El 'Mensaje en una botella' más antiguo contenía algunas fascinantes preguntas

mensaje en una botella más antiguo

Era parte de un experimento alemán que se desarrolló entre 1864 y 1933 para trazar las corrientes oceánicas

A pesar de que le faltaba el corcho, viajó 950 km y tanto la botella como su contenido estaban en gran parte ilesos

En 2018 se encontró un mensaje en una botella que data de 1886, hace 132 años, medio enterrado en la arena de una playa de Australia Occidental.

Según su contenido, pasó más de un siglo flotando, antes de ser descubierto a casi 950 kilómetros (590 millas) de donde fue arrojado de un barco en el Océano Índico.

La bañista Tonya Illman encontró la vieja botella de ginebra con un mensaje enrollado en enero de 2018, a 50 metros de la costa durante la marea alta en Wedge Island.

A pesar de que le faltaba el corcho, sorprendentemente tanto la botella como su contenido estaban en gran parte ilesos.

Esos contenidos no eran, como podría sugerir el cliché, un grito de ayuda de algún pobre paria abandonado en una isla desierta, sino parte de un experimento alemán que se desarrolló entre 1864 y 1933 para trazar las corrientes oceánicas.

Durante este tiempo, miles de botellas fueron arrojadas por la borda desde barcos alemanes. Cada una contenía un trozo de papel marcado con la fecha, las coordenadas exactas del barco cuando se arrojó la botella, el nombre del barco, su puerto de origen y la ruta por la que viajaba.

En el otro lado de la nota había un cuestionario, donde quien encontrara la botella anotaría cuándo y dónde se encontró la botella, luego enviaría la nota al Observatorio Naval Alemán en Hamburgo o al Consulado Alemán más cercano.

Tonya Illman

La tinta de la pluma del capitán se había desvanecido, por lo que el esposo de Tonya, Kym Illman, se puso a trabajar investigando y pudo distinguir algunos de los escritos: la fecha (12 de junio de 1886), las coordenadas, la ruta (Cardiff a Makassar) y el nombre del barco (una bark, o barque, llamada Paula).

Llevaron el mensaje y la botella al Museo de Australia Occidental para su confirmación. Los expertos confirmaron que la botella y el papel databan del período de tiempo correcto y que Paula navegó por la ruta especificada en 1886.

Pero la confirmación más espectacular no se produjo hasta que el Museo de Australia Occidental se puso en contacto con investigadores en Alemania.

"Increíblemente, una búsqueda en un archivo en Alemania encontró el Diario Meteorológico original del Paula y había una entrada para el 12 de junio de 1886 hecha por el capitán, que registraba que había sido arrojada por la borda una botella a la deriva. La fecha y las coordenadas corresponden exactamente con las del mensaje de la botella", dijo en 2018 Ross Anderson, curador de arqueología marítima del Museo.

contenido del mensaje en una botella más antiguo

"Una comparación de la escritura a mano del mensaje de la botella firmado por el capitán y el Diario Meteorológico del Paula, muestra que la escritura es idéntica en términos de estilo cursivo, inclinación, fuente, espaciado, énfasis en el trazo, uso de mayúsculas y estilo de numeración".

"La comparación de los recibos de mensajes originales que se habían devuelto para el año 1886 también confirma que el tipo de mensaje, la redacción y el diseño de impresión son idénticos a los descubiertos en Wedge Island en enero".

De las miles de botellas arrojadas desde los barcos alemanes como parte del experimento, este descubrimiento es solo el 663º. También es el más antiguo hasta la fecha: el poseedor del récord anterior tenía 108 años y 138 días entre el envío y la recuperación, y fue parte de un experimento similar realizado en Gran Bretaña.

Los Illman han prestado generosamente su botella para su exhibición al Museo de Australia Occidental, y aquí puedes leer en línea el informe del Museo al respecto [PDF].

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: