updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Radiografiar el pasado: Nuevas perspectivas en la vida de extintas criaturas marinas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

radiografía de un ammonite

Los jóvenes ammonites eran capaces de nadar usando su concha, como los actuales nautilus

Usando técnicas de imagen con tecnología de última generación, los paleontólogos en la Ruhr-Universität Bochum (RUB) han estado examinando criaturas marinas extintas. Los análisis cuantitativos proporcionan nuevas pruebas de que los ammonites eran capaces de nadar usando su concha - muy parecido al actual nautilus. A los efectos del estudio, los investigadores, junto con socios de la industria, desarrollaron un proceso de evaluación para imágenes de alta resolución de TC. La revista de ciencia RUBIN informa acerca de los resultados .

El método de ajusta mediante la concha del actual nautilus

Los ammonites tenían una masa visceral que estaba protegida por una concha helicoidal con varias cámaras. Una teoría postula que las criaturas vivían en el fondo del mar. Otra demanda que eran capaces de nadar usando su concha con sus cámaras llenas de gas para compensar el peso de su concha y cuerpo blando, haciéndolos de flotabilidad neutra.

ammonite, corte de la concha helicoidal

Junto con su equipo, el investigador de RUB, Dr. René Hoffmann investigó cuánta flotabilidad podría generar una concha de ammonites. En primer lugar, los paleontólogos de Bochum desarrollaron una técnica de evaluación fiable para sus imágenes de TC (tomografías computarizadas), utilizando conchas de nautilus como un objeto de prueba. Su método les permite conocer con precisión los volúmenes de las conchas y examinarlas para calcular su peso, así como los volúmenes de las cámaras llenas de gas. Los datos así recogidos indican el dinamismo generado por la concha. Con el fin de aclarar si los ammonites eran capaces de nadar, los investigadores necesitaban saber si su concha proporciona suficiente flotabilidad para compensar el peso de la masa visceral y la concha. Estimaron esto último, basándose en las observaciones del animal nautilus.

nautilus actual           nautilus, escaneo de las cámaras

La técnica requiere fósiles especiales

Para el análisis TC, René Hoffmann necesitaba ammonites fosilizados huecos. Para encontrarlos, viajó a Rusia y Japón, por nombrar sólo dos sitios. Junto con el estudiante de doctorado Robert Lemanis, analizó una gran muestra de crías de ammonites de 0,98 milímetros. El resultado dijo que habrían sido suficientes de tres a cinco cámaras de concha llenas de gas para que los ammonites nadasen libremente en el agua directamente después de la eclosión.

fósil de ammonites estudiado

TC de un ammonites

La concha examinada tenía once cámaras. Sin embargo no puede ser comprobado cuántas existían en el momento de la eclosión. Cuanto más grande se hiciesen los moluscos, crarían más cámaras. Sin embargo, los análisis del RUB mostraron que las crías no habrían sido condenadas a vivir en el fondo, incluso si una sóla cámara hubiese estado llena con gas. Utilizando movimientos activos de natación, el joven ammonite habría sido capaz de moverse libremente en el agua y evitar hundirse.

Artículo científico: A new approach using high-resolution computed tomography to test the buoyant properties of chambered cephalopod shells

Crédito imágenes RUBIN – Science Magazine