updated 3:01 PM CEST, Sep 29, 2016

Metales pesados provocaron la muerte en los antiguos océanos

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

fósiles de quitinozoos

La contaminación por metales pesados podría haber contribuido a algunos de los eventos de extinción más grandes del mundo

Varios eventos de extinción masivos del Paleozoico durante los períodos Ordovícico y Silúrico (aproximadamente hace 485 a 420 millones de años) dieron forma a la evolución de la vida en nuestro planeta. Aunque algunos de estos eventos periódicos de corta duración fueron los responsables de la erradicación de hasta el 85% de las especies marinas, el mecanismo exacto responsable de estas crisis de mortandad sigue siendo poco conocido.

Un equipo internacional liderado por Thijs Vandenbroucke (investigador del CNRS francés y profesor invitado en UGent) y Poul Emsbo (de US Geological Survey) inició un estudio para investigar un poco la relación conocida entre "malformaciones" de conjuntos de plancton fósil 'teratológicos' o coincidentes con la etapas iniciales de estos eventos de extinción.

fósiles de quitinozoosEn un artículo recién publicado en Nature Communications, presenta pruebas de que los restos fósiles malformados de plancton marino de finales del Silúrico (hace 415 millones de años) contienen concentraciones muy elevadas de metales pesados, como el hierro, el plomo y el arsénico. Estas son toxinas conocidas que causan anormalidades morfológicas en los organismos acuáticos modernos, lo que llevó a los autores a concluir que la intoxicación por metales causó la malformación observada en estos antiguos organismos y pudo haber contribuido a su extinción y a la de muchas otras especies.

El comportamiento químico documentado de estos metales, que se correlaciona con alteraciones observadas anteriormente en firmas oceánicas de carbono, oxígeno y azufre, sugiere fuertemente que estos aumentos de metal fueron como resultado de la reducción de la oxigenación del océano.

Por lo tanto, la toxicidad de los metales y sus expresiones en malformaciones fosilizadas podrían proporcionar el "eslabón perdido" que relaciona las extinciones generalizadas de organismos por anoxia oceánica. Como parte de una serie de interacciones sistémicas complejas que acompañan a la variación geoquímica oceánica, la movilización de los metales en la difusión de las aguas anóxicas puede identificar la fase temprana del mecanismo de matanza que culminó en estos eventos catastróficos.

La correlación entre las recurrentes malformaciones fósiles y las extinciones masivas del Ordovícico-Silúrico plantea la posibilidad provocativa que la contaminación por metal tóxico puede ser un agente no reconocido previamente que contribuyó a muchos, si no todos, los eventos de extinción en los antiguos océanos.

Artículo científico: Metal-induced malformations in early Palaeozoic plankton are harbingers of mass extinction