updated 12:54 PM CEST, Oct 1, 2016

Mortífera erupción de volcán del siglo XIII: ¿Misterio resuelto?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cráter del volcán Rinjani - Samalas

Descubren la fuente de la enorme erupción que sintió hace siglos en todo el mundo

La erupción del Samalas podría haber enterrado la capital del antiguo reino de Lombok, Pamatan

Uno de los grandes misterios en la historia de los desastres puede ser pronto resuelto - el caso de la mayor erupción volcánica de los últimos 3.700 años.

Hace casi 800 años, la explosión que se registró, y que luego se perdió, también pudo haber creado una "Pompeya del Oriente". Los investigadores sugieren que podría yacer enterrada y a la espera de su descubrimiento en una isla de Indonesia.

erupción del volcán KrakatoaLa fuente de la erupción que esparció la ceniza de polo a polo ha sido señalada como el volcán Samalas en la isla indonesia de Lombok. El equipo de investigación, dirigido por el geógrafo Franck Lavigne de la Université Paris 1 Panthéon-Sorbonne, ha fechado ahora el evento entre mayo y octubre de 1257. Los hallazgos fueron publicados el lunes 30 de septiembre en Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Algunas personas ha empleado mucho tiempo buscando su origen", dijo Lavigne. Después de que glaciólogos presentaron pruebas de la explosión hace tres décadas, expertos en volcanología habían buscado por todas partes el origen de la erupción, desde el volcán Okataina de Nueva Zelandia a El Chichón en México.

Los investigadores estiman que la erupción no atribuida hasta ahora fue aproximadamente ocho veces más grande que la famosa explosión del Krakatoa (1883) y dos veces tan grande como la del Tambora en 1815. "Hasta ahora pensábamos que Tambora fue la mayor erupción en 3.700 años", dijo Lavigne, pero el estudio revela que el evento de 1257 fue aún mayor.

Misterioso volcán descubierto

Para resolver el misterio, el equipo multidisciplinario combinó pistas conocidas con nuevos resultados de catas de radiocarbono, eyecciones volcánicas químicas, datos estratigráficos y escritos históricos. "Esta erupción fue buscada por muchas disciplinas diferentes, muchos investigadores", dijo Lavigne, "pero el principal problema puede ser que trabajaron individualmente. Creo que este es un punto clave para el trabajo de otras erupciones. Para combinar los hechos tuvimos geólogos, geoquímicos, geógrafos, historiadores, especialistas en catas de radiocarbono y muchos otros, todos investigadores de diferentes especialidades".

El cataclismo levantó al cielo 10 millas cúbicas (40 kilómetros cúbicos) de escombros hasta 27 millas (43 kilómetros) de altura, produciendo consecuencias que se sintieron en todo el mundo. Cerca del volcán en sí, nacieron gruesos depósitos que el equipo localizó en más de 130 lugares para producir un cuadro estratigráfico y sedimentológico de la forma en que se desarrolló la erupción.

volcanes Rinjani-Samalas y Tambora, Indonesia

Los científicos refinaron la fecha de la erupción mediante el muestreo de los troncos y ramas de árboles carbonizados a lo largo de los flancos de los volcanes Samalas y Rinjani. Los datos de radiocarbono fueron consistentes con la fecha de la erupción a mediados de siglo XIII y no encontraron muestras más modernas a 1257. Las fechas de radiocarbono descartan otros posibles candidatos, como El Chichón y Okataina, cuyas erupciones ocurrieron fuera de este marco de tiempo.

cráter volcanes Segara Anak y Rinjani-SamalasUn poco más lejos, se encontraron enterrados sulfato volcánico y tefra en muestras de núcleos de hielo extraídos de Groenlandia y la Antártida. La "huella digital" geoquímica de la erupción fue descubierta hace dos décadas, dijo Lavigne. "Comenzamos con los núcleos de hielo", dijo, "y sabemos por la distribución cerca de ambos polos que la erupción era tropical".

Eso estrechó el campo de búsqueda. El volcán Quilotoa del Ecuador produjo una enorme caldera por una erupción más o menos en el mismo período de tiempo, y otra enorme caldera muy similar en Segara Anak, pero los resultados de las muestras de hielo las descartaron. Estudios de composición geoquímica de los fragmentos de vidrio que se encontraron tanto en la capa de hielo de Groenlandia como de la Antártida tienen mucho menos fósforo que la química de tefra del Quilotoa, pero fósforo muy similar al del vidrio de Samalas.

"Esto demuestra que hay mucho que no sabemos acerca de las erupciones volcánicas, incluso lo que puede parecer a preguntas básicas sobre algunas de estas erupciones muy grandes", dijo el geólogo Ben Andrews del Programa de Vulcanismo Global de la Institución Smithsonian, que mantiene una base de datos pública de la crónica de 10.000 años de erupciones volcánicas. "Este equipo internacional de investigadores ha hecho un enorme trabajo para ayudarnos a entender esto".

Impacto sentido en todo el mundo

flujos piroclasicos del volcán SamalasAunque la erupción fue ecuatorial, su impacto se hizo sentir y notar en todo el mundo. "El clima fue perturbado durante al menos dos años después de la erupción", dijo Lavigne. La evidencia de esto se encuentra en los estudios de los anillos de árboles que revelaron tasas anormales de crecimiento, en los modelos climáticos y en los registros históricos de lugares tan lejanos como Europa".

Crónicas medievales, por ejemplo, describen el verano de 1258 como insoportablemente frío, con malas cosechas y lluvias incesantes que provocaron inundaciones destructivas - un "año sin verano". Sin embargo, el invierno inmediatamente posterior a la erupción fue más cálido en Europa occidental, como era de esperar de erupciones en las zonas tropicales con alto contenido de azufre. El equipo cita registros históricos de Arras (norte de Francia) que hablan de un invierno tan suave "que las heladas apenas se prolongaron durante más de dos días", e incluso en enero 1258 "se pudo observar como estaban en flor las violetas, las fresas y los manzanos".

En los registros de Indonesia se describe una catástrofe de una especie mucho más destructiva e inmediata. Encontrados escritos en hojas de palma, los antiguos textos del Babad Lombok de Java describen una enorme explosión volcánica que formó una caldera en el Monte Samalas, en la isla de Lombok. El texto describe la muerte de miles de personas debido a la caída de ceniza y flujos piroclásticos mortales que destruyeron Pamatan, capital del reino, y las tierras circundantes. Si bien los registros no enumeran una fecha exacta, redujeron considerablemente el campo al afirmar que tuvo lugar antes del final del siglo XIII, haciendo coincidir los registros históricos con la evidencia científica de la erupción.

Andrews señaló que tales descripciones reales de una enorme erupción son extremadamente raras porque tales explosiones ocurren sólo una vez cada 600 años. "Este tipo de crónica sólo se puede escribir si una de ellas pasó lo suficientemente cerca de las personas que estaban escribiendo los registros, pero no tan cerca que la erupción les matase", dijo.

En el caso de Samalas, un remanente físico mucho más tentador que los textos podría esperarse al descubrir la capital del antiguo reino de Lombok, Pamatan, tal vez enterrada por la enorme explosión. "Pamatan podría representar una "Pompeya del Oriente", señalan los autores del estudio, pero es una incógnita en qué condiciones se encuentra.

"Ciertamente es interesante", agregó Andrews. "A veces los efectos del flujo piroclástico pueden ser relativamente suaves, como Pompeya, donde la ceniza mató a todos, pero no destruyó la ciudad. Otras erupciones, como algunas partes de la del Mount St. Helens en 1980, nivelaron áreas del campo, así que a veces estos flujos pueden destruir todo".

Artículo científico: Source of the great A.D. 1257 mystery eruption unveiled, Samalas volcano, Rinjani Volcanic Complex, Indonesia