Quema masiva de carbón vinculada a la 'Gran mortandad': la peor extinción en la historia de la Tierra

carbón quemado en Siberia

En ella fueron aniquiladas aproximadamente el 96 por ciento de las especies marinas

Según una nueva investigación, la extinción más severa en la historia de la Tierra parece haber sido precedida y habilitada por un colosal incendio de carbón encendido por el volcanismo hace más de 250 millones de años.

La extinción Pérmico-Triásica, también conocida como la "Gran Mortandad", constituye el más mortal de todos los eventos de extinción masiva de nuestro planeta. Cuando tuvo lugar, hace aproximadamente 252 millones de años, fueron aniquiladas aproximadamente el 96 por ciento de las especies marinas, junto con el 70 por ciento de los vertebrados terrestres.

¿Qué podría causar una muerte tan radical en tantas criaturas de la Tierra? El principal culpable es un gigantesco evento volcánico que ocurrió en el período previo a la Gran Mortandad, que se produjo una enorme región de roca volcánica de Rusia llamada los Traps siberianos o Escaleras siberianas.

Esta formación, un ejemplo de una gran provincia ígnea, fue el resultado de una serie de antiguas erupciones que desencadenaron el magma durante aproximadamente 2 millones de años, redibujando completamente el paisaje local, al igual que reformuló el destino de la mayoría de los animales existentes en ese momento.

Todavía se desconoce exactamente cómo causaron las erupciones las extinciones, y los científicos proponen numerosos mecanismos que podrían haber estado involucrados: aumento de las temperaturas debido a los gases de efecto invernadero, disminución de los niveles de ozono, productos químicos volátiles producidos por la erupción e incluso adaptaciones microbianas.

Por supuesto, muchas de estas hipotéticas causas no se contradicen entre sí, y podrían haber actuado en conjunto para ayudar a producir este evento mortal sin precedentes. Ahora, los científicos han encontrado evidencia de otra pieza del rompecabezas, y es una que traza un sombrío paralelismo con la situación actual de la Tierra.

Durante mucho tiempo se ha razonado que el calentamiento global que coincidió con la extinción del Pérmico-Triásico habría implicado la combustión de carbón, carbonatos y lutitas ricas en materia orgánica, produciendo significativos niveles de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4) que atrapan el calor en la atmósfera. Pero encontrar evidencia directa de los ingredientes químicos ha sido más difícil de encontrar.

"La magnitud, el ritmo y el origen de las emisiones de carbono durante el magmatismo de las Escaleras siberianas se han mantenido en duda a pesar de su importancia atmosférica crítica", explican los autores de un nuevo estudio, dirigido por la científica planetaria Lindy Elkins-Tanton de la Universidad Estatal de Arizona.

En el transcurso de seis años de expediciones de campo a la región de las Escaleras siberianas, Elkins-Tanton y su equipo identificaron y recolectaron más de mil libras (450 kg) de rocas volcánicas que datan de la antigua erupción, abasteciéndolos en bosques, ciudades y una cosecha particularmente rica a lo largo de las orillas del río Angara de Siberia.

"Encontramos imponentes acantilados fluviales de nada más que rocas volcaniclásticas,https://volcanoes.usgs.gov/vsc/glossary/volcaniclastic.html que bordean el río por cientos de millas", explica Elkins-Tanton. "Fue geológicamente asombroso".

acantilado en Siberia

Imagen: Un acantilado de más de 300 pies de altura en el río Angara, que consiste completamente en rocas volcaniclásticas creadas por erupciones volcánicas explosivas.

Cuando se analizaron las muestras, el equipo descubrió pequeños fragmentos de madera quemada y carbón quemado incrustado dentro de las formaciones rocosas, junto con trozos de carbón y otra materia orgánica. Estos fragmentos, según el equipo, representan la primera evidencia directa de que el carbón y la vegetación fueron quemados por los flujos de magma en la antigua erupción.

"Las observaciones presentadas aquí se interpretan como evidencia de que la combustión de carbón y materia orgánica, junto con incendios forestales, se produjo en respuesta al vulcanismo", escriben los investigadores.

"Además, inferimos que estas interacciones fueron generalizadas, basadas en la presencia de carbón y orgánicos térmicamente alterados y/o quemados en rocas volcánicas que abarcan las provincias de las Escaleras siberianas del sur y centro".

El equipo concluye que el volumen y la composición de la materia orgánica que interactúa con los magmas como se evidencia aquí podría haber "impulsado significativamente" la extinción del Pérmico-Triásico.

Eso puede ser especulativo, pero se alinea bastante bien con lo que estamos viendo hoy. Unos 250 millones de años más tarde, el mundo está nuevamente desenfrenado, y esta vez, deliberadamente, quemando carbón, invitando sin pensarlo a otro devastador cambio climático para el planeta.

Los hallazgos se informan en Geology: Field evidence for coal combustion links the 252 Ma Siberian Traps with global carbon disruption

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar