Historia

naufragio en la isla Sable

El fondo del océano que rodea la isla está lleno de restos de barcos que fueron hundidos por las tormentas

A unos 300 km al este de Halifax, Nueva Escocia, se encuentra un estrecho banco de arena en forma de media luna, cuya existencia ha sido una ruina para el transporte marítimo durante siglos. La isla en forma de hoz se encuentra en medio de una importante ruta de navegación transatlántica y ricas zonas de pesca.

Además, la isla está rodeada por peligrosas corrientes y, a menudo, está envuelta en una densa niebla. En el pasado, debido a las limitaciones de la tecnología de navegación, los barcos encallaban regularmente en los bancos de arena y eran destruidos por las fuertes olas de la zona.

mujer blanca náufraga

Su búsqueda desencadenó una masacre de aborígenes australianos a mediados del siglo XIX

Durante los últimos 180 años ha persistido una leyenda en Gippsland, en el sureste de Victoria, Australia, sobre una mujer blanca que naufragó y que supuestamente fue secuestrada por los aborígenes y retenida contra su voluntad.

La historia apareció por primera vez el 28 de diciembre de 1840 en el Sydney Herald, y contaba el relato del pionero ocupante ilegal de tierras Angus McMillan, quien describió haber visto a la mujer siendo escoltada a punta de lanza por algunos aborígenes, después de que su grupo perturbara su campamento.

Jonás tragado por una ballena

Es físicamente imposible que el hombre cupiese por el esófago de la ballena

En 1891, apareció una historia sensacional en el St. Louis Globe Democrat de Saint Louis, Missouri. Según el informe del noticiero, un joven marinero llamado James Bartley fue tragado por un cachalote, y cuando mataron a la ballena al día siguiente y le abrieron el vientre, salió Bartley, ciego y herido por el jugo gástrico corrosivo, pero por lo demás vivo. Fue una historia tan fascinante que varios periódicos la repitieron y la historia se hizo bastante popular.

HMS Challenger

Entre 1872 y 1876 el HMS Challenger navegó 70.000 millas

Hace 150 años el HMS Challenger comenzó un viaje de cuatro años para explorar las profundidades del mar y las criaturas que vivían en él. Los científicos a bordo del barco descubrieron miles de nuevas especies y registraron enormes cantidades de datos sobre los océanos. El tesoro de información que recopilaron está ahora disponible en línea en la primera base de datos integral de los hallazgos del Challenger.

El 21 de diciembre se lanzó un nuevo sitio web dedicado a la expedición y la base de datos, el 150 aniversario del comienzo del viaje del Challenger. Es parte del proyecto Oceans 1876 de Gillen D'Arcy Wood, profesora de inglés de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign e historiadora de la historia y la ciencia ambiental del siglo XIX. Wood también es directora asociada del Instituto para la Sostenibilidad, la Energía y el Medio Ambiente, y directora de su programa de redacción ambiental.

iceberg en el siglo XVIII

Primera comparación de una base de datos satelital de icebergs con datos de la era premoderna

Un nuevo estudio que compara las observaciones de grandes icebergs antárticos del siglo XVIII con conjuntos de datos satelitales modernos muestra que los enormes icebergs se encuentran en las mismas áreas donde fueron identificados hace tres siglos.

El estudio muestra que, a pesar de sus rudimentarias herramientas, los antiguos exploradores realmente conocían su oficio y confirma que los icebergs se han comportado de manera constante durante más de 300 años.

árbol de la fruta del pan

La fruta del pan comenzó en el Caribe con una oscura historia como alimento de esclavos

En 1793, el Capitán William Bligh atracó el HMS Providence en Kingstown en San Vicente y las Granadinas, una pequeña nación insular en el Mar Caribe, con un cargamento lleno de varios cientos de árboles jóvenes del árbol del pan.

Su objetivo era singular: introducir los árboles de larga vida con sus frutos ricos en carbohidratos para alimentar a bajo precio a los esclavos británicos, que trabajaban en las plantaciones de azúcar de las islas.

Ahora, 230 años después, un equipo de biología vegetal dirigido por la Universidad Northwestern, el Jardín Botánico de Chicago y los Jardines Botánicos de St. Vincent ha rastreado, por primera vez, cinco linajes principales de la fruta del pan del Caribe hasta esa única introducción del viaje de Bligh.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo