updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Pez volador evolucionó para escapar de depredadores prehistóricos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
pez volador fósil (Potanichthys xingyiensis) dibujo

El Potanichthys xingyiensis tenía un par de aletas pectorales muy amplias

El primer pez volador pudo haber evolucionado para escapar de los reptiles depredadores marinos, dicen los investigadores.

Estos nuevos hallazgos apuntan que la vida marina puede haberse recuperado más rápidamente que lo que se pensaba antes después de la mayor extinción en masa de la historia de la Tierra, añadieron los científicos.

Los peces voladores modernos son capaces de deslizarse por el aire tanto como 1.300 pies (400 metros) en 30 segundos, con una velocidad máxima de vuelo de hasta alrededor de 45 mph (72 kph), probablemente vuelan principalmente para escapar de los depredadores como delfines, calamares y otros peces. Los actuales peces voladores viven en aguas tropicales y subtropicales, y los especímenes fósiles conocidos no tienen más de 65 millones de años.

Ahora, los investigadores han encontrado evidencia de que el vuelo se desarrolló en otro momento en la historia de los peces. Este es el ejemplo más antiguo de vuelo sobre el agua que se ve en los vertebrados - es decir, las criaturas con columna vertebral.

Pez con alas

pez volador fósil (Potanichthys xingyiensis)Los científicos analizaron los fósiles excavados en el suroeste de China desde 2009. Los huesos antiguos proceden de un pez marino llamado Potanichthys xingyiensis. En griego "Potanos" significa alado y "ichthys" significa pez, mientras que "xingyiensis" se refiere a la ciudad de Xingyi cerca del lugar donde fue encontrado el fósil.

El pez vivió de hace unos 235 millones a 242 millones años atrás, en lo que los investigadores llaman el Mar del Yangtze. Esto fue parte del este del Océano Paleotethys que estaba asentado sobre la ubicación donde se encuentran el Océano Índico y Asia meridional.

El pez recién descubierto fue aparentemente capaz de deslizarse al igual que los peces voladores modernos. Por ejemplo, tenía un par de aletas pectorales muy amplias que podrían haber servido como alas. También tenía una aleta caudal inferior profundamente bifurcada cuya mitad era mucho más fuerte que su mitad superior, y nadar con tal aleta podría generar la energía necesaria para poner en marcha al pez fuera del agua.

Sin embargo, los modernos peces voladores no parecen descender de este fósil. En su lugar, la capacidad de deslizarse sobre el agua parece haber evolucionado independientemente de este antiguo linaje.

Otros fósiles desenterrados en la misma zona que el Potanichthys incluyen a reptiles marinos, como los delfines en forma de ictiosaurios. Estos antiguos peces voladores pueden haber evolucionado deslizándose por muchas de las mismas razones que los peces voladores modernos - para escapar de los peligrosos depredadores.

"El descubrimiento del Potanichthys añade significativamente a nuestro conocimiento de la complejidad ecológica en el Triásico Medio del Océano Paleotethys", dijo el investigador Guang-Hui Xu, un paleontólogo en el Instituto de China de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de Pekín.

pez volador fósil (Potanichthys xingyiensis)

Extinción de finales del Pérmico

El grupo extinto de peces al que pertenecía este fósil, conocido como thoracopterids, antes sólo fueron vistos en Austria e Italia. Estos hallazgos sugieren que estos peces vivieron en el oeste hasta el borde oriental del Océano Paleotethys, dando a entender que otras formas de vida podrían haber se extendido en ese entonces, en lo que hoy es Eurasia.

"En los ecosistemas modernos, debido a las limitaciones de la función muscular, los peces voladores son difícilmente capaz de volar a temperaturas inferiores a 20º grados C (68 grados F)", dijo Xu. "Es razonable aplicarles las mismas limitaciones que a los thoracopterids del Triásico, y sugerimos que el Potanichthys añade un nuevo punto de referencia ya que soportó un clima generalmente cálido en el Triásico Medio en este del Océano Paleotethys".

El Potanichthys vivió unos 10 millones de años después de la extinción masiva de finales del Pérmico hace unos 250 millones de años, la mayor mortandad en la historia de la Tierra, que se cobró hasta el 95 por ciento de las especies del mundo.

"La extinción masiva de finales del Pérmico fue el acontecimiento más dramático que afectó a los sistemas ecológicos de la Tierra, y la recuperación de esta extinción ha sido durante mucho tiempo considerada como la más prolongada de las recuperaciones tras las otras extinciones masivas", dijo Xu. "Con la primera evidencia de un vertebrado deslizándose por encima del agua, el nuevo descubrimiento apoya la hipótesis de que la recuperación de los ecosistemas marinos tras el Pérmico final fue más rápida de lo que se pensaba".

Los científicos detallaron sus hallazgos en línea del 31 de octubre en la revista Proceedings of the Royal Society B.