¿Detonó una enorme tormenta solar minas submarinas durante la guerra de Vietnam?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

explosión de una mina submarina

En 1972 docenas de dispositivos submarinos parecieron explotar sin causa

El 4 de agosto de 1972 docenas de minas parecieron explotar espontáneamente en las aguas de Hon La, Vietnam. Las armas se habían colocado allí como parte de la Operación Dinero de bolsillo (Pocket Money), un plan de los Estados Unidos para bloquear el comercio marítimo de Vietnam del Norte durante la Guerra de Vietnam, y se suponía que debían detonar en presencia de barcos. Pero en ese día de verano de 1972, las tropas estadounidenses que volaban por encima no vieron ninguna embarcación que pudiera haber provocado el estallido de las minas.

Como informa Becky Ferreira para Motherboard, un nuevo estudio aceptado en la revista Space Weather ha presentado una posible solución a este misterioso evento de la guerra. Según los investigadores, las minas fueron probablemente afectadas por una poderosa tormenta solar, que activó los sensores magnéticos de las minas y provocó las inesperadas explosiones.

La nueva investigación se basa en parte en documentos desclasificados de la Armada, "enterrados durante mucho tiempo en los archivos de la Guerra de Vietnam", según los autores del estudio. Los oficiales de la Armada iniciaron inmediatamente una investigación sobre las inexplicables detonaciones, y pronto sospecharon que la actividad solar era la culpable.

Como lo explica Brett Carter en The Conversation, muchas de las minas que parecían explotar aleatoriamente eran "minas marinas de influencia magnética", que están diseñadas para detectar cambios en el campo magnético causados por barcos que pasan.

minas submarinas

En la década de 1970 era bien sabido que la actividad solar podía interrumpir el campo magnético aquí en la Tierra, pero los oficiales de la Marina querían confirmar que la actividad solar también podía hacer estallar minas profundamente sumergidas. Consultaron con expertos en el Laboratorio de Medio Ambiente Espacial de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA), y concluyeron con un "alto grado de probabilidad" que las minas habían sido activadas por una intensa tormenta solar.

El nuevo estudio, dirigido por Delores Knipp de la Universidad de Colorado, afirma esta evaluación. En los días previos a las explosiones, explican los investigadores, una región de manchas solares conocida como MR 11976 arrojó "una serie de brillantes destellos con un aumento de partículas energéticas y eyecciones dirigidas a la Tierra".

eyección de masa coronalUna "eyección de masa coronal", o una gran expulsión de plasma y campo magnético del Sol, llegó a la Tierra en solo 14,6 horas; por lo general, según George Dvorsky de Gizmodo, tal evento tomaría uno o dos días en golpear el campo geomagnético de la Tierra. Los investigadores atribuyen esta velocidad a dos impulsos anteriores, que "despejaron el camino interplanetario" para una eyección ultrarrápida.

Vietnam del Norte no fue la única región afectada por esta tormenta solar. Los científicos en varios lugares, incluyendo Filipinas, Brasil y Japón, también notaron perturbaciones magnéticas en la atmósfera. El 4 y 5 de agosto de 1972, las compañías eléctricas estadounidenses y canadienses informaron de interrupciones en el suministro eléctrico que iban desde menores hasta graves, y hubo cortes de teléfono y telégrafo en un cable que conectaba Illinois y Iowa.

Los investigadores dicen que el evento de 1972 fue probablemente "clase Carrington", en referencia a una gran tormenta solar que tuvo lugar en 1859. Durante el Evento Carrington, que lleva el nombre de Richard Carrington, el astrónomo británico que se dio cuenta por primera vez de que la actividad solar podría causar trastornos geomagnéticos en la Tierra, "las luces del norte se registraron tan al sur como Cuba y Honolulu, mientras que las luces del sur se vieron tan al norte como Santiago de Chile", escribe Richard A. Lovett de National Geographic. En los Estados Unidos, surgieron chispas de los equipos de telégrafos, a veces provocando incendios.

Si tal evento ocurriera hoy, cuando nuestras vidas estén tan vinculadas a la tecnología, los resultados podrían ser catastróficos, causando pérdidas masivas de energía e interrupciones en el GPS y las comunicaciones por satélite. Por lo tanto, el uso de modelos modernos para comprender mejor las tormentas solares, como la de 1972, podría ayudarnos a preparar eventos similares en el futuro.

"En nuestra opinión", concluyen los autores del estudio, "esta tormenta merece una revisión científica como un gran desafío para la comunidad del clima espacial".

Artículo científico: On the Little‐Known Consequences of the 4 August 1972 Ultra‐Fast Coronal Mass Ejecta: Facts, Commentary, and Call to Action

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar