El terrible Kaikaifilu de los mares del sur

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El terrible Kaikaifilu de los mares del sur - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Kaikaifilu hervei

Un lagarto depredador gigante nadando en los mares antárticos cerca del final de la época de los dinosaurios

Kaikaifilu es una nueva especie de lagarto marino gigante (mosasaurio) descubierta en la Antártida en rocas de 66 millones de años de antigüedad. De unos 10 m de largo, es el mayor depredador marino ápice conocido de este continente. Vivió cerca del final de la era de los dinosaurios, cuando la Antártida era un ecosistema mucho más cálido, y comía reptiles marinos que se alimentaban por filtración.

Debido a sus duras condiciones, la Antártida es probablemente uno de los lugares más difíciles para trabajar los paleontólogos. Sin embargo, precisamente debido a esto, la información es escasa, y los nuevos descubrimientos puede ser muy gratificantes. En 2010 una expedición de científicos chilenos a la isla Seymour encontró muy mal tiempo. Sólo durante sus últimos días en el campo, después de una terrible caminata con el barro hasta las rodillas, hicieron un descubrimiento verdaderamente emocionante en rocas de 66 millones años de antiguedad: Los restos fósiles de un cráneo particularmente grande de mosasaurio, un lagarto marino gigante.

Los mosasaurios no eran dinosaurios, sino cercanos a los lagartos de hoy en día, y prosperaron en los mares durante el período Cretácico de la era de los dinosaurios. Sin embargo, a diferencia de los modernos lagartos, los mosasaurios evolucionaron extremidades como remos, y una cola larga y profunda para nadar. Algunos de ellos eran los principales depredadores y alcanzaron un tamaño verdaderamente gigante, como el temible Tylosaurus (que aparece regularmente en los libros de animales prehistóricos).

TylosaurusAntes de este descubrimiento, el mayor mosasaurio conocido del continente antártico estaba representado por el Taniwhasaurus antarcticus, un depredador con un cráneo de unos 70 cm de largo. Curiosamente, la nueva especie se encontró que era 5 millones de años más joven, que su pariente cercano el Taniwhasaurus. También es un pariente cercano del Tylosaurus de América del Norte, sin embargo, el nuevo mosasaurio de la Antártida vivió en el hemisferio opuesto cerca de 20 millones de años después. Su cráneo se estima en alrededor de 1,2 m de longitud, siendo el mosasaurio más grande del sur hasta la fecha, lo que sugiere una longitud corporal cercana a los 10 metros. Y si bien es similar a gigantes norteamericanos como el Tylosaurus, muestra otros rasgos completamente únicos que justifican un nuevo nombre científico.

Kai Kai y Treng TrengLos científicos le nombraron Kaikaifilu hervei inspirándose en la cosmología de los mapuches, la gente nativa del sur de Chile y Argentina. Kai-Kai filú es el todopoderoso reptil gigante dueño de los mares, el rival de Treng-Treng filú, el reptil de la tierra, ambos creadores de las tierras a través de su lucha continua que causa los terremotos, volcanes, tsunamis y todos los acontecimientos que dieron forma a la tierra donde vivimos. El nombre de la especie es hervei en honor al Dr. Francisco Hervé, un geólogo explorador antártico de renombre mundial y pionero en la ciencia de la Tierra chilena.

Kaikaifilu hervei, detalles

Imagen de arriba: A la izquierda. Kaikaifilu se encontró en rocas cretácicas de la isla de Seymour, en la Antártida. Superior derecha. Una comparación de tamaño estimado de Kaikaifilu con un humano. El tamaño del cráneo sugiere que podría haber medido como 12-14 metros. Abajo a la izquierda: El terreno donde se encontraron los restos de Kaikaifulu se basa principalmente en el barro bajo malas condiciones climáticas como las encontradas por la expedición chilena (abajo a la derecha).

Según Rodrigo Otero, uno de los autores del estudio de la Universidad de Chile, "La creciente diversidad de reptiles marinos del Cretácico endémicas en el hemisferio sur están cambiando lentamente un paradigma histórico. Dado que muchos reptiles fósiles del sur del siglo XIX se han asignado a especies del hemisferio norte, en este sentido Kaikaifilu se suma a este cambio de paradigma. El registro sur tiene escasos cráneos de mosasaurios informativos, la mayoría de ellos se encuentran en nueva Zelanda. Sin embargo, en América del Sur del sur y la Antártida, restos mosasaurios son especialmente escasos, de ahí la importancia del nueva espécimen, que muestra un parentesco lejano con respecto a los mosasaurios del hemisferio norte".

Anterior al descubrimiento de Kaikaifilu, se habían encontrado con frecuencia dientes aislados en rocas del Cretácico Tardío de la Antártida. Las características anatómicas llevaron a los científicos a referirse a varias especies dee mosasaurios previamente conocidas en el hemisferio norte. Sorprendentemente, las mandíbulas del Kaikaifilu revelan ahora que muchos de estos dientes co-existían como diferentes tipos de dientes en la boca de esta especie, una condición conocida como heterodoncia. Por lo tanto, con toda probabilidad, se ha sobrestimado la diversidad de los mosasaurios antárticos. El caso ilustra muy bien las dificultades que los paleontólogos pueden encontrar al descubrir partes del cuerpo únicas pero aisladas.

AristonectesDurante la época de los dinosaurios el clima antártico era mucho más cálido y el continente albergaba un diverso ecosistema, que incluía varios reptiles inusuales. Kaikaifilu probablemente se alimentaba del abundante "buffet" de sus contemporáneos, especialmente de plesiosaurios Aristonectes de cuello largo (a la derecha), con únicas y robustas formas, que no se alimentan de peces, sino más bien eran filtradores de presas mucho más pequeñas, usando estrechos dientes como de ballena y adaptaciones en sus cráneos.

"Antes de esta investigación, el mosasaurio de la Antártida conocido anteriormente no proporcionó evidencia de la presencia de grandes depredadores como el Kaikaifilu, en un entorno donde los plesiosaurios eran especialmente abundantes. El nuevo hallazgo complementa un elemento ecológico esperado del ecosistema antártico durante el último cretáceo", dice Otero.

Estos ecosistemas existían poco antes de la desaparición definitiva de los dinosaurios, un momento en el que las temperaturas y los niveles del mar experimentaron cambios significativos. Los científicos continúan discutiendo cómo pueden haber afectado estos cambios a la extinción y la evolución de estos ecosistemas marinos australes. Sin lugar a dudas, van a seguir explorando en busca de nuevos datos en la Antártida, un continente entero.

Artículo científico: Kaikaifilu hervei gen. et sp. nov., a new large mosasaur (Squamata, Mosasauridae) from the upper Maastrichtian of Antarctica

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar