El experimento de nivel de Bedford que refutó el terraplanismo

mapa de la Tierra plana
Un mapa de la "Tierra plana" dibujado por Orlando Ferguson en 1893.

Pero asentó las bases de la estúpida Sociedad de la Tierra Plana

En 1838 el escritor y socialista inglés Samuel Rowbotham se propuso refutar lo que los antiguos griegos y los científicos modernos habían establecido desde hacía mucho tiempo: que la Tierra era redonda.

Terraplanista desde su juventud, Rowbotham vio que el lugar ideal para poner a prueba su estúpida teoría era el río Old Bedford, un canal artificial excavado a principios del siglo XVII para desviar parcialmente las aguas del río Great Ouse en los pantanos de Cambridgeshire. El canal corre perfectamente recto y sin obstáculos a lo largo de una distancia de aproximadamente seis millas (10 km), lo que lo convierte en un lugar ideal para medir directamente la curvatura de la Tierra.

"El agua está casi estacionaria, a menudo completamente, y en toda su longitud no tiene interrupción de esclusas o compuertas de ningún tipo; de modo que, en todos los aspectos, está bien adaptada para determinar si realmente existe alguna o qué cantidad de convexidad", escribió Rowbotham en Zetetic Astronomy.

Rowbotham se adentró en el río y usó un telescopio colocado a 8 pulgadas sobre el agua para observar un barco, con una bandera en su mástil a 3 pies sobre el agua, remando lentamente alejándose de él. Informó que el barco permaneció constantemente a su vista durante las 6 millas completas, mientras que debería haber desaparecido si la superficie del agua hubiera sido curvada.

experimento de la Tierra plana de Rowbotham

Imagen: Una figura del folleto de Rowbotham de 1849 "Zetetic Astronomy".

Armado con esta evidencia experimental y una larga lista de escrituras, Rowbotham intentó imponer a la comunidad de Cambridgeshire la doctrina de que la Tierra era plana. Publicó sus observaciones en 1849 en un folleto titulado Zetetic Astronomy, escrito bajo el seudónimo de "Parallax". Rowbotham argumentó que la Tierra era plana basándose en observaciones cotidianas, como que la Tierra no parece convexa cuando se ve desde un globo y que los faros se ven a distancias imposibles en una esfera.

Más tarde, Rowbotham amplió estas ideas en el libro Earth Not a Globe, proponiendo que la Tierra es un disco plano centrado en el Polo Norte y limitado a lo largo de su borde sur por una pared de hielo, la Antártida. Rowbotham sostuvo además que el Sol y la Luna estaban a sólo 3.000 millas sobre la Tierra y que el "cosmos" estaba a 3.100 millas sobre la Tierra.

mapa de la Tierra plana de RowbothamImagen derecha: El mapa de la Tierra plana de Rowbotham

Las afirmaciones de Rowbotham ganaron poco apoyo hasta que, en 1870, un partidario llamado John Hampden ofreció una apuesta de 500 libras esterlinas a quien pudiera demostrar, repitiendo el experimento de Rowbotham, que la Tierra era plana. El naturalista y topógrafo Alfred Russel Wallace pensó que se trataba de dinero fácil y aceptó la apuesta.

Wallace sabía que los gradientes de densidad en el aire justo encima del agua pueden hacer que la luz se doble hacia el suelo, permitiendo al observador ver objetos más allá del horizonte. Para mostrar la curvatura de la Tierra, Wallace colocó una serie de discos en postes a lo largo del agua. Cuando se ven desde un extremo, los discos hacia el centro del canal parecían ligeramente más altos que el resto de los discos, y el disco en el otro extremo parecía ligeramente más bajo.

Río Old Bedford en WelneyImagen derecha: Río Old Bedford en Welney mirando río arriba desde el puente de la carretera en Welney. Crédito de la foto: Bob Jones/Wikimedia Commons

A pesar de las pruebas disponibles, Hampden se negó rotundamente a reconocer la demostración. Sin embargo, el árbitro, John Henry Walsh, editor de la revista deportiva The Field, ordenó a Hampden que cumpliera con el pago de su apuesta a Wallace. A pesar de cumplir con la apuesta acordada, Hampden se comprometió a destruir a Wallace e inició una implacable campaña de acoso, amenazas y difamación que duró dos décadas.

Al principio, Hampden lo llevó a los tribunales y afirmó que dos personas no estaban calificadas para decidir si el mundo era redondo o plano. Luego, Hampden comenzó a publicar cartas insultantes acusando a Wallace de hacer trampa. Finalmente, comenzó a enviarle amenazas de muerte a Wallace. El tormento sólo cesó con la muerte de Hampden.

Mientras tanto, Rowbotham continuó impulsando sus ideas. Sus conferencias alarmaron a los hombres de ciencia y los ciudadanos preocupados enviaron cartas al Astrónomo Real en busca de refutaciones a sus afirmaciones. Un corresponsal del Leeds Times observó que "una cosa que sí demostró fue que los aficionados científicos no acostumbrados a la defensa de plataformas son incapaces de hacer frente a un hombre, un charlatán por así decirlo (pero inteligente y completamente conocedor de su teoría), completamente consciente de la debilidad de sus oponentes".

Rowbotham murió en 1884, pero sus pestilentes nociones continuaron pudriéndose. En los Estados Unidos, las ideas de Rowbotham fueron adoptadas por la Iglesia Católica Apostólica Cristiana y fueron promovidas ampliamente a través de la estación de radio de la propia iglesia. Su trabajo en Estados Unidos fue continuado por William Carpenter, un impresor originario de Greenwich. Carpenter publicó "Astronomía teórica examinada y expuesta: demostrando que la Tierra no es un globo" en ocho partes de 1864 bajo el nombre "Sentido común". Más tarde emigró a Baltimore, donde en 1885 publicó "Cien pruebas de que la Tierra no es un globo terráqueo", donde escribió tonterías como "Hay ríos que fluyen a lo largo de cientos de millas hacia el nivel del mar sin caer más de unos pocos pies en particular, el Nilo, que, en mil millas, desciende sólo un pie".

En 1893, Lady Elizabeth Blount, escritora de folletos y activista social inglesa, estableció la Sociedad Zetetica Universal, cuyo objetivo era "la propagación del conocimiento relacionado con la Cosmogonía Natural en confirmación de las Sagradas Escrituras, basado en la investigación científica práctica". Sostuvo que la Biblia era la autoridad incuestionable sobre el mundo natural y argumentó que uno no puede ser cristiano y creer que la Tierra es un globo.

En 1904, Lady Blount repitió el infame experimento del nivel Bedford de Rowbotham con resultados similares. Contrató a un fotógrafo con una cámara con teleobjetivo para que le tomara una fotografía a Welney de una gran sábana blanca, que colocó cerca de la superficie del río en la posición original de Rowbotham, a 6 millas de distancia. El fotógrafo, que montó su cámara a 2 pies sobre el agua en Welney, se sorprendió al poder obtener una imagen del objetivo, que creía que debería haber sido invisible para él, dado el bajo punto de montaje de la cámara. Al igual que con Rowbotham, Lady Blount no tuvo en cuenta los efectos de la refracción atmosférica, pero el fotógrafo notó un espejismo que describió como "un vapor acuoso brillante [que parece] flotar de manera desigual en la superficie del canal".

Flat Earth Society

Imagen derecha: Logotipo de la Flat Earth Society

La moderna Sociedad de la Tierra Plana (Flat Earth Society), o Sociedad Internacional de Investigación de la Tierra Plana, como se la conocía originalmente, fue fundada en 1956 por Samuel Shenton. El teórico de la conspiración inglés daba conferencias incansablemente sobre este tema en clubes juveniles, grupos políticos y estudiantiles, y aparecía frecuentemente en la televisión y en los periódicos promocionando sus puntos de vista. Cuando los soviéticos lanzaron el Sputnik en 1957, afirmó que los satélites simplemente giraban en círculos sobre un mundo disco plano: "¿Navegando alrededor de la Isla de Wight probaría que era esférico?", preguntó.

Shenton murió en 1971, pero la sociedad que fundó siguió prosperando y llegó a 3.500 miembros tres décadas después. El nacimiento de Internet y la proliferación de foros de mensajes y redes sociales han sostenido el crecimiento. El número de terraplanistas en la actualidad probablemente sea de millones.

Etiquetas: Tierra planaExperimento

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo