la tierra, mientras que sus patas y la cola iban a la rastra. Vivió en el agua cerca de la costa, no en la tierra.

Este fue un pequeño paso para las criaturas marinas pero un gran paso para la especie animal, ya que estos primeros movimientos en tierra alrededor de hace 374-359 millones de años les dieron la posibilidad de caminar, incluyendo la locomoción humana.

"Los codos musculares y móviles del Ichthyostega también le permitían estar estático (permanecer en un mismo sitio), mientras que estaba en el agua y levantar la cabeza fuera del agua para respirar y procesar los alimentos", dijo Stephanie Pierce de Royal Veterinary College's Structure and Motion Laboratory.

"El Ichthyostega probablemente utilizaba para nadar sus patas y la cola como remos mientras estaba en el agua", agregó. "Las patas traseras, probablemente no le eran de mucha utilidad en la tierra, especialmente en comparación con las extremidades anteriores."

Pierce y sus colegas Jennifer Clack y John Hutchinson, han reconstruido por vez primera un modelo por computadora en 3-D del esqueleto del tetrápodo. El Ichthyostega, además de tener grandes músculos, tenía enormes dientes como colmillos y, probablemente, emboscaba a sus presas.

 

El modelo, que juntó los fósiles como un rompecabezas con un software de animación, reveló que la mayoría de los libros y exhibiciones de museo que muestran al Ichthyostega son incorrectos. Por lo general, representan a esta bestia andando, como una salamandra grande, con patas robustas.

En su lugar, su reconstrucción determinó que la articulación del hombro y la cadera de esta especie le impedía caminar a un paso convencional, ya que sus miembros no eran capaces de girar a lo largo de su eje largo. Este movimiento es fundamental para nuestra locomoción y la de otros animales terrestres modernos.

Anterior familiares de peces Ichthyostega y otros tetrápodos, llamados tetrapodomorfos, tenían la capacidad de rotar sus aletas. Esto permitió después a los animales moverse bien en la tierra. La investigación fue publicada en la edición de la semana pasada de Nature.

Tarrasius problematicusOtro estudio, publicado en Proceedings of the Royal Society B, investigó una anguila de 345 millones de años llamada Tarrasius problematicus. Lauren Sallan de la Universidad de Chicago descubrió que este anguila tenía una columna con múltiples segmentos, similar a la de los animales terrestres actuales.

Juntos, los dos nuevos estudios ofrecen pruebas convincentes de que algunos de los rasgos anatómicos básicos necesarios para la vida terrestre surgieron por primera vez en los habitantes del mar. Estas características fueron usadas inicialmente para mejorar la natación, pero se aplicaron más tarde para moverse en la tierra.

Sallan dijo que el artículo en Nature está de acuerdo con sus conclusiones, "donde la regionalización axial también sugiere que sea una adaptación para la natación". En el agua, las patas traseras y la cola harían un trabajo similar a los de los renacuajos de hoy en día.

Sigue siendo un misterio por qué algunas especies marinas cambiaron el agua por la tierra en primer lugar, pero Pierce cree que las ofrendas de alimentos y otras eran probablemente demasiado buenas para dejarlas pasar. Debido a que estos animales fueron posiblemente los primeros en ir más a la tierra, la competencia por la comida - por lo menos de otras especies de hueso - habría sido esencialmente inexistente.

El próximo plan de Pierce y su equipo es estudiar la movilidad de la columna vertebral del Ichthyostega. Esto puede determinar la forma en que la primitiva locomoción no tan suave en la tierra se convirtió en caminar y correr.

Artículo científico: Three-dimensional limb joint mobility in the early tetrapod Ichthyostega

Crédito imágenes: Julia Molnar | Lauren Sallan

Enlace: Royal Veterinary College's Structure and Motion Laboratory