updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Descubierto en Inglaterra un 'Tyrannosaurus Rex del Mar'

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Plesiosuchus

El temible cocodrilo marino de casi 7 metros de largo vivió hace 150 millones de años

El cráneo del Plesiosuchus manselii tenía un tamaño similar al del Tyrannosaurus Rex

Un 'Tyrannosaurus Rex marino' de 22 pies de largo (6.80 metros) ha sido revelado por los científicos que descubrieron e investigaron los restos de dos cocodrilos prehistóricos gigantes.

Los dos cocodrilos - el Plesiosuchus y el Dakosaurus de 17 pies de largo (5.18 metros) - eran la cima de la cadena alimenticia marina mientras exploraban las aguas poco profundas que cubrían el sur de Inglaterra hace 150 millones de años.

El Dr. Mark Young, de la Universidad de Edimburgo, dirigió un equipo internacional de científicos en la exploración de los restos, encontrados enterrados en áreas previamente cubiertas de mar de Dorset y Cambridgeshire, así como en Alemania.

Más que al estilo más relajado de los cocodrilos de los tiempos modernos, el equipo de investigación dice que las colosales bestias cazaban agresivamente y territorialmente de manera parecida a los mamíferos.

El equipo dice que ambos, el Dakosaurus y el Plesiosuchus, tenían cráneos más similares al Tyranodaurus rex y, en su forma de alimentación, se comportaban igual que las orcas del norte del Atlántico.

cráneo de Dakosaurus

Young dijo: "Los cráneos de estas dos especies de cocodrilos marinos tienen algunas similitudes con el T. rex.

"El cráneo más grande conocido de Plesiosuchus manselii tiene aproximadamente cuatro pies, tres pulgadas de largo (1.30 metros), poniéndolo en el rango de tamaño de los cráneos adultos de Tyrannosaurus Rex".

Young agregó: "Hay dos tipos de orcas del Atlántico Norte: la primera tiene el cuerpo grande (más de 2 m de largo que el tipo más pequeño) y los dientes no tienen desgaste, mientras que la segunda es más pequeña de cuerpo y los dientes muestran un extenso desgaste dental.

"Es el mismo patrón que vemos en estos cocodrilos fósiles".

Y agregó: "Fue toda una sorpresa el hecho de que dos grupos independientes, separados por alrededor de 152 millones años, desarrollaran un conjunto similar de adaptaciones morfofuncionales en el oeste de Europa".

cráneo y dientes de Dakosaurus

El Dakosaurus y el Plesiosuchus formaban parte de un grupo diverso de cocodrilos marinos de las familias Metriorhynchids. Varían enormemente tanto en el tamaño del cuerpo como en la estrategia, estilo de vida y alimentación.

El equipo, que incluyó a investigadores del Museo de Historia Natural, también encontró que el Dakosaurus tenían características del cráneo y la mandíbula como los actuales delfines que se alimentan por succión, lo que haría del Dakosaurus el primer cocodrilo conocido con succión materna.

Young dijo: "Esta forma de alimentación implica ser capaz de abrir rápidamente la boca y generar una presión negativa. Esto es difícil con una presa en la boca".

Y agregó: "Esta investigación demuestra que los cocodrilos no son "fósiles vivientes".

"El largo registro fósil de los cocodrilos muestra que hicieron muchas de las cosas que hacen los mamíferos de hoy".

"Hubo algunos cocodrilos terrestres con dientes como los mamíferos y también cocodrilos que salieron de la tierra y se convirtieron en totalmente marinos".

"Éstos desarrollaron algunas notables adaptaciones para la vida marina, desde aletas hasta una cola parecida a la del tiburón".

Otra cuestión que ha intrigado a los científicos es cómo podían vivir juntos una gran variedad de depredadores lado a lado en el mismo ecosistema sin competir entre sí.

cocodrilos gigantes prehistóricos en Inglaterra

La Dra. Lorna Steel, del Museo de Historia Natural, dijo: "El cráneo y la morfología de los dientes muestran que todos comieron presas diferentes y se alimentaban de diferentes maneras".

"Creemos que el Plesiosuchus estaba especializado en comer otros reptiles marinos, y el Dakosaurus era un generalista, probablemente comía pescado y cualquier otra cosa que podría conseguir, tal vez incluso al pequeño metriorhynchid Geosaurus.

Enlace: University of Edinburgh