updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Antiguo escorpión tenía "pies" que podrían haberle ayudado a salir del mar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

fósil de Eramoscorpius brucensis

El Eramoscorpius brucensis tenía varias características acuáticas

Una nueva especie de escorpión que se encontró fosilizada en las rocas de un jardín podría cambiar el conocimiento científico de estas criaturas que pican.

Los fósiles sugieren que los antiguos escorpiones se arrastraron fuera de los mares a la tierra antes de lo pensado, según los investigadores que los analizaron.

De hecho, algunos de los escorpiones más antiguos tenían el equipamiento necesario para caminar fuera de sus hábitats acuosos y hacerlo en tierra, dijeron los investigadores. Los fósiles datan de hace unos 430-433 millones de años, lo que les hace sólo ligeramente más jóvenes que los escorpiones más antiguas conocidos, que vivieron hace entre 433 y 438 millones de años.

La nueva especie "es realmente importante, ya que combina características que no aparecen en ningún otro escorpión conocido", dijo la líder del estudio Janet Waddington, curadora asistente de paleontología en el Museo Real de Ontario en Toronto.

fósiles de Eramoscorpius brucensis

Fósiles en el jardín

La nueva especie cayó en manos de Waddington casi por casualidad. Los conservadores de museos reciben con frecuencia llamadas acerca de fósiles, la mayoría de los cuales no son tales. Pero una mujer que llamó por un "insecto" que vió en el muro de piedra de su jardçin tenía algo muy emocionante en sus manos.

"Cuando ella me mostró este fósil casi me caí al suelo, era tan increíble", dijo Waddington.

El fósil no era ningún insecto, sino un escorpión - y además una nueva especie. Con los años fueron llegando más especímenes, en su mayoría de piedras de jardines y canteras de piedra, y otro de un fósil mal etiquetado desde el parque nacional Bruce Peninsula en Canadá. Ahora, Waddington y su equipo tienen 11 ejemplares de la nueva especie, cuya longitud oscila entre 1,1 pulgadas (29 milímetros) a 6.5 pulgadas (165 milímetros).

Lo que hizo que el animal, nombrado Eramoscorpius brucensis, fuese tan fascinante eran sus patas.

fósil de Eramoscorpius brucensis2

Caminar en el agua

Previamente, los fósiles más antiguos encontrados de escorpiones procedían de rocas que fueron depositadas originalmente en el agua, lo que llevó a los paleontólogos a creer que los animales evolucionaron en el fondo marino, como los cangrejos, y sólo más tarde se convirtieron en marineros de agua dulce. "Los escorpiones antiguos tenían patas como los cangrejos, con un tarso, o segmento de pie, que era más largo que el segmento que le precede. Este arreglo, dijo Waddington, habría significado que las criaturas caminaban sobre sus "dedos de los pies", como hacen hoy los cangrejos.

Pero el E. brucensis era diferente. Esta especie tenía un segmento del tarso que era más corto que el segmento anterior, lo que habría hecho posible que el animal colocase su tarso plano contra el suelo. En otras palabras, este escorpión tenía pies.

reconstrucción del escorpión Eramoscorpius brucensis"Podría haber caminado sobre sus pies, que es realmente importante, ya que significa que podría haber apoyado su propio peso, dijo Waddington. Sin necesidad de agua para mantenerle a flote, entonces el animal podría haber caminado sobre la tierra".

Los fósiles también muestran que las patas de los escorpiones estaban unidas sólidamente en el cuerpo, sin la exagerada "bisagra" vista en escorpiones que habrían necesitado agua para mantenerse erguidos. Lo raro, dijo Waddington, es que todas las otras características de estos escorpiones parecen acuáticas. Se encontraron en rocas marinas, y sus sistemas digestivos parecen requerir agua (en los escorpiones de tierra de hoy, la digestión comienza fuera de su cuerpo, un proceso que requiere adaptaciones de las que carecen estos antiguos escorpiones).

Waddington dijo que ella y su equipo sospechan que los fósiles que han recogido no son en absoluto cuerpos de escorpiones muertos. En su lugar pueden ser mudas, exoesqueletos dejados atrás a medida que crecen los escorpiones. Los escorpiones son muy vulnerables durante la muda, dijo Waddington y, en aguas profundas, a antiguos animales parecidos a calamares le hubiera encantado un aperitivo de un escorpión indefenso. Los escorpiones que pudiesen arrastrarse fuera del agua hasta la orilla para escapar de los depredadores habrían tenido una ventaja de supervivencia. Las rocas que albergan los fósiles de escorpión a menudo cuentan con ondas que se habrían creado cuando el viento soplaba delgadas películas de agua sobre la tierra, lo que sugiere un hábitat de laguna litoral.

Lo que esto significa es que las primeras adaptaciones que desarrollaron los escorpiones para la vida en la tierra podrían haber aparecido mucho antes de lo que pensaban los investigadores.

"Nuestros muchachos son muy, muy viejos", dijo Waddington. "Están compitiendo por el segundo escorpión más antiguo conocido".

Los investigadores publicaron sus resultados el 13 de enero en la revista Biology Letters: A new mid-Silurian aquatic scorpion—one step closer to land?