updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Nuevos hallazgos de un fósil viviente

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

celanto antiguo

Antiguos fósiles de celacanto proporcionan una increíble visión de un ecosistema perdido

Al pez celacanto, que se encuentra hoy en el Océano Índico, a menudo se le llama "fósil viviente" porque sus últimos antepasados existían hace unos 70 millones de años y ha sobrevivido hasta el presente - pero sin dejar restos fósiles de esa época. Ahora han sido descubiertos algunos restos de celacanto mucho más antiguos en un yacimiento de fósiles cerca de Bristol por un estudiante de la Universidad de Bristol.

Mientras el verano pasado trabajaba en la Escuela de Ciencias de la Tierra de Bristol, Harry Allard, un recién graduado de la Universidad de Exeter, encontró restos de peces celacanto, que varían en tamaño desde juveniles a adultos, en una sección de rocas del Triásico Tardío, con fecha de alrededor de 210 millones años de edad, en Manor Farm, Aust, cerca de la primera travesía de Severn.

Descubrió los nuevos fósiles en una gran colección de dientes y huesos de peces y reptiles, que representan a animales que vivieron en ese momento en los mares poco profundos, y en la masa de tierra vecina, cuando Bristol estaba llena de dinosaurios y el paisaje formado por numerosas islas tropicales.

celacanto Latimeria, dibujoHarry dijo: "Estos fósiles proporcionan una increíble visión de un ecosistema que es tan diferente del paisaje contemporáneo del suroeste de Inglaterra, por lo que ha sido fascinante observar la cambiante composición de ese ecosistema perdido hace mucho tiempo".

El sitio de Manor Farm fue creado hace 15 años cuando estaba en construcción el segundo cruce de Severn y los contratistas excavarón allí para obtener materiales de construcción de carreteras. Después de que el sitio fue hecho seguro, fue excavada una sección para que los geólogos, y el público, pudieran visitarla y aprender sobre la geología local. Uno de los coleccionistas de fósiles de la época, el fallecido Mike Curtis de Gloucester, recogió lotes de sedimentos y trabajó a través del material para extraer cerca de 20.000 dientes y huesos.

"Mike Curtis mantuvo tan excelentes registros que Harry fue capaz de separar las colecciones en resultados de cinco capas de huesos, cada una separada quizá por unos pocos cientos de miles de años", dijo el profesor Michael Benton, supervisor del proyecto.

"Esto proporciona una visión única de una época turbulenta, cuando los mares inundados a través del paisaje sumergieron gran parte de Europa. La tierra seca se convirtió en mares poco profundos y la energía de las inundaciones llegó hasta las capas de huesos del suelo y rocas de abajo y los depositaron en algunos lugares".

celacanto latimeria

Haciendo un seguimiento hacia arriba a través de los cinco capas de huesos, Harry fue capaz de mostrar cómo cambió a través del tiempo la fauna de peces, para ser dominada por pequeños tiburones en un primer momento, y luego cambiar a más peces óseos en el reducido espesor de más arriba.

"Los celacantos eran más pequeños que el celacanto vivo Latimeria", dijo Chris Duffin, un experto en peces fósiles que estuvo involucrado en el trabajo", pero estos peces eran bastante diversos en el Triásico, y sólo después disminuyeron en importancia. Eran muy raros, tenían branquias y pulmones, y se movían tanto nadando con sus aletas como también "caminando en zancos" por el fondo del mar".

Artículo científico: Microvertebrates from the classic Rhaetian bone beds of Manor Farm Quarry, near Aust (Bristol, UK)