updated 1:36 PM CEST, Jul 25, 2017

Desvelando los secretos de los primeros animales de la Tierra

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

fósil de Dickinsonia costata

Dickinsonia representa un grupo separado de animales marinos que ahora está extinto

Hace más de 550 millones de años, los océanos estaban repletos de criaturas planas y de cuerpo blando que se alimentaban de microbios y algas y podían crecer tan grandes como las alfombras de baño. Ahora, investigadores de la Universidad de California, Riverside, están estudiando sus fósiles para desvelar los secretos de la vida temprana.

Scott Evans, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra, y Mary Droser, profesora de paleontología, ambos en el Colegio de Ciencias Naturales y Agrícolas de la UCR, muestran que el fósil Dickinsonia de la era Ediacarian se desarrolló de una manera compleja y altamente regulada usando un juego de herramientas genético similar a los animales actuales. El estudio ayuda a colocar al Dickinsonia en la evolución temprana de la vida animal, y muestra cómo la gran y móvil criatura marina creció y se desarrolló.

segmentos en Dickinsonia costataDickinsonia era una criatura plana, de forma oval que variaba en tamaño de menos de una pulgada a varios pies, y se caracterizaba por una serie de bandas elevadas - conocidas como segmentos o módulos - en su superficie. Estos animales son de interés para los paleontólogos porque son los primeros en volverse grandes y complejos, moverse y formar comunidades, pero se sabe poco sobre ellos.

Durante años, los científicos han estado debatiendo el estatus taxonómico del Dickinsonia - colocándolo con hongos, gusanos marinos y medusas, por nombrar algunos. Actualmente se acepta generalmente que Dickinsonia era un animal, ahora extinto.

"Parte de este estudio estaba tratando de poner al Dickinsonia en contexto en el desarrollo de la vida temprana. Queríamos saber si estas criaturas eran parte de un grupo de animales que sobrevivieron o un experimento evolutivo fallido. Esta investigación se añade a nuestro conocimiento acerca de estos animales y nuestra comprensión de la vida en la Tierra como un artefacto de 500 mil millones de años de evolución", dijo Droser.

Dickinsonia costata, reconstrucciónPara estudiar Dickinsonia, los investigadores viajaron al desierto del sur de Australia, que fue una vez subacuático y ahora es el hogar de una abundancia de fósiles Ediacaran.

Midieron el tamaño, la forma y la estructura de casi 1.000 especímenes de Dickinsonia costata, prestando atención al número y tamaño de los módulos. El trabajo fue hecho en colaboración con James Gehling del Museo Australiano del Sur en Adelaida, Australia, que es coautor del artículo.

El estudio mostró que el desarrollo de Dickinsonia, y particularmente el de los módulos, era complejo y sistemático para mantener la forma oval del animal. La acumulación de nuevos módulos, por un proceso denominado adición terminal, sugiere que Dickinsonia se desarrolló de manera relacionada con los bilaterios, un grupo complejo que muestra simetría bilateral, incluyendo animales que van desde moscas y gusanos a seres humanos. Sin embargo, los investigadores no creen que Dickinsonia estuviese ancestralmente relacionado con los bilaterios, ya que carecía de otras características que comparten la mayoría de los bilaterios, sobre todo la boca, el intestino y el ano.

colonia de Dickinsonia costata

"Aunque vimos algunas de las características distintivas del crecimiento y desarrollo bilaterales, no creemos que Dickinsonia fuera un precursor de los bilaterios actuales, sino que estos son dos grupos distintos que comparten un conjunto común de genes ancestrales que están presentes en todo el linaje animal", dijo Evans. "Dickinsonia probablemente representa un grupo separado de animales que ahora está extinto, pero puede decirnos mucho acerca de la historia evolutiva de los animales".

Artículo científico: Highly regulated growth and development of the Ediacara macrofossil Dickinsonia costata


Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar