La gente descubrió siete veces las Américas. Cómo llegaron alli

naves vikingas

Del último al primer descubrimiento, la historia de cómo descubrimos las Américas

Cuando Colón desembarcó en 1492, las Américas habían estado habitadas durante decenas de miles de años. No fue la primera persona en descubrir el continente. En cambio, su descubrimiento fue el último de muchos descubrimientos.

En total, la gente encontró las Américas al menos en siete momentos diferentes. Para al menos seis de ellos, no era tan nuevo después de todo. Los descubridores llegaron por mar y por tierra, trayendo nuevos genes, nuevos lenguajes, nuevas tecnologías. Algunos se quedaron, exploraron y construyeron imperios. Otros se fueron a casa y dejaron pocos indicios de que habían estado allí alguna vez.

De último a primero, aquí está la historia de cómo descubrimos las Américas.

7. Cristóbal Colón: 1492 d.C.

En 1492, los europeos podían llegar a Asia por la Ruta de la Seda o navegando por la Ruta del Cabo alrededor del extremo sur de África. Se pensaba que era imposible navegar hacia el oeste desde Europa.

Los antiguos griegos habían calculado con precisión que la circunferencia de la Tierra era de 40.000 km, lo que situaba a Asia muy al oeste. Pero Colón falló en sus cálculos. Un error en la conversión de unidades le dio una circunferencia de solo 30.000 km.

Este error, junto con otras suposiciones nacidas de ilusiones, dio una distancia de apenas 4.500 km de Europa a Japón. La distancia real es de casi 20.000 kilómetros.

naves de Colón

Imagen: Réplicas de los barcos de Colón navegaron a la Feria Mundial de 1893 en Chicago. E. Crédito: Benjamin Andrews/wikimedia

Entonces los barcos de Colón zarparon sin suficientes suministros para llegar a Asia. Afortunadamente para él, llegó a las Américas. Colón, pensando que había encontrado las Indias Orientales, llamó a sus gentes "Indios". Finalmente murió sin darse cuenta de su error. Fue el navegante Amerigo Vespucci quien se dio cuenta de que Colón había encontrado una tierra desconocida y en 1507 se aplicó el nombre de América en honor a Vespucci.

6. Polinesios: 1200 d.C.

Alrededor del 2500 a. C., un pueblo marinero zarpó de Taiwán para encontrar nuevas tierras. Navegaron hacia el sur a través de Filipinas, hacia el este a través de Melanesia y luego hacia el vasto Pacífico Sur. Este pueblo, los polinesios, eran maestros navegantes, leyendo el viento, las olas y las estrellas para cruzar miles de kilómetros de mar abierto.

Usando enormes canoas dobles, los polinesios se establecieron en Samoa, Fiji, Tonga y las Islas Cook. Algunos fueron al sur a Nueva Zelanda, convirtiéndose en los maoríes. Otros se dirigieron hacia el este, a Tahití, Hawái, la Isla de Pascua y las Marquesas. Desde aquí, finalmente llegaron a América del Sur. Luego, habiendo explorado la mayor parte del Pacífico, abandonaron la exploración y se olvidaron por completo de América del Sur.

canoas polinesias

Imagen: Los cascos dobles dieron a las canoas polinesias más estabilidad en mar abierto. Crédito: NYPL/wikimedia

Pero quedó evidencia de este notable viaje. Los sudamericanos adquirieron pollos de los polinesios, mientras que los polinesios pueden haber recogido batatas sudamericanas. Y compartieron más que comida. Los polinesios orientales tienen ADN nativo americano. Los polinesios no solo conocieron a los nativos americanos, sino que se casaron con ellos.

5. Nórdicos: 1021 d.C.

Según las sagas vikingas, alrededor del año 980 d. C., Eric el Rojo, un feroz vikingo y un astuto vendedor, llamó a un vasto y helado páramo "Groenlandia" para atraer a la gente a mudarse allí. Luego, en el año 986 d. C., un barco de Groenlandia divisó la costa de Canadá.

Osebergskipet

Imagen: Osebergskipet, un barco vikingo construido en el año 820 d.C. Crédito: Petter Ulleland/wikimedia, CC BY-S

Alrededor del año 1021 d. C., el hijo de Erik, Leif, estableció un asentamiento en Terranova. Los vikingos lucharon con el clima severo, antes de que la guerra con los nativos americanos finalmente los obligara a regresar a Groenlandia. Estas historias fueron descartadas durante mucho tiempo como mitos, hasta 1960, cuando los arqueólogos desenterraron los restos de los asentamientos vikingos en Terranova.

4. Inuit: 900 d.C.

Justo antes de los vikingos, los inuit viajaron desde Siberia a Alaska en botes de piel. Cazando ballenas y focas, viviendo en chozas de tierra e iglús, estaban bien adaptados al frío Océano Ártico y bordearon sus costas hasta Groenlandia.

bote inuit

Imagen: Los barcos inuit se construían con pieles de morsa o de foca estiradas sobre madera flotante o huesos de ballena. Crédito: El Museo Secreto de la Humanidad, CC BY-SA

Curiosamente, su ADN es el más cercano al de los nativos de Alaska, lo que implica que sus antepasados colonizaron Asia desde Alaska y luego regresaron para descubrir América nuevamente.

