updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Fósil prístino revela extraña pareja

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Thrinaxodon liorhinus junto a Broomistega putterilli

El agresivo carnívoro Thrinaxodon tolera pacíficamente en su madriguera la presencia de un anfibio

El pequeño, pero de afilados dientes, Thrinaxodon probablemente pasó gran parte de su tiempo comiéndose a sus cohabitantes del Triásico, pero un estudio publicado ayer informa de un prístino fósil del carnívoro en el que aparentemente compartía pacíficamente su madriguera con un pequeño anfibio - hasta que ambos fueron enterrados en unas inundaciones.

Los investigadores descubrieron la extraña pareja a través de imágenes no destructivas de una madriguera hechas en Sudáfrica, donde los animales parecían haber muerto juntos. En la imagen del propio elenco, junto con el fantasmal escáner de los esqueletos de animales, se puede ver que la capa 1 es la cama original de la madriguera, y las capas 2 y 3 corresponden a los "pulsos" posteriores del evento de inundación.

Los dos esqueletos están muy completos y bien conservados (en la imagen superior el Thrinaxodon se muestra en marrón, y el anfibio de color gris), y el fósil proporciona una excelente oportunidad para estudiar las interacciones entre dos especies diferentes. Dada la forma carnívora del Thrinaxodon, en un primer momento puede parecer más probable que el anfibio estuviese a punto de ser comido para el almuerzo, pero su tranquilo esqueleto y la falta de las esperadas marcas de mordeduras descartan esta posibilidad, escriben los autores. También concluyen que la inundación responsable de enterrar a los animales no podía haber arrastrado al azar al anfibio en la madriguera una vez que el animal ya estaba muerto, porque la apertura de la madriguera era demasiado pequeña.

Thrinaxodon liorhinus junto a Broomistega putterilli, fósil

Para encontrar la respuesta más probable, los investigadores recurrieron a las modernas técnicas de penetración. Señalan que los animales hoy en día viven en una madriguera construida por otra especie si se abandona, si se ausenta de la madriguera, o si el anfitrión de la madriguera tolera su presencia. El Thrinaxodon todavía estaba en la madriguera, por lo que ninguna de las dos primeras posibilidades parecen aplicarse en este caso, dejando la última opción como la más probable. Por extraño que parezca, parece que por alguna razón el Thrinaxodon tolera amablemente la presencia de su socio anfibio.

Si quieres ver más, este video muestra cómo los autores diseccionan prácticamente la madriguera usando sincrotrón de exploración para crear una reconstrucción exquisitamente detallada del contenido de la madriguera.

Artículo científico: Synchrotron Reveals Early Triassic Odd Couple: Injured Amphibian and Aestivating Therapsid Share Burrow