Prehistórico depredador del océano se asemeja a un gran y perverso cangrejo de herradura

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cambroraster falcatus

La presa era absorbida por una boca circular y destrozada por múltiples hileras de grandes dientes

¿Qué tenía una cabeza que parecía una nave espacial, una boca con forma de obturador de cámara y garras que parecían afiladas horquillas? La respuesta no es la última creación de una criatura por Guillermo del Toro. Es Cambroraster falcatus, un invertebrado de 506 millones de años que fue uno de los principales depredadores de los antiguos mares.

El antiguo artrópodo es descrito por los paleontólogos del Museo Real de Ontario Joe Moysiuk y Jean-Bernard Caron en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences. El animal cámbrico, cuyo nombre se refiere tanto a sus apéndices en forma de rastrillo como a la forma de su cuerpo que recuerda al Halcón Milenario de Star Wars, no se parece a nada vivo en la actualidad.

En términos técnicos, Cambroraster es un radiodonto huradídico, o un artrópodo temprano que pertenece a un grupo con bocas en forma de piña y apéndices de agarre que incluyeron los primeros grandes depredadores conocidos. El icónico Anomalocaris de la misma vecindad es un pariente.

La sorprendente naturaleza de Cambroraster tardó algunos años en completarse. "Los primeros especímenes se encontraron en 2014", dice Moysiuk, mientras los paleontólogos exploraban la roca cámbrica del Parque Nacional Kootenay de Canadá. De inmediato quedó claro que el animal, que se parecía más o menos a un moderno cangrejo de herradura, era nuevo en la paleontología. "El caparazón que cubría la cabeza de Cambroraster no se parecía a nada que hayamos visto antes".

Pero no había solo un fósil. Después de años de trabajo de campo, los investigadores encontraron cientos de especímenes, y el paleo que investigaba en el Museo Real de Ontario permitió a Moysiuk y Caron obtener una imagen detallada del animal completo. Dado que la mayoría de los parientes de Cambroraster son conocidos por fragmentos, la oportunidad de percibir y estudiar un espécimen completo ofreció una rara mirada a un enigmático grupo de animales. "Con Cambroraster tenemos todo preservado, y tenemos especímenes que muestran cómo se articulan entre sí las diferentes partes del cuerpo", dice Moysiuk.

Cambroraster se asemeja a una mezcla de animales similares que han sido descubiertos recientemente. Entre otros radiodontos, el escudo de cabeza de Cambroraster cubre mucho más del cuerpo que otras especies, dice la paleontóloga de la Universidad de Lausana, Allison Daley. Las partes bucales de Cambroraster también se parecen a las de un animal relacionado llamado Hurdia, señala, pero son más espinosas, y esta mezcla de características hace que Cambroraster se destaque.

fósil de Cambroraster falcatus

En la vida, el Cambroraster adulto habría tenido alrededor de un pie de largo (unos 30 cm), lo que puede parecer relativamente pequeño para los estándares actuales, pero durante su tiempo, Cambroraster fue uno de los animales más grandes, y su anatomía sugiere un estilo de vida bastante voraz.

"Cambroraster tiene un notable aparato de alimentación que consiste en un par de garras frontales y una boca rodeada por placas dentadas", dice Moysiuk. Y en esas garras hay espigas que forman una estructura en forma de peine. Cambroraster probablemente usó estos apéndices para tamizar a través del sedimento del fondo marino, devorando todo, desde gusanos hasta los primeros parientes de los peces. Pero la boca del invertebrado es sin duda su característica más aterradora. Después de ser capturado en las garras, Moysiuk dice que "la presa habría sido absorbida por la boca circular y destrozada por las múltiples hileras de grandes dientes".

Se han encontrado cientos de Cambroraster, a veces con decenas conservados en el mismo lugar. No es sorprendente encontrar tantos fósiles de este animal, dice Daley. Los lechos fósiles de Kootenay, como los del cercano Burgess Shale, son mundialmente famosos por su preservación excepcional.

"Muchos taxones, no solo Cambroraster, se encuentran en abundancia en estos sitios, lo cual es parte de lo que hace que Burgess Shale sea tan especial", dice Daley. Además, muchos de los fósiles de Cambroraster son partes aisladas del cuerpo que eran relativamente robustas, como las garras, el protector de la cabeza o las partes de la boca, algunas de las cuales pueden haberse desechado como mudas.

un grupo de Cambroraster

Este desprendimiento puede explicar las agregaciones de múltiples Cambroraster en un solo lugar, señala Moysiuk, ya que los artrópodos modernos a menudo se unen para mudar sus viejos exoesqueletos. Sin embargo, encontrar tantos Cambroraster en un área relativamente pequeña indica que había un próspero ecosistema local con un rico suministro de alimentos para este depredador tamizador de sedimentos.

Los paleontólogos todavía están reuniendo los detalles de este perdido mundo cámbrico. El lugar donde se encuentra Cambroraster está a solo 24 millas de distancia del famoso Burgess Shale, sin embargo, señala Moysiuk, los animales encontrados en Kootenay están más estrechamente relacionados con las especies encontradas en China que sus vecinos canadienses. El motivo exacto por el que este debería ser el caso es una cuestión de investigación en curso, señala Moysiuk, y los expertos aún están trabajando en la lista de nuevas criaturas inusuales encontradas en Kootenay.

"Desde el descubrimiento de Marble Canyon en 2012, se han descrito varias especies nuevas y quedan muchas más por venir", dice Moysiuk. Y eso es solo de las rocas fosilíferas que se han explorado hasta ahora. Kootenay incluye muchos lugares que aún no se han cribado y que probablemente contengan especies nunca antes vistas.

"El endemismo, cuando una especie se limita a una ubicación geológica definida y específica, era alto en el Cámbrico", dice Daley. "Por lo tanto, cada sitio nuevo que se descubrió recientemente tiene muchas especies nuevas que se encuentran allí que son únicas en el mundo". Mientras más expertos exploren, más nos familiarizaremos con la extraña naturaleza de la vida cámbrica.

Artículo científico: A new hurdiid radiodont from the Burgess Shale evinces the exploitation of Cambrian infaunal food sources

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar