updated 1:39 PM CEST, Sep 28, 2016

Prehistórica "ballena blanca" nos recuerda a Moby Dick

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Albicetus oxymycterus, dibujo artístico

El Albicetus oxymycterus era tan feroz como su homónimo de ficción

No hay ballena más famosa que Moby Dick. Muchos de nosotros supimos del cachalote albino en la escuela secundaria, y si no allí, ciertamente en una de las muchas muchas adaptaciones hechas en película. Así que cuando dos paleontólogos andaban redescribiendo un polémico fósil de cachalote con una mandíbula inferior distorsionada, parecía lógico ponerle el nombre del sensacional Leviatán del libro y la pantalla.

Los paleontólogos Alexandra Boersma (abajo a la derecha) y Nicholas Pyenson no encontraron la nueva ballena en antiguas piedras, sino en las colecciones del Museo Nacional de Historia Natural Smithsoniano.

Alexandra Boersma con el fosil de Albicetus oxymycterusYa en 1925 el experto en fósiles de ballenas Remington Kellogg describió un cráneo incompleto que se había recogido de una antigua roca de 14-16 millones de años en la Formación Monterey de California en el año 1800. Debido a sus extraños dientes, Kellogg sospechó que el animal era un pariente de otra ballena fósil, el Ontocetus emmonsi - que es cómo llegó el hallazgo de California a ser llamado Ontocetus oxymycterus.

Pero aquí está el giro: el fósil original de Ontocetus emmonsi no era realmente una ballena en absoluto. Esos extraños dientes resultaron ser colmillos de morsa! Así, al tiempo que conserva su título de especie, el verdadero cráneo fósil de ballena que Kellogg había escrito mereció una segunda mirada. Noventa años después de ese error intervinieron Boersma y Pyenson.

Teniendo en cuenta que la ballena es uno de los primeros miembros del linaje cachalote, y el proceso de fosilización había cambiado ligeramente la mandíbula inferior para darle un aspecto "deforme" (como se ha descrito para Moby Dick), Boersma y Pyenson pensaron que era apropiado para llamar a la criatura Albicetus, o "ballena blanca", por lo que su título completo quedó en Albicetus oxymycterus basado en el latín para ballena blanca (albus cetus), de la clásica novela de Herman Melville Moby Dick, y el tema de la nueva película de Ron Howard "En el corazón del mar (In the Heart of the Sea)".

fósiles de Albicetus oxymycterus"El tamaño de este fósil, sobre todo el bloque que conserva el cráneo y las mandíbulas, es impresionante", dijo Pyenson en un comunicado de prensa. "Es probable que pese varios cientos de libras y requiere mucho músculo sólo para moverle. Es sólo con los recientes avances en la digitalización en 3D que hemos sido capaces de capturar toda la geometría de esta muestra y una mejor comprensión de la inusual anatomía de esta especie extinta de cachalote".

Albicetus es parte de una larga e ilustre historia. A pesar de que sólo hay tres especies vivas hoy - el pigmeo y especies enanas, además del cachalote común - el árbol genealógico del cachalote se remonta a unos 25 millones de años. Algunos de estos animales oceánicos, como el Zygophyseter (abajo), incluso han sido apodados "cachalotes asesinos" por su parecido superficial con las orcas de hoy en día. El enorme cachalote extinto Liviatán, por ejemplo, tuvo un impresionante conjunto de dientes superiores e inferiores que le hubieran dado una de las sonrisas más aterradoras de todos los tiempos.

Zygophyseter varolai

No es que Albicetus fuese tan grande. Sobre la base de la relación entre el cráneo y el tamaño del cuerpo del cachalote, Boersma y Pyenson calculan que su "ballena blanca" habría medido en vida unos seis metros. Eso es menos de la mitad del tamaño de gigantes como Livyatan e incluso el cachalote de hoy en día, el mayor depredador con dientes de los mares.

Sin embargo, el tamaño de Albicetus y el hecho de que tenía grandes dientes en ambas mandíbulas superior e inferior sugiere que, al igual que muchos de sus parientes, era un cazador como las orcas que persiguió grandes presas como peces y otros mamíferos marinos. A pesar de la diferencia de tamaño, el Albicetus era tan feroz como su homónimo de ficción.

Artículo científico: Albicetus oxymycterus, a New Generic Name and Redescription of a Basal Physeteroid (Mammalia, Cetacea) from the Miocene of California, and the Evolution of Body Size in Sperm Whales