Loading...
updated 8:58 PM CET, Nov 24, 2017

¿Es realmente peligroso el Triángulo de las Bermudas?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
¿Es realmente peligroso el Triángulo de las Bermudas? - 4.5 out of 5 based on 2 votes

Triángulo de las Bermudas

Múltiples teorías siguen alimentando la imaginación del público

Una extensión vagamente definida del Océano Atlántico triangulada entre Puerto Rico, Florida y las Bermudas ha disfrutado por décadas de una reputación de lugar siniestro - aunque quizás en gran parte no merecida.

Llamada el Triángulo de las Bermudas, esta zona se ha relacionado con una serie de misteriosas desapariciones que datan de 1945, cuando desapareció sin dejar rastro un escuadrón de cinco aviones de la Marina estadounidense en una misión de entrenamiento.

Qué pasó exactamente con esos aviones - y con los barcos y aviones que supuestamente desaparecieron en el Triángulo desde entonces - es un asunto de mucha especulación, con teorías populares que van desde lo sobrenatural a la ciencia ficción.

Sin embargo, los registros mantenidos por la Red de Seguridad de la Aviación y la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG) indican que muchas de estas desapariciones pueden estar relacionadas con la actividad de tormentas en la zona, o con las condiciones inseguras de los propios vehículos.

En el sitio web de la USCG, la respuesta a la frecuente pregunta, "¿Existe realmente el Triángulo de las Bermudas?" se afirma: "En una revisión de muchas pérdidas de aeronaves y buques en la zona en los últimos años, no se ha descubierto nada que indique que las bajas fueron un resultado que no sean causas físicas".

En otras palabras, los procesos oceánicos normales y el simple error humano son los posibles culpables, y el Triángulo de las Bermudas no es más misterioso, sospechoso o peligroso que cualquier otra extensión del océano abierto.

Abajo, en las profundidades

Los mares de la Tierra cubren aproximadamente el 70 por ciento del planeta, llegando a profundidades de unos 12.100 pies (3.700 metros), en promedio, y hasta 36.200 pies (11.000 m) en el punto más profundo, de acuerdo con el Servicio Nacional del Océano de los Estados Unidos.

Los mares contienen aproximadamente 321 millones de millas cúbicas (1.338 kilómetros cúbicos) de agua, por lo que no es de extrañar que los barcos y aviones aparentemente puedan desaparecer en ellos y no dejar ni rastro de su paso.

vuelo 19 desaparecido en el Triángulo de las BermudasEn 1964 un reportero llamado Vincent Gaddis denominó la zona de aproximadamente 500.000 millas cuadradas (1,3 millones de kilómetros cuadrados) cerca de la costa atlántica del sudeste de Estados Unidos "Triángulo de las Bermudas". A Gaddis se le ocurrió el título de una noticia aparecida en la revista de papel Argosy que describía la inexplicable desaparición en 1.945 del Vuelo 19 - cinco aviones de la Marina con 14 miembros de la tripulación a bordo.

Otro avión de la Marina con una tripulación de 13 personas que fue enviado a buscar al vuelo 19 tampoco regresó nunca, según el periodista y veterano de la Marina de EE.UU. Howard L. Rosenberg, quien escribió sobre el Triángulo de las Bermudas en un artículo para el Comando de Historia y Patrimonio Naval (NHHC).

Rosenberg dijo que los pilotos del vuelo 19 probablemente se perdieron y luego se quedaron sin gasolina. Si se estrellaron, los pesados aviones probablemente se habrían roto con el impacto y se hundieron, y el agua habría sido demasiado fría para que la tripulación durase mucho tiempo, incluso si sobrevivieron al accidente.

Y el avión de rescate fue un PBM Mariner, un modelo de aeronave comúnmente conocido como un "tanque de gas volante" porque era muy inflamable. La posibilidad de que los equipos de rescate se encontraran con un accidente de fuego propio es alta, sugirió Rosenberg.

Desde entonces, los rumores sobre el Triángulo han crecido de manera significativa, pero el número de desapariciones en la zona de alto tráfico no es notablemente mayor que en otras partes muy transitadas del océano.

"El área del Triángulo es una de las regiones más transitadas del mundo, y cuanto mayor sea el número de buques o aviones, mayores serán las probabilidades de que algo va a pasarles a algunos", escribió Rosenberg.

Clima tormentoso

tormenta al Este de BermudasLas tormentas tropicales y los huracanes son también comunes en esta región del Atlántico, lo que podría explicar muchas de las desapariciones reportadas que han ocurrido en los últimos años en el Triángulo de las Bermudas, de acuerdo con la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA).

Barcos que navegaron por la zona en el pasado hubieran sido más vulnerables a los cambios bruscos y extremos en el clima que los buques actuales, que tienen acceso a predicciones más precisas, dijeron funcionarios de la NOAA en un comunicado.

Breves y violentas tormentas llamadas tormentas meso-meteorológicas, que pueden surgir en el mar sin previo aviso, también podrían haber jugado un papel importante, interrumpiendo las comunicaciones de las naves y agitando enormes olas, dijo Rosenberg.

La presencia de muchas islas que salpican el mar Caribe crea extensiones de aguas poco profundas, lo que también podría significar un problema para los grandes buques, agregó el comunicado de la NOAA. Y si se produjera un accidente, tiburones y barracudas hacen el trabajo sobre los cuerpos por debajo del agua, mientras que la Corriente del Golfo que fluye rápidamente dispersaría deprisa cualquier evidencia de restos desde el lugar de un accidente o una explosión.

"El océano ha sido siempre un lugar misterioso para los seres humanos, y cuando está implicado el mal tiempo o la mala navegación, puede ser un lugar muy mortal", dijeron funcionarios de la NOAA en un comunicado. "No hay evidencia de que ocurran misteriosas desapariciones con mayor frecuencia en el Triángulo de las Bermudas que en cualquier otra área grande, muy transitada, del océano".

nubes en el Océano Atlantico

¿Tal vez metano?

Aún así, las supersticiones acerca de los "poderes" del triángulo han demostrado ser notablemente resistentes y continúan pesando en la imaginación del público. Algunas supersticiones incluso han echado raíces recientemente, sobre la base de nuevos descubrimientos geológicos.

En marzo de 2015 una investigación detallaba un conjunto de cráteres en el Mar de Barents en la costa de Noruega. Los autores del estudio sugieren que estos cráteres podrían haber sido causados por antiguas explosiones de metano producidas después del final de la última edad de hielo, hace 11.700 años. Estas "explosiones" suceden cuando se calientan las temperaturas del océano dando lugar a que se acumule la presión y el metano pueda ser liberado en hidratos de gas, la sustancia sólida parecida al hielo formada por los gases combinados con agua congelada.

Alguna cobertura de los medios de investigación sugieren un vínculo con el Triángulo de las Bermudas, proponiendo que explosiones repentinas y violentas de metano pueden crear sumideros o formar burbujas de gas que rápidamente deshabilitan y hunden los barcos. Sin embargo, de acuerdo con Carolyn Ruppel, una investigadora en geofísica y jefa del proyecto hidratos de gas del Servicio Geológico de los Estados Unidos, la explicación es muy improbable.

"Sabemos que ver metano procedente del lecho marino es ahora bastante generalizado", dijo Ruppel. Sin embargo, aunque la lenta fuga de metano es común en el océano, no han sido registrados escapes a gran escala como los que pudieron haber tenido lugar cuando la edad de hielo llegaba a su fin, dijo.

Cuando los hidratos de gas se descomponen, añadió Ruppel, no se descomponen de forma explosiva a menos que haya una acumulación de presión extrema - del tipo que puede ocurrir como resultado de un dramático cambio climático - y sólo en partes del océano donde el agua es lo suficientemente profunda que los hidratos de gas se verían afectados por los cambios en la temperatura del agua, tales como el área en el mar de Barents, donde se encontraron los cráteres.

De hecho, la mayor parte del metano que se filtra hoy en el océano es procesado en dióxido de carbono por los microbios mucho antes de que llegue a la superficie. "Así que no se espera ninguna gran catástrofe en los próximos siglos", dijo Ruppel.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar