updated 7:03 PM CEST, Sep 26, 2016

Se encuentra en África el eslabón perdido del manatí

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
manatí o vaca marina

Un fósil encontrado en 2008 en Túnez puede ser el eslabón perdido de las vacas marinas

Los manatíes modernos, y sus muy parecidos dugongos, son parientes cercanos de los elefantes, pero no se había encontrado en África, donde evolucionaron los elefantes, ni rastro de sus ancestros.

Pero inesperadamente fue hallado en Túnez un pequeño trozo de cráneo. El fósil, que los científicos han sido capaces de identificar como de una vaca marina extinta, vuelve las raíces del origen de los manatíes a África, dijo el investigador del estudio Julian Benoit, de la Universidad de Ciencia y Tecnología en Montpellier, Francia.

Ningún fósil de Sirenian fue hallado antes en esta localidad", dijo Benoit. "Fue realmente nuevo y emocionante".

El misterio del manatí

Bulboso y pacífico, el manatí es también un poco misterioso. Este herbívoro marino, a menudo llamado vaca marina, es parte de un grupo conocido como Los sirenios, que incluye sólo cuatro especies vivas.

Las vacas marinas son los parientes más cercanos de los elefantes y damanes, pequeños mamíferos roedores que también surgieron en África y, sin embargo, los fósiles más antiguos de los damanes vienen de Jamaica.

"Fue una paradoja biogeográfica", dijo Benoit.

En 2008, sin embargo, los investigadores descubrieron un fragmento de hueso de vaca marina en sedimentos del Djebel Chambi National Park en Túnez. El sitio habría sustentado un lago de agua dulce cuando vivió esta vaca marina hace unos 48 millones de años.

hueso petroso fósil de manatí, radiografía

análisis del hueso petroso fósil de manatí

El fósil reveló ser el hueso petroso, que proviene de la región del oído de los mamíferos. Este fue un golpe de suerte, ya que el hueso se encuentra justo al lado del cerebro, el oído interno, la arteria carótida, los nervios craneales y otras estructuras importantes, dijo Benoit. Los moldes de huesos de estas estructuras tienen una forma única para cada especie.

"En lo que se conserva como un fósil, las marcas dejadas por estos tejidos blandos en el hueso petroso se puede reconstruir con una precisión altamente refinada", dijo.

Rastreando a la vaca marina

evolución del género sirenian

Estas reconstrucciones permitieron a los científicos comparar el nuevo fósil con vacas marinas vivas y extintas. La densidad del hueso también reveló que la vaca marina de Chambi era una especie acuática. Combinado con el hecho de que el antiguo lago Chambi era de agua dulce, el fósil sugiere que los primitivos antepasados de las vacas marinas no eran habitantes de agua salada.

Para llegar a Jamaica, sin embargo, las vacas marinas tuvieron que adaptarse, dijo Benoit.

"La dispersión de los manatíes en Jamaica, tal vez por el Océano Atlántico, demuestra que la adaptación a las aguas del mar fue un evento clave de su difusión posterior", dijo.

hipotética dispersión del género sirenian

Los investigadores publicaron sus resultados en línea ayer 16 de enero en la revista PLoS ONE: Cranial Remain from Tunisia Provides New Clues for the Origin and Evolution of Sirenia (Mammalia, Afrotheria) in Africa