Loading...
updated 12:25 PM CEST, May 23, 2018

Las primeras ballenas barbadas eran temibles depredadores con afilados dientes

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Las primeras ballenas barbadas eran temibles depredadores con afilados dientes - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Llanocetus denticrenatus

Llanocetus denticrenatus lucía una serie de surcos distintivos en el techo de la boca

Las ballenas barbadas (o misticetos) no siempre han sido "barbadas", según una nueva investigación, y esta adaptación única no ha evolucionado a partir de los dientes como se sospechaba anteriormente.

Las ballenas de hoy en día son verdaderamente distintivas. Su característica más sobresaliente, las barbas - el sistema de alimentación por filtros tipo peine que usan las ballenas para capturar krill - es tan única que la hemos utilizado para nombrar a todo el grupo. Según una nueva investigación, sin embargo, el grupo no siempre lucía este aparato de alimentación especializado. Hace apenas 34 millones de años estaban usando fuertes dientes para desgarrar, revela un fósil.

Gigantes dentados

"Llanocetus denticrenatus es un antiguo pariente de nuestros modernos y gentiles gigantes, como las ballenas jorobadas y azules", dice el autor principal, Félix Marx, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales. "A diferencia de ellos, sin embargo, tenía dientes, y probablemente era un formidable depredador".

Aunque no se diría por su corpulencia, las ballenas se originaron en realidad de mamíferos terrestres. Debido a esto, los investigadores sabían que las ballenas tenían que alimentarse por filtración después de entrar en los océanos (ya que no se puede alimentarse por filtración en tierra). Hasta ahora, la sabiduría común sostenía que las ballenas barbadas comenzaron a alimentarse por filtración en los días en que todavía tenían dientes, pero puede que no haya sido así.

Cráneo del Llanocetus denticrenatus

Al igual que las ballenas modernas de hoy en día, Llanocetus denticrenatus lucía una serie de surcos distintivos en el techo de la boca (paladar), informa el equipo. Estos surcos crean el espacio necesario para los vasos sanguíneos que suplen a las barbas en los actuales misticetos. En el Llanocetus, sin embargo, los surcos están agrupados alrededor de las cuencas dentales, lo que sugiere que estaban alimentando encías y dientes, no barbas. Las barbas son frágiles y habrían estado demasiado expuestas en tales áreas, susceptibles de ser aplastadas. En cambio, Marx sospecha que la criatura "simplemente tenía grandes encías y, a juzgar por la forma en que se usan los dientes, se alimenta principalmente mordiendo".

Dado que Llanocetus podría crecer hasta unos 8 metros, es probable que tuviese que morder mucho para mantenerse razonablemente alimentado. Afortunadamente para él venía equipado para ese trabajo, ya que el equipo encontró incrustados en su rostrum una fila de afilados dientes, ampliamente espaciados, con marcado desgaste.

Dientes del Llanocetus denticrenatus

Ewan Fordyce, profesor del Departamento de Geología de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda y coautor del libro, habló acerca de las comidas del Llanocetus, admitiendo que el equipo "no está seguro" aún de lo que cazó esta ballena dentuda, pero que su anatomía puede arrojar algunas pistas:

"Probablemente no era un gran depredador, porque estos pequeños dientes solo podían tratar con presas medianas. Comería presas que fueron procesadas en parte al menos por dientes que podrían cortar y perforar. Tal vez capturase peces de tamaño pequeño a mediano, no demasiado huesudos, y tal vez calamares", dijo Fordyce Fordyce.

Los hallazgos del equipo sugieren que las barbas realmente evolucionaron a partir de las encías, no de los dientes mismos. Los tejidos blandos se volvieron gradualmente más complejos durante el tiempo evolutivo y se convirtieron en las barbas, escribe el equipo. Esta transición probablemente ocurrió después de que las ballenas ya habían perdido sus dientes, y pasaron de morder a víctimas más grandes a sorber pequeñas criaturas. Marx y Fordyce creen que las barbas evolucionaron como una forma de mantener a las presas dentro de la boca de los animales de manera más efectiva, lo que significa que ya debían estar haciendo la evolución para favorecer a las barbadas.

Un factor que podría estar detrás de este cambio de menú es la simple economía:

"Félix y sus colegas han señalado que al alimentarse de alimentos pequeños, las ballenas barbadas se mueven en la cadena alimentaria", agregó Fordyce, "[donde] tienen más recursos que si estuvieran en la parte superior de la cadena alimentaria".

Los resultados muestran que la evolución de las ballenas barbadas fue más intrincada de lo que se pensaba, dice el equipo. A continuación, tratarán de obtener una mejor comprensión del camino evolutivo de las ballenas barbadas.

El documento "Gigantism precedes filter feeding in baleen whale evolution" ha sido publicado en la revista Current Biology.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar