Arena de playas de Hiroshima contiene vidrios de la bomba atómica

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

playa de Itsukushima Shrine, cerca de Hiroshima

Pequeñas esferas inusuales se forjaron cuando la ciudad japonesa sufrió la peor parte de la explosión nuclear

Un 2,5% de la arena en las playas cercanas a Hiroshima pueden, de hecho, ser escombros de la bomba atómica de la Segunda Guerra Mundial que devastó la ciudad japonesa.

Investigadores de EE. UU. han realizado un estudio detallado de numerosas pequeñas esferas vítreas que se encuentran en áreas costeras cercanas y concluyeron que solo puede haber una explicación posible para su origen.

Los detalles de su búsqueda y hallazgos se publican en la revista Anthropocene.

Todo comenzó simplemente en 2015. Mario Wannier, un geólogo retirado, estaba clasificando muestras de arena recolectadas por un colega para ver si podían ayudarlo a evaluar la salud de los ecosistemas marinos locales y regionales en la península de Moto Ujina, en el extremo sur del puerto de Hiroshima, cuando notó "estas extrañas partículas" de hasta un milímetro de ancho.

área explosión en Hiroshima

Algunas parecían estar fusionadas, mientras que otras tenían "características similares a la cola" y, mientras que algunas se parecían a las asociadas con impactos de meteoritos, otras eran mucho menos familiares.

Entre ellas se encontraban partículas con una composición similar al caucho o con una variedad de materiales recubiertos en una capa o capas múltiples de vidrio o sílice.

Intrigado, Wannier visitó el área él mismo para recolectar más muestras y descubrió que cada kilogramo de arena contenía entre 12.6 y 23.3 gramos de esferoides. De modo que representaron entre el 0,6 y el 2,5% de todos los granos examinados.

detonación de la bomba atómica sobre HiroshimaEstas concentraciones consistentemente altas en las playas de seis a 12 kilómetros de la ciudad de Hiroshima despertaron sus sospechas de que estaban relacionadas con la explosión de la bomba atómica el 6 de agosto de 1945 que destruyó o dañó el 90% de las estructuras en la ciudad y mató al menos a 145.000 personas.

"Este fue, de lejos, el peor evento hecho por el hombre", dice. "En la sorpresa de encontrar estas partículas, la gran pregunta para mí era "tienes una ciudad, y un minuto después no tienes ninguna ciudad".

"Estaba la cuestión de '¿dónde está la ciudad, dónde está el material?' Es un tesoro haber descubierto estas partículas. Es una historia increíble".

Para obtener más información, Wannier llamó a Rudy Wenk, profesor de mineralogía de la Universidad de California en Berkeley, quien primero estudió las muestras con un microscopio electrónico.

Observó una amplia variedad en su composición química, incluyendo concentraciones de aluminio, silicio y calcio; glóbulos microscópicos de hierro rico en cromo; y ramificación microscópica de estructuras cristalinas. Algunas estaban compuestas principalmente de carbono y oxígeno.

"Algunas de ellas se parecen a lo que tenemos de los impactos de meteoritos, pero la composición es bastante diferente", dice Wenk. "Había formas bastante poco usuales. Había algo de hierro y acero puro. Algunas tenían la composición de los materiales de construcción".

La siguiente etapa fue tomar muestras seleccionadas para el Laboratorio de Fuente de Luz Avanzada (ALS) de Berkeley.

Los experimentos y los análisis relacionados determinaron que las partículas se habían formado en condiciones extremas, con temperaturas que excedían los 1.800 grados centígrados, como lo demuestra el ensamblaje de cristales de anortita y mullita que identificaron los investigadores.

El científico del personal de ALS, Nobu Tamura, señala que la microestructura única de las partículas estudiadas y el gran volumen de residuos de fusión presentes también proporcionan una fuerte evidencia de cómo se formaron.

"La hipótesis de la explosión atómica es la única explicación lógica de su origen", dice.

esferas atómicas aparecidas en Hiroshima

Muchas de las partículas en forma de esfera y otros pedazos probablemente se formaron por una alta elevación alrededor de la bola de fuego ascendente de la explosión. Los materiales barridos desde el suelo burbujearon y se mezclaron en este ambiente turbulento antes de enfriarse y condensarse y luego llover.

Wannier explica los procesos que probablemente formaron los materiales en una nube atómica: "El material del suelo se volatiliza y se mueve a la nube, donde la alta temperatura cambia la condición física", dice. "Hay muchas interacciones entre las partículas. Hay muchas esferas pequeñas que chocan, y se produce esta aglomeración".

destrucción en Hiroshima por la bomba nuclearLos investigadores también encontraron que la composición de las partículas de escombros se corresponde estrechamente con los materiales que eran comunes en Hiroshima en el momento del bombardeo, como el hormigón, el mármol, el acero inoxidable y el caucho.

Otros estudios han analizado escombros fundidos del sitio de pruebas de Trinity en Nuevo México, donde se desencadenó la primera explosión nuclear, y de sitios de pruebas nucleares subterráneas en Nevada. Pero esas muestras tienen una composición claramente diferente que está asociada con su entorno geológico local.

Los restos de Trinity se denominan trinitita, y los investigadores del último estudio han bautizado las partículas fundidas que estudiaron como Hiroshimaita para resaltar sus características distintas y su posible origen por el bombardeo de Hiroshima.

"Las partículas de Hiroshimaita son mucho más complejas y diversas que las trinititas", dice Tamura, debido a su probable génesis en el centro urbano de Hiroshima.

Wannier espera explorar si los escombros derretidos exhiben similitudes con los materiales asociados con las erupciones volcánicas, y sugiere que alguien pueda mirar alrededor de Nagasaki, la otra ciudad japonesa destruida por las únicas dos bombas atómicas que cayeron durante la guerra.

Artículo científico: Fallout melt debris and aerodynamically-shaped glasses in beach sands of Hiroshima Bay, Japan

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar