El imperialismo botánico de los cultivos y las malas hierbas

Primera Flota
Litografía de la Primera Flota entrando en Port Jackson, 26 de enero de 1788, por Edmund Le Bihan

Cómo cambiaron Australia las especies de plantas invasoras de la Primera Flota

Los productos cultivados localmente llenan las tiendas australianas, pero casi todas estas especies fueron importadas, tan nativas como los sapos de caña. Los íconos de la agricultura australiana, como el Gran Plátano y la Gran Piña, muestran con orgullo los cultivos de la región, pero estos son recién llegados al continente.

Los barcos británicos que transportaban plantas y semillas de todo el mundo llegaron a Botany Bay el 20 de enero de 1788. Esta historia se ve eclipsada por los barcos de convictos y los buques de la Royal Navy, pero la carga a bordo también tuvo un duradero impacto. Colonos, convictos e indígenas australianos se vieron afectados cuando nuevas especies transformaron el paisaje.

Los colonos británicos introdujeron plantas tan extranjeras como las personas que las portaban. Algunas de estas plantas, desde el plátano hasta el trigo, eran fuentes de alimento que promovían la autosuficiencia [PDF]. Otros fueron intentos de expandir el Imperio Británico. ¿Se podría explotar el nuevo territorio como plantación tropical?

Imperialismo botánico

En el debate parlamentario sobre los destinos del transporte de convictos, Sir Joseph Banks y James Matra, ambos miembros de la expedición de James Cook de 1770, explotaron el potencial de la nueva colonia como una extensión del imperio.

Matra afirmó que la colonia estaba "acondicionada para la producción" de "caña de azúcar, té, café, seda, algodón, añil y tabaco". Banks afirmó que Botany Bay era un sitio "ventajoso", con suelo fértil y prácticamente sin habitantes.

Dos plantas transportadas por la Primera Flota se destacan como ejemplos de imperialismo botánico: el nopal (Opuntia) y la caña de azúcar. Banks, como jefe de la Royal Society de Londres, seleccionó estas especies como experimentos para competir con rivales comerciales europeos.

Su objetivo era romper el monopolio español en la producción de tintes para telas y expandir el cultivo británico de azúcar fuera de las Indias Occidentales.

El secreto del color escarlata

bosque de nopal en AustraliaImagen derecha: Hombre de pie en un bosque invasor de nopal en Queensland, 1935. Archivos del Estado de Queensland

El nopal se importó porque es el alimento preferido de la cochinilla. La cochinilla seca se trituraba para hacer un vibrante tinte escarlata y que no destiñe para textiles. Descubierta en el Nuevo Mundo por los colonos españoles, la cochinilla reemplazó a la coscoja, otro insecto que proporcionaba tinte rojo desde la antigüedad.

El tinte de cochinilla era diez veces más fuerte que la kermés o los tintes vegetales. Desde las capas de los cardenales hasta las casacas rojas de los oficiales británicos, la cochinilla era un producto para consumidores de élite que significaba poder, riqueza y prestigio.

Nueva España, con sede en México, tenía el monopolio de la cochinilla. Banks quería romper el dominio sobre el tinte escarlata estableciendo la producción en Nueva Gales del Sur. En 1788 se importaron de Brasil plantas infestadas de estos preciados insectos.

El proyecto pronto fracasó cuando murió la cochinilla, pero los cactus sobrevivieron. Los colonos utilizaron cactus como cercas naturales y forraje para animales resistente a la sequía. Sin insectos que se alimentaran de ellas, las plantas se extendieron, sin control, hasta cubrir en la década de 1920 más de 60 millones de acres del este de Australia. El veneno, el aplastamiento y el fuego no lograron detener al cactus.

huevos de polilla del cactusImagen derecha: 2.200.000 huevos de polilla del cactus, recolectados para combatir la invasora nopal en 1928. Biblioteca Estatal de Queensland

En 1926, se introdujo una especie de polilla de Argentina para erradicar las plantas, pero los cactus Opuntia siguen siendo un peligro ambiental. El comercio de plantas, clasificadas como malezas de importancia nacional, está prohibido en la mayoría de los estados.

El primer azúcar cultivado en Australia

La caña de azúcar se importaba de Cape Colony, ahora Sudáfrica. Antes de que se plantara azúcar en Queensland, o incluso en Port Macquarie, en el siglo XIX, el azúcar se cultivaba en una pequeña parcela de jardín en Sydney y como cultivo experimental en la isla Norfolk en 1788.

La Royal Navy apuntó a la isla Norfolk como fuente de lino y madera, pero también sirvió como laboratorio agrícola, testando cultivos tropicales como azúcar y café para Banks.

Philip Gidley King, vicegobernador de la isla Norfolk, informó en su correspondencia con Banks en 1790 que sus cuatro plantones se habían multiplicado en más de 100 plantas. A los pocos años envió muestras de azúcar, ron y melaza a Sydney. En 1798, la caña fue declarada "prolífica" y la isla Norfolk se encontraba en "un estado de cultivo igual al de las Indias Occidentales".

plantación de caña de azúcar

Imagen: La caña de azúcar se cultivó por primera vez en huertos de Sydney. Biblioteca Mitchell, Biblioteca Estatal de Nueva Gales del Sur

Esta comparación favorable con las Indias Occidentales ignora el uso de mano de obra convicta en la producción de azúcar y presagia la llegada del "blackbirding", un eufemismo para el secuestro o coerción de los trabajadores melanesios. El blackbirding se introdujo en los cañaverales de Queensland en 1863 cuando terminó el transporte penal y dejó de estar disponible la mano de obra barata de los presos.

trabajadores de caña de azúcar

Imagen: Trabajadores isleños de los Mares del Sur de pie en un campo de caña de azúcar en Queensland. Biblioteca Estatal de Queensland

Una vez esenciales para la industria azucarera, en 1901 los isleños del Pacífico en Australia eran considerados indeseables y competían injustamente con los trabajadores blancos. Como parte de la Política de Australia Blanca, muchos fueron deportados en virtud de la Ley de trabajadores de las islas del Pacífico de 1901.

Los frutos del imperio

Reconsiderar el impacto de las especies de plantas exóticas en Australia nos da una idea adicional del proceso de colonización.

Trasplantar especies de todo el mundo para crear un nuevo entorno fue una tarea importante en el siglo XVIII y una manifestación del poder y control imperial.

Las conexiones indígenas con el país se vieron interrumpidas cuando los paisajes botánicos invasores desplazaron a las especies nativas. Las raíces de estos primeros proyectos imperiales están profundamente arraigadas en la cultura y la historia de Australia y tienen un perdurable legado.

Este artículo se republica desde The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original en inglés: The botanical imperialism of weeds and crops: how alien plant species on the First Fleet changed Australia

Etiquetas: Planta invasoraNopalAustraliaPrimera Flota

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo