Encuentran en la Antártida el naufragio perdido de Shackleton (fotos y vídeo)

proa de estribor del Endurance

El Endurance está intacto en el mar de Weddell a una profundidad de 3.008 metros

Uno de los naufragios con más historia del mundo, el Endurance de Ernest Shackleton, fue descubierto frente a la costa de la Antártida más de un siglo después de su hundimiento, anunciaron hoy miércoles los exploradores.

El Endurance se encontró a una profundidad de 3.008 metros (9.869 pies) en el mar de Weddell, a unos seis kilómetros (cuatro millas) de donde fue aplastado lentamente por una banquisa en 1915.

"Estamos felices por nuestra buena fortuna de haber localizado y conseguido imágenes del Endurance", dijo Mensun Bound, director de exploración de la expedición denominada Endurance22.

"Este es, con mucho, el mejor naufragio de madera que he visto en mi vida. Está erguido, muy orgulloso en el lecho marino, intacto y en un brillante estado de conservación. Incluso se puede ver 'Endurance' escrito en la popa", dijo en una declaración.

popa del Endurance

Imagen: La popa del Endurance con el nombre y la emblemática estrella polar. Imagen © Falklands Maritime Heritage Trust / National Geographic

La expedición, organizada por Falklands Maritime Heritage Trust, partió de Ciudad del Cabo el 5 de febrero con un rompehielos sudafricano, con la esperanza de encontrar el Endurance antes del final del verano en el hemisferio sur.

Como parte de la expedición transantártica imperial de Shackleton entre 1914 y 1917, el Endurance estaba destinado a hacer el primer cruce terrestre de la Antártida, pero fue víctima del tumultuoso Mar de Weddell.

el Endurance atrapado en el hielo
el Endurance atrapado en el hieloImágenes: El Endurance atrapado en el hielo

Justo al este de las plataformas de hielo de Larsen en la península antártica, quedó atrapado en el hielo marino durante más de 10 meses antes de ser aplastado y hundido.

'El peor mar del mundo'

El viaje se volvió legendario debido a la milagrosa huida que Shackleton y su tripulación hicieron a pie y en botes.

La tripulación logró escapar acampando en el hielo marino hasta que se fragmentó.

Luego lanzaron botes salvavidas a la Isla Elefante y luego a la Isla Georgia del Sur, un territorio británico de ultramar que se encuentra a unos 1.400 kilómetros al este de las Islas Malvinas.

A pesar de las dificultades, sobrevivió toda la tripulación.

Los exploradores utilizaron drones submarinos para encontrar y filmar el naufragio en el despiadado mar de Weddell, que tiene una corriente arremolinada que sostiene una masa de espeso hielo marino que puede desafiar incluso a los modernos rompehielos.

El propio Shackleton describió el sitio del naufragio como "la peor parte del peor mar del mundo".

La región sigue siendo una de las partes del océano más difíciles de navegar.

"Este ha sido el proyecto submarino más complejo jamás emprendido", dijo Nico Vincent, gerente de proyectos submarinos de la misión.

Los drones submarinos produjeron imágenes asombrosamente claras del barco de 144 pies de largo (44 metros). Sorprendentemente, el timón ha permanecido intacto después de más de un siglo bajo el agua, con el equipo apilado contra la barandilla de popa como si la tripulación de Shackleton lo hubiera dejado recientemente.

timón del Endurance

Imagen: Corona de popa y timón, cubierta de pozo de popa. Imagen © Falklands Maritime Heritage Trust / National Geographic

Las vigas de madera del barco, aunque dañadas por el aplastamiento del hielo que se hundió, aún se mantienen unidas. Anémonas de mar, esponjas y otras pequeñas formas de vida marina construyeron sus hogares en los restos del naufragio, pero no parecían haberlos dañado.

Las fotografías de la expedición mostraban el rompehielos Agulhas II de Sudáfrica rodeado de hielo, con la tripulación levantada por una grúa sobre el mar helado (imagen de abajo).

rompehielos SA Agulhas 2

Según el derecho internacional, el naufragio está protegido como sitio histórico. A los exploradores se les permitió filmar y escanear la nave, pero no tocarla en absoluto, lo que significa que no se pueden devolver los restos a la superficie.

El equipo utilizó drones submarinos de búsqueda conocidos como dientes de sable, construidos por Saab, que se sumergieron bajo el hielo hasta las profundidades más lejanas del mar de Weddell.

Durante la misión, también investigaron el cambio climático, documentando la deriva del hielo y los patrones climáticos.

El equipo regresa ahora al puerto de Ciudad del Cabo.

Imagen de cabecera: Proa de estribor del Endurance. Imagen © Falklands Maritime Heritage Trust / National Geographic

Etiquetas: NaufragioShackletonAntártidaEndurance

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: