Extinto tiburón de 4 metros de largo está relacionada con el megalodon

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

diente de Megalolamna paradoxodon

El Megalolamna paradoxodon vivió a principios del Mioceno

Hace unos 20 millones de años un tiburón del tamaño de un coche nadó a lo largo de las antiguas líneas costeras de los océanos Atlántico y Pacífico, en busca de peces de tamaño medio con sus puntiagudos dientes, halla un estudio reciente.

Sin embargo, hay pocos restos fósiles del ya extinto tiburón. Los investigadores no han encontrado más que cinco de sus dientes de casi 2 pulgadas de largo (4,5 centímetros), aunque en diferentes partes del mundo: Japón, California, Perú y Carolina del Norte, dijeron los investigadores.

"El hecho del reconocimiento de un gran tiburón con una amplia distribución geográfica que nos había eludido hasta ahora indica lo poco que aún sabemos sobre el antiguo ecosistema marino de la Tierra", dijo Kenshu Shimada, el autor principal del estudio y un paleobiologista en la Universidad DePaul de Chicago.

dientes del Megalolamna paradoxodon

Comparando los dientes

Los investigadores han nombrado al tiburón de principios del Mioceno Megalolamna paradoxodon. El nombre del género es un guiño a los mega dientes del tiburón que superficialmente se parecen a los de los tiburones del género Lamna. El nombre de la especie toma nota de los extraños dientes del tiburón, con la palabra latina "paradoxum", y la griega "odon", que significan, respectivamente, paradoja y dientes.

"A primera vista los dientes del Megalolamna paradoxodon se parecen a los dientes gigantes del género Lamna, que incluyen al marrajo salmonero y a modernos tiburones", dijo Shimada. "Sin embargo los dientes fósiles son demasiado robustos para Lamna - y muestran un mosaico de rasgos dentales que recuerdan al género Otodus. Por lo tanto se determinó que sea una nueva especie para la ciencia que pertenece a la familia Otodontidae sin relación directa con Lamna".

El M. paradoxodon tenía dientes de tipo de agarre en la parte delantera de la boca y dientes adaptados para el corte en la parte posterior, lo que probablemente ayudó al depredador gigante a cortar a las presas, añade Shimada.

El tiburón probablemente vivió en aguas costeras poco profundas en las latitudes medias, que es donde los investigadores desenterraron sus dientes fosilizados. Sin embargo, a pesar de que tienen sólo sus dientes, los investigadores fueron capaces de estimar la longitud del tiburón mediante la comparación de muestras de dientes de tiburón modernos.

dientes del Megalolamna paradoxodonMediante el análisis de la relación de dientes-cuerpo de los parientes modernos del tiburón en la familia laniform - incluyendo el tigre de arena, marrajo y gran tiburón blanco - los investigadores estimaron que el M. paradoxodon podría crecer hasta 12 pies (3.7 metros) de largo. Eso hace que sea más pequeño que el gran tiburón blanco, que crece a entre 15 y 20 pies (4,6 a 6,1 m) de largo.

Sin embargo, es difícil decir exactamente qué tan grande creció el M. paradoxodon, dijo John-Paul Hodnett, un estudiante especialista de tiburones y graduado en biología en la Universidad de Saint Joseph en Filadelfia, que no participó en el estudio.

"Para los dientes, siempre se debe tener cuidado con el hecho de que es posible encontrar en la mandíbula de un tiburón dientes muy grandes o pequeños, que no representan el verdadero aspecto del tamaño del cuerpo del tiburón", dijo Hodnett. Por ejemplo, algunos de los dientes del tiburón ballena moderno son pequeños, pero el animal puede crecer hasta más de 40 pies (12 m) de largo, dijo.

Primo del megalodon

Los dientes prehistóricos ayudaron a los investigadores a hacer otro descubrimiento "Mega". Ellos los compararon con los dientes del Carcharocles megalodon, el tiburón más masivo jamás descubierto. El megalodon podría crecer hasta 60 pies (18 m) de largo, y su mordedura era más poderoso que la del Tyrannosaurus rex.

Tanto el M. paradoxodon como el C. megalodon pertenecen a la familia de tiburones extintos conocidos como Otodontidae, pero los científicos había colocado previamente al C. megalodon en un linaje distinto, dijo Shimada.

Pero Shimada y sus colegas sugieren que el M. paradoxodon y el C. megalodon son en realidad primos cercanos, y que el C. megalodon debe ser colocado en otro género llamado Otodus.

"El Carcharocles megalodon ha sido la expresión típica para el tiburón fósil", dijo Shimada. "Sin embargo, nuestro nuevo estudio apoya claramente la idea sugerida por unos pocos trabajos anteriores que el 'megalodon' debe colocarse dentro del género Otodus, y por lo tanto debe ser referido como Otodus megalodon de ahora en adelante".

El estudio fue publicado en línea ayer (3 de octubre) en la revista Historical Biology: A new elusive otodontid shark (Lamniformes: Otodontidae) from the lower Miocene, and comments on the taxonomy of otodontid genera, including the ‘megatoothed’ clade

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar