Gusano marino erizado de 508 millones de años ayuda a resolver un rompecabezas evolutivo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Gusano marino erizado de 508 millones de años ayuda a resolver un rompecabezas evolutivo - 5.0 out of 5 based on 1 vote

gusano Kootenayscolex barbarensis

¿Cómo desarrollaron sus cabezas los gusanos anillados?, un grupo que incluye lombrices y sanguijuelas modernas

Un gusano sin ojos parecido a un alienígena con dos tentáculos brotando de su cabeza y cubierto de muchas cerdas, parecía un cepillo de cocina que habría sido todo un espectáculo durante su apogeo, cuando gateaba en el lecho marino hace unos 508 millones de años.

Los científicos descubrieron los restos exquisitamente conservados de la extraña criatura de cuerpo blando en la Columbia Británica, Canadá. Al igual que otros gusanos de cerdas, la nueva criatura tiene cerdas del tamaño de un cabello que sobresalen de su cuerpo.

"Sin embargo, a diferencia de cualquier forma de vida, estas cerdas también cubrían parcialmente la cabeza, más específicamente alrededor de la boca", dijo en un comunicado Karma Nanglu, autora principal del estudio, estudiante de doctorado en el Departamento de Ecología y Biología Evolutiva y Ciencias de la Tierra de la Universidad de Toronto e investigadora del Museo Real de Ontario.

Al analizar los fósiles (y la intrigante boca ondulada), los investigadores pudieron resolver un misterio evolutivo sobre cómo desarrollaron sus cabezas los gusanos anillados, un grupo que incluye lombrices y sanguijuelas modernas. La nueva criatura identificada "parece sugerir que la cabeza del anélido evolucionó a partir de segmentos corporales posteriores que tenían pares de cerdas, una hipótesis respaldada por la biología del desarrollo de muchas especies modernas de anélidos", dijo Nanglu.

Encontrar "erizados"

fósil de gusano Kootenayscolex barbarensis

Los investigadores descubrieron de 2012 a 2016 más de 500 fósiles de gusanos individuales en Marble Canyon, un sitio dentro del conocido depósito Burgess Shale.

"Los fósiles de Burgess Shale son algunos de los más importantes en el mundo, documentando un fenómeno conocido como Explosión Cámbrica: la primera aparición en el registro fósil de la mayoría de los grupos de animales modernos", dijo Nanglu.

El gusano erizado era pequeño, de tan solo 1 pulgada (2.5 centímetros) de largo. Pero este pequeño cuerpo lucía una tonelada de cerdas: cada uno de sus hasta 25 segmentos de cuerpo lucía 56 cerdas, y también tenía dos largos tentáculos en su cabeza. Antenas más pequeñas entre sus tentáculos probablemente ayudaron al gusano a escanear el área directamente en frente de él, mientras que los tentáculos podían extenderse más, dijo Nanglu.

fósil de gusano Kootenayscolex barbarensis, detalleLos científicos nombraron a la criatura Kootenayscolex barbarensis. El nombre del género hace referencia al Parque Nacional Kootenay en Columbia Británica, donde se encuentra Marble Canyon, e incluye "scolex", la palabra griega que significa "gusano". El nombre de la especie honra a Barbara Polk Milstein, voluntaria en el Museo Real de Ontario que ayuda con la investigación de Burgess Shale, escribió en el estudio de Nanglu y su colega, el coautor Jean-Bernard Caron. Caron es el conservador principal de la paleontología de invertebrados en el Museo Real de Ontario.

K. barbarensis era un alimentador de depósitos que se hinchaba de barro en el lecho marino, Nanglu dijo: "Estos organismos canalizan barro en sus bocas y luego lo tamizan para obtener material orgánico para alimentarse. Obtenemos evidencia de esta forma de vida a partir del intestino bien conservado de Kootenayscolex, que a menudo conserva mucho más [color] oscuro en comparación con el tejido circundante".

Además de observar a K. barbarensis bajo el microscopio, los investigadores utilizaron una técnica llamada mapeo elemental. Este método visualiza la composición elemental, como el carbono o el calcio, en la superficie del fósil.

"El diseño y la composición de estos elementos nos ayudan a formular hipótesis sobre qué tipos de tejidos poseía originalmente el animal", dijo Nanglu. "En este caso, creemos que varias áreas pronunciadas y oscuras en el fósil representan tejido vascular degradado".

Los hallazgos fueron publicados en línea hoy (22 de enero) en la revista Current Biology: A New Burgess Shale Polychaete and the Origin of the Annelid Head Revisited

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar