updated 9:50 PM CEST, Sep 29, 2016

Desenterrado en Texas fósil de antiguo tiburón gigante

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

fósil de tiburón gigante de Texas

El súper tiburón vivió hace 300 millones de años y medía 8 metros

Un mega tiburón que vivió hace 300 millones de años habría hecho que los grandes blancos de hoy se pareciesen a camarones, de acuerdo a los fósiles de la criatura desenterrados en Jacksboro, Texas.

Los científicos han bautizado a los fósiles recién descubiertos como el "súper tiburón de Texas", y el nombre es apropiado: Estos súper tiburones eran enormes: más de 26 pies (8 metros) de largo, o más de la mitad de la longitud de un autobús escolar. Eso es un 25 por ciento más grande que el gran tiburón blanco moderno y más de tres veces más largo que otros tiburones fósiles, incluyendo al tiburón Goodrichthys eskdalensis descubierto en Escocia y otro ejemplar de tiburón recién descubierto de Nuevo México, los cuales miden entre 6,5 pies y 8,2 pies (2 m y 2,5 m) desde la cabeza hasta la cola (el tiburón más grande de la Tierra, el C. megalodon, podría crecer hasta 60 pies, o 18 m, de largo durante su apogeo, entre hace unos 16 y 2,6 millones de años).

El súper tiburón vivió antes de la era de los dinosaurios, que surgieron hace unos 230 millones de años. Hasta ahora, el tiburón gigante más antiguo se encontró en rocas que datan de hace 130 millones de años.

La vieja edad del súper tiburón hace que su hallazgo sea un premio, ya que indica que los tiburones gigantes se remontan mucho más allá en el registro fósil de lo que se pensaba, según los investigadores, que presentaron sus resultados publicados el 16 de octubre en la 75ª conferencia anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados, en Dallas, Texas.

Cuando el súper tiburón estaba vivo, durante el período Carbonífero, un mar poco profundo llamado el Mar interior occidental cubría Texas y gran parte del oeste americano. Los restos fósiles de vida marina del mar están siendo descubiertos en el antiguo lecho marino, que es donde el coautor del estudio, Robert Williams, de la Sociedad Paleontológica de Dallas, descubrió los fósiles del súper tiburón, incluyendo dos neurocráneos fósiles. También encontró una serie de grandes y puntiagudos dientes de tiburón fosilizado, pero no está claro si éstos pertenecían al súper tiburón de Texas o de otras especies antiguas, dijeron los investigadores.

Los neurocráneos, que comprenden la parte final de los cráneos de los tiburones, se asemejan a las partes del cráneo correspondientes de otros tiburones fósiles del Paleozoico, pero "son claramente diferentes por ser más cortas las regiones traseras del cráneo de los tiburones modernos, dijeron los investigadores.

Para calcular el tamaño del cuerpo del súper tiburón sin un espécimen completo, el investigador principal John Maisey, curador de paleontología en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, y sus colegas tuvieron que ser creativos.

Así que miraron las dimensiones de otros especímenes completos de antiguos tiburones conocidas como ctenacantiformes, que son un grupo de tiburones antiguos que vivieron durante el período Carbonífero (es probable que el súper tiburón fuese también un ctenacantiforme, pero su verdadera identidad surgirá una vez que se encuentren otros restos del súper tiburón, tales como dientes y aletas de espinas, según los investigadores). Los cráneos de estos ctenacantiformes representaban aproximadamente el 10 por ciento de toda la longitud del cuerpo de los tiburones, encontraron los investigadores.

Si el súper tiburón de Texas comparte las mismas proporciones, su cráneo de más o menos 31.5 pulgadas de largo (80 centímetros) sugiere que su cuerpo medía probablemente más de 26 pies de largo, dijo Maisey. El otro súper tiburón que descubrieron es probable que midiese unos 18 pies (5,5 m), dijo Maisey.

Se necesita más investigación para determinar si los especímenes del súper tiburón de Tejas representan una especie conocida, como el Glikmanius occidentalis, o una especie que aún no se ha descubierto, dijo Maisey. Pero un pariente cercano del tiburón recién descubierto, el antiguo tiburón de Escocia (Goodrichthys eskdalensis), sugiere que este grupo de tiburones se había dispersado con éxito a través de grandes distancias.

Todo un tiburón

La conferencia presentó otra joya para los amantes del tiburón. Durante una excavación en una cantera de Nuevo México, John-Paul Hodnett, un estudiante graduado de biología en la Universidad de Saint Joseph en Filadelfia, descubrió un tiburón fosilizado casi completo, que también data de hace unos 300 millones de años.

El ejemplar, una hembra, mide alrededor de 0,6 pies (2 m) de largo con unos dientes que "son completamente nuevos para la ciencia", dijo Hodnett. "Nunca hemos visto antes este tipo de diente". Él planea analizar los dientes en un próximo estudio, agregó.

Ese fósil es tan completo que su estudio podría ayudar a los investigadores a describir mejor a los ctenacanths, un grupo de tiburones antiguos, dijo.

"Hay una gran cantidad de datos que faltan", dijo Hodnett. "Mi asesor siempre está diciendo que si no se puede encontrar los datos, hay que salir a cavar".