Encuentran pirañas del Jurásico y las mordidas en sus víctimas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Piranhamesodon pinnatomus

El Piranhamesodon pinnatomus se alimentaba de las aletas de otros peces

Como si la Tierra del Jurásico no fuera lo suficientemente peligrosa, los mares estaban plagados de criaturas sedientas de sangre.

Los ictiosaurios y plesiosaurios son probablemente los depredadores marinos más conocidos del Jurásico. Al crecer en impresionantes tamaños y estar perfectamente adaptados para matar, fueron capaces de cazar todo y cualquier cosa que se aventurara en su territorio, aunque presumiblemente se especializaban en grandes animales.

Pero las cosas no estaban mejor para las criaturas más pequeñas, que fueron cazadas por una especie recién descubierta, parecida a una piraña. Esta especie de pez tenía dientes especializados para morder trozos de otros peces, y los investigadores lo saben porque también encontraron a sus víctimas.

"Tenemos otros peces de la misma localidad en los que faltan trozos de sus aletas", dice David Bellwood, de la Universidad James Cook, Australia. "Este pez tiene un sorprendente paralelo con las pirañas modernas, que se alimentan predominantemente no de la carne sino de las aletas de otros peces. Es un movimiento muy inteligente dado que las aletas vuelven a crecer, un recurso renovable limpio. Te alimentas de un pez y estás muerto; mordisqueas sus aletas y tienes comida para el futuro".

heridas en aletas de un pez

El pez, llamado Piranhamesodon pinnatomus, está bien conservado y proviene de las mismas capas de piedra caliza que también produjo el famoso Archaeopteryx, el famoso fósil de transición entre los dinosaurios y las aves modernas. Los fósiles de peces revelaron largos y puntiagudos dientes exteriores, y dientes triangulares con bordes serrados en la mandíbula inferior.

Vídeo: Representación en 3D de la mandíbula inferior del Piranhamesodon pinnatomus obtenida mediante tomografía computarizada, relacionada con la figura de la abajo a la derecha.

dientes fósiles de Piranhamesodon pinnatomus

Sin embargo, curiosamente, estos peces antiguos no están relacionados en absoluto con las pirañas, por lo que fue bastante sorprendente verlos exhibir tantas similitudes con los modernos peces carnívoros.

"Nos sorprendió que este pez tuviera dientes de piraña", dice Martina Kölbl-Ebert de Jura-Museum Eichstätt (JME-SNSB). "Viene de un grupo de peces (los picnodontidos) que son famosos por sus afilados dientes. Es como encontrar una oveja con el gruñido de un lobo. Pero lo que era aún más notable es que era del Jurásico. En ese momento los peces como los conocemos, los peces óseos, simplemente no mordían la carne de otros peces. Los tiburones han podido morder trozos de carne pero, a lo largo de la historia, los peces óseos se han alimentado de invertebrados o se han tragado en gran parte la presa. Morder trozos de carne o aletas fue algo que vino mucho más tarde".

Este es un notable ejemplo de evolución convergente, algo que nuestra colega Elena Motivans describió en detalle en un artículo anterior. Esencialmente, la evolución convergente es cuando los organismos no relacionados desarrollan características extremadamente similares completamente por separado: El ejemplo más clásico son los murciélagos y las aves, que desarrollan alas y vuelo sin siquiera ser del mismo grupo.

fósil de Piranhamesodon pinnatomus

Los animales desarrollan estas características porque viven en entornos o nichos ecológicos similares, y entornos similares imponen adaptaciones similares. Es impresionante que las pirañas y el Piranhamesodon hayan desarrollado rasgos similares, viviendo a decenas de millones de años de distancia unos de otros. Los investigadores llaman al nuevo hallazgo un "asombroso ejemplo de versatilidad y oportunismo evolutivo".

"El nuevo hallazgo representa el registro más antiguo de un pez óseo que muerde a otros peces y, lo que es más, lo estaba haciendo en el mar", continúa Bellwood.

"Entonces, cuando los dinosaurios caminaban por la tierra y los dinosaurios pequeños intentaban volar con los pterosaurios, en el mar los peces nadaban arrancándose entre sí las aletas o la carne".

Artículo científico: A Piranha-like Pycnodontiform Fish from the Late Jurassic

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar