updated 10:27 PM CEST, Sep 30, 2016

Especie recién nombrada puede ser el ave marina más grande que haya existido

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Pelagornis sandersi, envergadura

El vuelo del Pelagornis sandersi era similar en muchos aspectos a un albatros de hoy en día

Cuando trabajadores de la construcción en Carolina del Sur se encontraron con el gigante fósil alado en el aeropuerto de Charleston en 1983, tuviendo que utilizar una retroexcavadora para sacar el ave de la tierra, que vivió hace unos 25 millones de años.

Pero si el ave era en realidad una nueva especie, los investigadores se enfrentaron a una gran pregunta: ¿Puede un ave de tan gran tamaño, con una envergadura de 20 a 24 pies, conseguir despegarse de la tierra? Después de todo, cuanto mayor sea el pájaro, tiene menos probabilidad de que sus alas sean capaces de levantarse sin ayuda.

Dan KsepkaLa respuesta vino de Dan Ksepka (archivo PDF), paleontólogo y curador de ciencias en el Bruce Museum en Greenwich, Connecticut. Él modeló un probable método de vuelo para el pájaro extinguido hace mucho, nombrado como una nueva especie esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences. Si las simulaciones de Ksepka son correctas, el Pelagornis sandersi podría ser el ave marina más grande que se haya descubierto en el aire.

El Pelagornis sandersi se basó en el océano para mantenerse en alto. Similar en muchos aspectos a un albatros de hoy en día, aunque por lo menos dos veces su envergadura y muy diferente en apariencia, dijo Ksepka, el pájaro probablemente necesitaba mucha ayuda para volar. Tenía que correr cuesta abajo en contra del viento para controlar el aire como un ala delta. Una vez en el aire, se basó en las corrientes de aire ascendentes desde el océano para evitar caer.

Al igual que el albatros, el Pelagornis sandersi pasaba gran parte de su tiempo en el agua. "El clima era un poco más cálido hace 25 millones de años", dijo Ksepka, "y el nivel del mar era más alto. Así que, aunque el aeropuerto de Charleston donde se encontró el fósil está en tierra firme hoy en día, entonces solía ser un océano".

Pelagornis sandersi, recreaciónUn planeador increíblemente eficiente, el Pelagornis sandersi podría elevarse por millas y millas sobre el mar, descendiendo para atrapar a su presas en las olas.

Para apoderarse de sus comidas, el ave utilizaba pseudo-dientes, una característica que Ksepka ha encontrado tan fascinante como la enorme envergadura del ave. Estos pseudo-dientes, dijo Ksepka, no son como los nuestros. "No tienen esmalte, no crecen en las mandíbulas y no se pierden y reemplazan durante la vida útil de la criatura", dijo. "En lugar de ello, el hueso sólo se extiende desde la mandíbula".

El récord anterior para el ave voladora más grande es del Argentavis magnificens, que vivió hace sólo 6 millones de años y era oriunda de Argentina. Probablemente era más pesada que el nuevo pájaro, algo que los investigadores saben debido al tamaño de sus patas traseras que tenían que soportar su peso.

La única manera de comparar directamente las dos especies es el hueso del ala superior. Es difícil de usar eso como una escala directa entre las dos, dijo Ksepka, pero "cuando la diferencia es de 940 milímetros en el sandersi y 570 mm en el magnificens, no se puede crear un esqueleto razonablemente si el sandersi no tenía una envergadura más grande".

Todo esto se basa en la simulación por ordenador, dijo. Mediante la comparación de tamaños y proporciones de huesos de las aves modernas, los investigadores pueden estimar el tamaño y la masa. Y el modelado informático complejo utiliza estos y otros factores para determinar si podría ser posible el vuelo y cómo.

"No es como un pájaro moderno, donde se puede poner en un túnel de viento, o sentarse en una playa con binoculares y verlo", dijo Ksepka. Agregó que si bien no es posible saber desde un esqueleto todo acerca de la antigua criatura, es bastante segura una cosa: "Esto está empujando los límites de lo que sabemos sobre el tamaño aviar, y estoy muy seguro de que la envergadura es la más grande que hemos visto en un ave capaz de volar".

Artículo científico: Flight performance of the largest volant bird