Terrorífico lagarto marino de la era de los dinosaurios tenía dientes de tiburón

mosasaurio Xenodens calminechari

Xenodens calminechari, coexistió con plesiosaurios de cuello largo, tortugas marinas gigantes y peces de dientes de sable

Un nuevo estudio identifica una nueva y extraña especie que sugiere que los lagartos marinos gigantes prosperaron antes de que el asteroide los destruyera hace 66 millones de años.

Se ha encontrado una nueva especie de mosasaurio, un antiguo lagarto marino de la era de los dinosaurios, con dientes similares a los de un tiburón que le daban una mordedura mortal.

Xenodens calminechari, del Cretácico de Marruecos, tenía dientes en forma de cuchillo que estaban empaquetados de borde a borde para formar una hoja dentada y parecerse a los de ciertos tiburones. Los cortantes dientes permitieron que el pequeño y ágil mosasaurio, del tamaño de una pequeña marsopa, golpease a presas por encima de su peso, cortase el pez por la mitad y mordiese grandes bocados de animales más grandes.

El profesor titular del Centro Milner para la Evolución de la Universidad de Bath y autor principal del artículo, Dr. Nick Longrich dijo: "Hace 66 millones de años, las costas de África eran los mares más peligrosos del mundo. La diversidad de depredadores no se parecía a nada visto en cualquier otro lugar del planeta. El nuevo mosasaurio se suma a una lista en rápido crecimiento de reptiles marinos conocidos del último Cretácico de Marruecos, que en ese momento estaba sumergido bajo un mar tropical".

"Aquí vivía una gran diversidad de mosasaurios. Algunos eran depredadores gigantes que se sumergían profundamente, como los cachalotes modernos, otros, con enormes dientes y que crecían hasta diez metros de largo, eran los principales depredadores como las orcas, otros comían mariscos como las nutrias marinas modernas, y luego estaban los extraños y pequeños Xenodens. Coexistían con plesiosaurios de cuello largo, tortugas marinas gigantes y peces de dientes de sable. El nuevo mosasaurio agrega a la mezcla otro peligroso depredador".

El descubrimiento también se suma a la diversidad de reptiles marinos en el Cretácico tardío. Esto sugiere que su diversidad alcanzó su punto máximo justo antes de que un asteroide golpeara hace 66 millones de años, acabando con los reptiles marinos y los dinosaurios.fósiles de Xenodens calminechari

"Todavía estamos aprendiendo cuán diversos eran los mosasaurios", dijo Longrich. "Y cada vez que pensamos que los hemos resuelto, aparece otro".

La fauna vivió en el millón de años antes de que un asteroide golpeara la tierra al final del período Cretácico, poniendo fin al reinado de los dinosaurios y acabando con el 90 por ciento o más de todas las especies de la Tierra. La alta diversidad encontrada en el nuevo estudio sugiere que el ecosistema no estaba en declive antes del impacto del asteroide; en cambio, el ecosistema parece sugerir que los reptiles marinos se estaban expandiendo en diversidad antes de que se extinguieran abruptamente.

Los dientes que se ven en el Xenodens son diferentes a los de cualquier otro reptil. Pero el Dr. Longrich, que trabajó en barcos de pesca mientras crecía en Alaska, había visto antes algo similar.

Dijo: "Me recordó a los dientes en las mandíbulas de los tiburones durmientes que a veces pescábamos mientras pescamos fletán en el barco de mi hermano. Recuerdo haber visto lo que podían hacer esos tiburones: tallaron enormes tornillos de carne del fletán, casi cortándolos por la mitad".

Los autores sugieren que, al igual que los tiburones durmientes y los tiburones cazón relacionados, las inusuales mandíbulas permitían que el animal golpeara por encima de su peso, cortando pequeños peces por la mitad, cortando pedazos de presas más grandes y tal vez incluso hurgando en los cadáveres de grandes reptiles marinos.

cráneo de Xenodens calminechari

Pero en lugar de ser un especialista extremo, los dientes probablemente permitieron que los Xenodens comieran una gran variedad de presas: "Son como los cuchillos que se venden en esos viejos comerciales de televisión nocturnos: cortarán cualquier cosa", dijo Longrich.

Anne Schulp, investigadora del Centro de Biodiversidad Naturalis en Leiden y profesora de Paleontología en la Universidad de Utrecht, y autora del artículo, dijo: "Estoy asombrada por el nuevo descubrimiento. He estado trabajando con mosasaurios estrechamente relacionados durante una década o dos, y el Xenodens muestra que este grupo logró explotar otra fuente de alimento. Claramente tuvieron más éxito de lo que pensábamos".

La Dra. Nathalie Bardet del Museo Nacional de Historia Natural de París dijo: "He estado trabajando con mosasaurios durante más de 20 años y más específicamente con los de los fosfatos de Maastrichtian de Marruecos con los que estoy familiarizada. Debo admitir que entre las diez especies que conozco, esta tiene una dentición tan inusual y extraordinaria que al principio pensé que era una 'quimera' reconstruida con diferentes fósiles".

El Dr. Nour-Eddine Jalil del Museo Nacional de Historia Natural en París y la Universidad Cadi Ayyad en Marrakech, dijo: "Un mosasaurio con dientes de tiburón es una novedosa adaptación de los mosasaurios tan sorprendente que parecía una criatura fantástica salida de la imaginación de un artista. Xenodens calminechari es una prueba más de la extraordinaria paleobiodiversidad del mar de fosfato. Es como si la naturaleza estuviera luchando por encontrar todas las combinaciones para una explotación cada vez más fina de las fuentes de alimentos".

La investigación ha sido publicada en Cretaceous Research: Xenodens calminechari gen. et sp. nov., a bizarre mosasaurid (Mosasauridae, Squamata) with shark-like cutting teeth from the upper Maastrichtian of Morocco, North Africa

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.