updated 1:27 PM CET, Dec 7, 2016

Primitivo bosque submarino descubierto en el Golfo de México

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
raices del bosque submarino en Alabama

Los isótopos de carbono revelaron que los árboles tenían unos 52.000 años de antigüedad

Buzos han descubierto un primitivo bosque subacuático en la costa de Alabama.

El bosque de ciprés calvo fue enterrado bajo sedimentos oceánicos protegido en un ambiente libre de oxígeno hace más de 50.000 años, pero probablemente fue descubierto por el huracán Katrina en el 2005, dijo Ben Raines, uno de los primeros buceadores que ha explorado el bosque subacuático y director ejecutivo de la fundación sin fines de Weeks Bay Foundation, que investiga los estuarios.

El bosque contiene árboles tan bien preservados que, cuando se cortan, todavía huelen a savia fresca de ciprés, dijo Raines.

Los tocones de los árboles de ciprés abarcan una superficie de al menos 0,5 millas cuadradas (0,8 kilómetros), en varias millas de la costa de Mobile, Alabama, y están a cerca de 60 pies (18 metros) por debajo de la superficie del Golfo de México.

A pesar de su reciente descubrimiento, el paisaje bajo el agua tiene pocos años para ser explorado, antes de que las madrigueras de animales marinos destruyan la madera del antiguo bosque.

vida marina en el bosque sumergido de Alabama

Secreto muy bien guardado

Raines estaba hablando con un amigo dueño de una tienda de buceo alrededor de un año después del huracán Katrina. El dueño de la tienda de buceo le confió que un pescador había encontrado un sitio lleno de peces y vida silvestre y sospechaba que algo grande estaba escondido debajo. El buzo fue a explorar y se encontró un bosque de árboles.

Pero debido a que los buceadores suelen buscar objetos de naufragios en sitios cercanos, el dueño de la tienda de buceo se negó a revelar el lugar por muchos años, dijo Raines.

En 2012, el dueño finalmente reveló a Raines la ubicación del sitio después de jurar mantener el secreto. Raines hizo después su propia inmersión y descubrió un primigenio bosque de cipreses en condiciones prístinas. El bosque se había convertido en un arrecife artificial, que atrae a peces, crustáceos, anémonas de mar y otra vida marina entre las raíces desprendidas de los tocones.

Algunos de los árboles eran verdaderamente enormes, y muchos troncos habían caído antes de ser cubiertos por sedimentos oceánicos. Raines nadó por toda la longitud de los troncos.

"Nadando en medio de estos tocones y troncos, uno se siente como si estuviese en un mundo de las hadas", dijo Raines.

mapa de sonar de bosque submarino en el Golfo de México

Bosque primitivo

Raines preguntó a varios científicos para aprender más sobre el bosque. Uno de esos científicos era Grant Harley, un dendrocronólogo (alguien que estudia los anillos de árboles) de la Universidad del Sur de Mississippi.

Harley estaba intrigado, y junto con la geógrafa Kristine DeLong de la Universidad Estatal de Louisiana, se dispuso a descubrir los secretos del lugar.

El equipo de investigación creó un mapa de sonar de la zona y analizó dos muestras que Raines tomó de los árboles. DeLong está planeando su propia inmersión en el lugar a finales de este año. Debido a la profundidad del bosque, los buceadores sólo pueden mantenerse por debajo unos 40 minutos antes de llegar.

Los isótopos de carbono (átomos de un mismo elemento que tienen diferentes pesos moleculares) revelaron que los árboles tenían unos 52.000 años de antigüedad.

Los anillos de crecimiento de los árboles podrían revelar secretos sobre el clima del Golfo de México hace miles de años, durante un período conocido como el período glacial Wisconsin, cuando los niveles del mar eran mucho más bajos que los actuales.

Además, ya que los cipreses pueden vivir mil años, y hay muchos de ellos, los árboles pueden contener miles de años de historia del clima de la región, dijo Harley.

"Estos troncos son tan grandes, que están por encima de dos metros de diámetro - del tamaño de camiones", dijo Harley. "Es probable que contengan miles de anillos de crecimiento".

El equipo, que aún no ha publicado sus resultados en una revista revisada por pares, está solicitando donaciones para explorar el sitio más a fondo.

"Cuanto más tiempo permanezca esta madera en el fondo del océano, más organismos marinos penetrarán en la madera, lo que puede crear obstáculos cuando tratemos de ver las fechas de radiocarbono", dijo Harley. "Lo que realmente puede hacer las muestras infechables, inutilizables".