3. Esquimal-aleutianos: 2000–2500 a. C.

Los inuit descienden de una migración anterior: la de los hablantes de las lenguas esquimal-aleutianas. Estos son distintos de otros idiomas nativos americanos, e incluso podrían estar lejanamente relacionados con los idiomas urálicos como el finlandés y el húngaro.

Esto, con evidencia de ADN, sugiere que los esquimales-aleutianos fueron una migración distinta. Cruzaron el mar de Bering desde la actual Rusia hasta Alaska, quizás hace 4.000 o 4.500 años, en parte desplazando y mezclándose con inmigrantes anteriores: el pueblo Na-Dene.

2. Na-Dene: 3000-8000 a. C.

Otro grupo, los na-dene, cruzaron el mar de Bering hasta Alaska hace unos 5.000 años, aunque otros estudios sugieren que se asentaron en América hace ya 10.000 años.

canoa Na-Dene

Imagen: Canoa Na-Dene

El ADN de sus huesos no los vincula con la gente moderna del grupo esquimal-aleut, sino con los nativos americanos que hablan la familia lingüística na-dene, como los navajos, dene, tlingit y apaches. Los idiomas na-dene son los más cercanos a los idiomas que se hablan en Siberia, lo que sugiere nuevamente que representan una migración distinta.

1. Primeros americanos: hace 16.000–35.000 años

Casi todas las tribus nativas americanas (sioux, comanches, iroqueses, cherokees, aztecas, mayas, quechuas, yanomani y docenas más) hablan idiomas similares. Eso sugiere que sus idiomas evolucionaron a partir de una lengua ancestral común, hablada por una sola tribu que ingresó a las Américas hace mucho tiempo. La baja diversidad genética de sus descendientes sugiere que esta tribu fundadora era pequeña, tal vez menos de 80 personas.

¿Cómo llegaron ahí? Antes de que terminara la última glaciación hace 11.700 años, había tanta agua encerrada en los glaciares que el nivel del mar descendió. El fondo del Mar de Bering se secó, creando el Puente Terrestre de Bering. Los primeros habitantes de Estados Unidos acababan de caminar desde Rusia hasta Alaska. Pero es controvertido el momento de su migración.

Los arqueólogos alguna vez pensaron que la gente de Clovis, que vivió hace 13.000 años, fueron los primeros pobladores de América. Pero la evidencia sugiere ahora que los humanos llegaron a las Américas mucho antes.

puntas clovis

Imagen: Puntas de flecha clovis

Los hallazgos en Washington, Oregón, Texas, la costa este de los EE. UU. y Florida sugieren que la gente llegó a las Américas mucho antes que la gente de Clovis.

Las huellas en Nuevo México datan de hace 23.000 años. Las herramientas de piedra en una cueva mexicana pueden datar de hace 32.000 años. Un mamut sacrificado de Colorado data de hace 31.000 a 38.000 años. Y rastros de fuego pusieron humanos en Alaska hace 32.000 años.

Algunas de estas fechas podrían ser incorrectas, pero con cada nuevo descubrimiento parece cada vez más improbable que todas estén equivocadas.

Una migración temprana resolvería perfectamente un gran misterio. Hace 13.000 años, un vasto glaciar, la capa de hielo Laurentide, enterró a Canadá en hielo de hasta tres kilómetros de espesor. Si la gente llegó a América del Norte entonces, ¿Cómo cruzaron el hielo? La escarpada costa del sureste de Alaska, llena de glaciares y fiordos, probablemente era intransitable, y los primeros americanos probablemente carecían de barcos. Pero hace 30.000 años, la capa de hielo no se había formado por completo.

Antes de que se extendiera el hielo, la gente podría haber cazado mamuts y caballos al este de Alaska hasta los Territorios del Noroeste, y luego al sur a través de Alberta y Saskatchewan hasta Montana. Sorprendentemente, los humanos pueden haber colonizado las Américas antes que Europa occidental. Sin embargo, eso podría tener sentido. El Ártico de Alaska es duro, pero Europa tenía neandertales potencialmente hostiles.

sitios arqueológicos de las Américas

Imagen: Distribución geográfica de los sitios anteriores a Clovis. Los números proporcionados son "hace años". Nicholas R. Longrich/Google Earth, proporcionado por el autor

El fin del descubrimiento

1492 fue el último descubrimiento de las Américas. Tras los viajes de Colón, Magallanes y Cook, los descendientes dispersos de la diáspora de la humanidad finalmente se reunieron. Aparte de unas pocas tribus no contactadas, todo el mundo era conocido por todos. El descubrimiento era imposible.

Pero todavía se está escribiendo la historia del asentamiento de las Américas y nuestra comprensión está evolucionando. Los esquimales-aleutianos pueden haber sido dos migraciones diferentes, no una. Los genes insinúan la posibilidad de otras poblaciones fundadoras tempranas. Y dada la poca evidencia que dejaron de sus visitas los polinesios y los nórdicos, es concebible que hubo otras migraciones, de las cuales tenemos poca evidencia.

Hay tanto que no sabemos. Ya nadie puede descubrir las Américas, pero queda mucho por descubrir sobre su descubrimiento.

Etiquetas: DescubrimientoAméricas

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: