updated 12:43 AM CEST, Aug 15, 2018

La historia del "Fuerte de la peste" de Rusia, donde los científicos lucharon contra la muerte (y la perdieron)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La historia del "Fuerte de la peste" de Rusia, donde los científicos lucharon contra la muerte (y la perdieron) - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Fort Alexander

Fort Alexander fue un centro de investigación durante los primeros años del siglo XX

Con agua lamiendo sus muros de piedra curvados y gastados, y la vegetación que se extiende sobre su techo, Fort Alexander parece el tipo de lugar con una historia espeluznante.

Y la tiene.

Esta fortaleza en forma de frijol, unida al agua, construida en una isla artificial cerca de San Petersburgo, Rusia, fue una vez el sitio de un laboratorio de investigación centrado en el estudio de la peste. Dos miembros del personal fueron infectados accidentalmente con la plaga y murieron. El lugar a menudo se llama ahora "el Fuerte de la Peste" por el dudoso honor de esta historia.

El fuerte ahora está vacío, pero ocasionalmente hace incursiones en el ojo público. Recientemente fue tema de un hilo de Reddit en un foro dedicado a fotografías de edificios abandonados. En 2016 circularon por Internet imágenes de drones de la fortaleza.

El fuerte fue construido durante un período de siete años sobre una plataforma de arena, hormigón y granito que se encontraba en el suelo del Golfo de Finlandia, según Atlas Obscura. Fue construido para proteger el golfo estratégicamente importante, aunque nunca vio una batalla real.

Plague Fort, St. Petersburg [900x700] from AbandonedPorn

 

Un lugar para la peste

La verdadera pelea dentro de las murallas de Fort Alexander fue contra la peste. Yersinia pestis, la bacteria que causa la peste, fue descubierta en 1894. En pocos años, Rusia estableció un laboratorio de peste en Fort Alexander para estudiar el patógeno causante de la Peste Negra y desarrollar una vacuna.

Un ensayo escrito en 1907 describe a los animales de laboratorio inoculados con la peste para extraer su suero sanguíneo y desarrollar tratamientos preventivos contra la ella: conejos, conejillos de indias, monos, incluso caballos. En 1904, el médico jefe, Turchinovich-Vyzhnyevich VI, contrajo la peste y murió, según el ensayo. En 1907, otro doctor, Emanuel F. Schreiber, enfermó. Estuvo enfermo durante tres días y se le diagnosticó con la forma neumática o respiratoria de la peste. (Según la Organización Mundial de la Salud, la peste neumática es casi siempre mortal a menos que se trate con medicamentos modernos dentro de las 24 horas posteriores a la aparición de los síntomas). Schreiber fue incinerado en el lugar para que sus restos no propagaran las bacterias mortales.

Como se relata en el ensayo de 1907, otro médico, Lev Vladimirovich Podlevsky, contrajo la peste pocos días después de la muerte de Schreiber. Pero Podlevsky tuvo suerte (relativamente). Contrajo la forma bubónica de la peste, llamada así debido a los distintivos bultos, o bubones, que aparecen en los ganglios linfáticos durante una infección. Hoy, la peste bubónica mata entre el 30 y el 60 por ciento de sus víctimas cuando no se trata, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Podlevsky fue tratado con un suero de peste experimental desarrollado por el laboratorio. Finalmente se recuperó.

Belleza abandonada

El aislado laboratorio fue luego utilizado para estudiar otras enfermedades infecciosas, como el cólera y el tétanos, según Atlas Obscura. El laboratorio cerró en 1917, y la armada rusa usó el fuerte como una instalación de almacenamiento hasta que fue abandonado en la década de 1980. Según Atlas Obscura, se convirtió en un lugar popular para los raves ilegales y no permitidos.

Sin embargo, el viajero curioso ya no tiene que transgredir para llegar a este puesto avanzado abandonado. Hoy hay disponibles tours en bote para llevar a los turistas al fuerte.

 

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar