Loading...
updated 11:30 PM CET, Nov 21, 2017

Isla del Corregidor, Filipinas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

vista  aérea de las ruinas de la isla del Corregidor, Filipinas

Las ruinas de una desierta isla tropical en Filipinas tienen las cicatrices de la Segunda Guerra Mundial

Situada a la entrada de la Bahía de Manila, la "Isla del Corregidor" fue identificada por los españoles como un lugar estratégico de defensa cuando llegaron al siglo XVI. La nombraron "Isla del Corregidor", ya que este era el lugar donde se detenían para su inspección todos los barcos que entraban en Manila. Desde entonces la isla fortaleza ha sido el sitio de muchas batallas, desde la guerra hispanoamericana al período del colonialismo americano.

El hito más antiguo en la isla es el faro de 1853, pero gran parte de esta exuberante isla tropical está dominada por ruinas que reflejan la intensa lucha que tuvo lugar en la Segunda Guerra Mundial. Además de los edificios de defensa y las baterías, hay tiendas, un cine y una piscina, todos de los soldados estacionados aquí hace muchos años.

ruinas de la isla del Corregidor, Filipinas

baterías de artillería en la isla del Corregidor, Filipinas

Durante la invasión japonesa de Filipinas en 1941, Corregidor fue la sede temporal del Gobierno de Filipinas. Las tropas estadounidenses y filipinas lucharon desesperadamente por defender la isla usando túneles excavados en la roca como almacenes para municiones y hospitales, pero sin refuerzos las tropas fueron derrotadas. Corregidor fue entregado a los japoneses en la primavera de 1942.

En 1945 la guerra se volvió contra los japoneses. Tras meses de bombardeos aéreos y navales sobre los túneles de la isla, fue entregada a las fuerzas americanas y filipinas en febrero de ese año.

Incluso en un día soleado, el lugar está lleno de recuerdos de lo que sucedió aquí. Los edificios y las fortificaciones han quedado intactos, dando la impresión de que la lucha terminó ayer si no fuera por la vegetación que ha crecido en las décadas desde su abandono. Guías turísticos en la isla informan que todavía están encontrando detritus de las batallas de la Segunda Guerra Mundial. Ocasionalmente se encuentran con objetos en el matorral de la jungla que se remontan a incluso antes, cuando familias filipinas y estadounidenses estaban estacionadas en la isla a principios del siglo XX.

Los túneles expansivos bajo tierra son sin duda la parte más funesta de la isla. Estos oscuros corredores son presuntamente recorridos por soldados japoneses que se suicidaron antes de la derrota, pero ya sea que se crea o no esa leyenda, los túneles son inquietantes por la gran cantidad de violencia que ocurrió allí.

La isla es ahora designado como monumento nacional de guerra. Las ruinas se han mantenido en memoria de los soldados americanos, filipinos y japoneses que lucharon y murieron aquí.

puerto de la isla del Corregidor

un refugio en la isla del Corregidor

ruinas en la isla del Corregidor, Filipinas

túneles Malinta en la isla del Corregidor

vista general de la isla del Corregidor, Filipinas

Conoce antes de ir

Como se trata de un monumento nacional designado el acceso a Corregidor es sólo por visita guiada. Los viajes se pueden arreglar a través de los cruceros del sol (Sun Cruises) que salen del muelle situado al lado de la plaza del puerto adyacente al club de yates de Manila. Las salidas para la isla del Corregidor son dos veces al día durante la semana y tres veces los fines de semana. Los guías están bien informados y muy amables, muchos son ex-militares. También hay un pequeño hotel en la isla por lo que también es posible pasar la noche y disfrutar de los paseos por la isla después de la oscuridad.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar