updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Puijila, una foca de 23 millones de años

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

puijila darwini, reconstrucción del esqueleto

Hallado un eslabón perdido de las focas, el fósil Puijila darwini

Vídeo del Canadian Museum en Youtube: detalles del descubrimiento del fósil de "foca andante"

Con el nombre de Puijila darwini, los investigadores han querido homenajear al naturalista inglés Chrales Darwin en el bicentenario de su nacimiento.

puijila darwini Todos los nuevos fósiles de especies necesitan un nuevo nombre científico. Los científicos que los investigan ponen gran cuidado en la elección. A menudo, los nombres son elegidos para reflejar las características importantes del animal, o la ubicación del descubrimiento.

Los nombres científicos son generalmente en latín, y constan de dos partes. La primera parte es el nombre del género. La segunda parte es el epíteto de la especie. En conjunto, identifican al organismo. Esta combinación de dos nombres es única y es reconocida en todo el mundo, a diferencia de los nombres comunes, como "ciervo" o "ballena", que puede referirse a diferentes animales en función de la provincia, estado o país.

Este último fósil de "foca caminante" representa un avance evolutivo que se clasificó como un nuevo género y especie, por lo que los nombres de ambos se necesitan.

El género se basa en la palabra de la lengua inuktitut (inuit), "Puijila", que significa "joven mamífero de mar" y comúnmente se refiere a una foca. El inuktitut (inuit) se habla en Nunavut, Canadá, donde fue encontrado el fósil. En el género se reconoce el nombre de la gente de Nunavut, cuyo valioso apoyo es fundamental para el éxito de la investigación en el Alto ártico de Canadá. El nombre fue seleccionado en consulta con los Inuit Qaujimajatuqangit Katimajiit, un consejo de expertos con conocimientos sobre los inuit que asesora al Gobierno de Nunavut.

El epíteto de la especie, "darwini", hace honor a Charles Darwin. El nombre fue seleccionado por la admiración en la visión de la evolución de Charles Darwin, quien predijo esta transición de animales en su monumental libro sobre la evolución, "El origen de las especies".

La identificación de la especie "Puijila darwini" ha sido publicada en 2009, que es también el aniversario del bicentenario del nacimiento de Darwin y el 150 aniversario de "El Origen de las Especies".


Los honores eran casi una obligación, ya que Darwin llegó a predecir la evolución de los pinnípedos (focas, leones marinos y morsas) tal como lo corrobora el nuevo hallazgo; en "El origen de las especies escribió": "Un animal estrictamente terrestre, que ocasionalmente cazara en aguas someras y después en ríos o lagos, se podría convertir al final en un animal tan acuático como para nadar en mar abierto".

situación isla de Devon, Canadá
Las corrientes creacionistas que niegan la evolución de las especies se atrincheran en una supuesta carencia de fósiles de transición que sugieran la aparición de las especies modernas. Pero nada más alejado de la realidad científica, pues como vemos en un artículo que Nature publicó ayer jueves tenemos otro nuevo y flamante ejemplo de la evolución en acción, un eslabón perdido de las focas que congeló en el tiempo una especie en plena transición de la vida terrestre a la acuática.

El descubrimiento procede de la isla de Devon, en el ártico canadiense. En 2007, un equipo de científicos desenterró allí los primeros restos, ocultos en el sedimento de un antiguo lago en el fondo de un cráter meteorítico.



El fósil "Puijila darwini" fue encontrado en el cráter Haughton. El notable estado de conservación de los fósiles se debe en gran medida al medio ambiente del cráter en el momento en que se depositaron.

El cráter Haughton tiene 16 km de ancho, forma una depresión circular en la isla de Devon, en el Alto ártico de Canadá. El cráter se formó por el impacto de un asteroide o un cometa que tenía de 1 a 2 km de ancho. La fractura y otras señales del impacto se extienden más allá del borde del cráter, con lo que el diámetro de toda la estructura es de 23 km.

puijila darwini
Los geólogos no están todavía seguros de cuándo se formó el cráter. En la década de 1980, los investigadores, mediante utilización de técnicas de datación de argón, llegaron a la conclusión de que el cráter tiene cerca de 24 millones de años. Sin embargo, datos de los últimos años utilizando técnicas más precisas le han dado una edad de aproximadamente 39 millones de años. 

Después de que el cráter estuvo formado, se desarrollaron una serie de lagos dentro de él. Tras un período de erosión del cráter (posiblemente unos pocos millones de años), se fueron erosionando los sedimentos acumulados en el suelo de uno de estos lagos. Con el tiempo, desapareció el lago, pero se mantuvieron los sedimentos. Estos depósitos constituyen una unidad geológica denominada Formación Haughton.



Estos sedimentos lacustres contienen restos fosilizados de plantas y animales que vivieron alrededor del lago unos 23 millones de años atrás, cerca del comienzo de la época del Mioceno.  Esta es la única vida conocida de vertebrados del Mioceno temprano a tan altas latitudes septentrionales.

pinnipedosPuijila frecuentaba la costa y pantanos al borde del lago y murió en la zona. No sabemos la causa de la muerte, pero poco después de que el animal murió el cuerpo se hundió en el fondo del lago, donde fue enterrado y conservado.

Pero con este primer hallazgo, la escasez de piezas impidió la identificación del ejemplar. Un año más tarde, otra campaña de excavación logró rescatar la base del cráneo, una estructura que ayuda a establecer las relaciones taxonómicas.

Entonces y según los autores del trabajo, quedó claro que aquel animal de complexión similar a los mamíferos terrestres, pero con patas adaptadas a la natación, no era una nutria sino un ancestro de los pinnípedos, el grupo que reúne a las focas, otarios y morsas.

Según la directora del estudio, Natalia Rybczynski, del Museo de Historia Natural de Canadá, la importancia de Puijila reside en que refleja "la transición de los pinnípedos de la tierra al mar", un fenómeno "que ha sido difícil de estudiar porque las pruebas fósiles son débiles y discutibles". El pinnípedo fósil más antiguo conocido hasta ahora, Enaliarctos, ya había trocado sus extremidades en aletas, mientras que la nueva especie es una primitiva "foca andante", con patas musculosas de proporciones similares a las de osos o mofetas, pero con dedos aplanados que sugieren unos pies palmípedos.

Natalia RybczynskiEl hallazgo ha permitido también a Rybczynski y sus colegas corroborar la hipótesis más aceptada sobre el origen de los pinnípedos, que sitúa la cuna de estos animales en el ártico. Los restos de plantas fósiles recogidos en el lugar indican que Puijila conoció un clima muy diferente al que hoy azota el país inuit; el ártico del Mioceno era más templado, similar a la actual costa noreste de EEUU, con lagos que se helaban en invierno.

Los científicos sospechan que las duras invernadas obligaban a aquellos antepasados de las focas a buscar su alimento más allá de sus tierras estivales, en las costas, y que así fue como los mamíferos semiacuáticos de agua dulce llegaron a conquistar los océanos.

En el siguiente vídeo de Youtube
Natalia Rybczynski hace un recorrido detallado por todos las etapas del descubrimiento del fósil de Puijila darwini:

< param name="allowFullScreen" value="true">


Enlaces:

Canadian Museum of Nature - Puijila page  Reconstrucción en 3D del esqueleto de Puijila darwini

Caracteres craneales de los pinnípedos en 3D  Artículo en Nature sobre Puijila darwini (PDF en inglés)

Artículo refundido de Público