updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Enorme plesiosaurio nadó una vez alrededor de la antigua Patagonia

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

vértebras del plesiosaurio de Patagonia en el laboratorio

Todo su cuerpo tenía cuando estaba vivo una longitud de unos 7 metros

Vértebras grandes como pomelos y robustos huesos de las costillas salen a la luz en trozos irregulares de piedra arenisca cuando el paleontólogo Fernando Novas utiliza un martillo y un cincel para limpiar lo que puede ser uno de los esqueletos más grandes y completos de un reptil marino de cuello largo llamado plesiosaurio.

La enorme criatura hubiera nadado, hace unos 65 millones de años, usando grandes aletas en las aguas que abarcan lo que hoy es la Patagonia, han encontrado Novas y sus colegas.

Los paleontólogos todavía están eliminando cuidadosamente la dura piedra arenisca que rodea el esqueleto del plesiosaurio, pero esperan que el reptil marino recién descubierto será un género y especie previamente desconocida dijo Novas, el líder del proyecto, paleontólogo del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia en Buenos Aires, Argentina.

fósil de plesiosaurio que vivió en la Patagonia

Las cuatro aletas del plesiosaurio miden cada una más de 4 pies (130 centímetros) de largo y todo su cuerpo tenía cuando estaba vivo una longitud de unos 23 pies (7 metros).

"La cola está emergiendo muy bien", dijo Novas, señalando su progreso. A pesar de que los huesos todavía están encerrados en la piedra, el hallazgo es del plesiosaurio más completo y articulado de la historia (es decir, los huesos no se dispersan, sino que se asientan en la posición correcta), dijo Novas.

El plesiosaurio vivió durante el Cretácico Superior, "30 minutos antes de la caída del asteroide", dijo en tono de broma. Estaba enterrado en arenisca de decenas de millones de años, hasta que Novas descubrió una punta, lo que llevó a él y a sus colegas a excavar la criatura en 2009.

Jago Argentino

Todo comenzó cuando el paleontólogo de la Universidad de Rowan, Kenneth Lacovara, que pasó años excavando en la Patagonia al Dreadnoughtus, el dinosaurio supermasivo más completo conocido por los científicos, se enteró de que había fósiles cerca de la orilla del Lago Argentino, en la provincia patagónica de Santa Cruz. Lacovara visitó los fósiles, pero no tenía tiempo para dirigir una excavación. En cambio Lacovara informó a Novas más tarde, animando a su amigo a excavar los huesos (ver en los comentarios una aclaración de Juan Funes sobre el caso).

Por casualidad guías de turismo en El Calafate, una ciudad junto al Lago Argentino, habían invitado a Novas para hablar con ellos acerca de la geología y la paleontología. Voló desde Buenos Aires a El Calafate, y después de la lección les preguntó acerca de los fósiles en el lago.

"Me dijeron: 'Sí, sabemos de eso. Podemos ir mañana'", recordó Novas.

Al día siguiente, fueron a la orilla del lago. Eran visibles bajo el agua parte de una sola aleta y una sección de la cola. Novas llamó a su colega en el museo el paleontólogo Marcelo Isasi, quien se comprometió a ayudar a excavar los fósiles, aunque tuviera que usar un traje de buceo.

La excavación y el examen

fuerte alrededor del fósil de plesiosaurioDespués de conseguir el permiso del propietario, el aeropuerto internacional de El Calafate, un pequeño grupo de paleontólogos se puso a trabajar excavando el esqueleto en octubre de 2009. Los investigadores hicieron una fortaleza alrededor del esqueleto colocando un perímetro circular de bolsas de arena alrededor de la criatura y luego bombeando el agua. Todo el tiempo las olas golpeando inundaban el recinto, pero los científicos utilizaron baldes y una bomba para drenar innumerables veces, dijo Novas.

fuerte alrededor del fósil de plesiosaurioEra sólo cuestión de suerte que nadie se electrocutase mientras utilizaban el martillo eléctrico para quitar la roca que contenía los fósiles de la húmeda y rocosa fortaleza.

"De todos modos, todos estamos vivos", dijo Novas.

Con la ayuda de una excavadora prestada cargaron los fósiles en un camión y les transportaron al norte de Buenos Aires.

Todavía están excavando los fósiles en el laboratorio, pero los investigadores ya han descubierto un hecho interesante: El plesiosaurio tiene un cuello largo.

"América del Norte está más familiarizada con los plesiosaurios de cuello largo, pero aquí estamos más familiarizados con los plesiosaurios de cuello corto", que datan del período Cretácico, dijo Novas. "Este es uno de los pocos casos en los que descubrimos en el sur una excepción a las normas".

vértebras del plesiosaurio en el aguaUna vez plenamente excavados los huesos, los investigadores planean describir la nueva especie y luego comparar su anatomía con la de otros plesiosaurios, para que puedan crear un árbol genealógico, llamado filogenia, de los reptiles. (Plesiosaurios son reptiles ─ el nombre significa "casi lagarto" ─ pero no son dinosaurios).

"Espero que la preservación del esqueleto nos permitirá un mejor conocimiento de la anatomía de estos reptiles, y arrojar luz sobre las relaciones filogenéticas de los plesiosaurios del sur", dijo Novas.